Visión ética y política

Este blog no es políticamente neutral. Desde mi punto de vista, la objetividad no implica necesariamente la neutralidad, especialmente en el caso de la política. En la medida de lo posible, se trata de fundamentar las posiciones políticas en la evidencia científica, económica e histórica.

Propuesta filosófica y ética

El blog respalda los valores de la Ilustración, de actuar según la razón y las ciencias. Por lo tanto, toda política pública debe estar racionalmente fundamentada y científicamente respaldada.

Abrazamos la filosofía ética del Proyecto de Ética Mundial que contempla el establecimiento de una infraestructura jurisprudencial internacional con base en unos valores compartidos (consenso básico minimal) y la disposición de crear un sistema de solidaridad que sea lo más inteligente y eficiente posible para el bienestar humano y de la vida planetaria en general. Desde esta perspectiva, el capital y la tecnología son solo medios para el fin último que es el bienestar humano y la conservación de la vida terrestre. Esto es contrario a la perspectiva corporativa que contempla a los seres humanos como medios para maximizar ganancias como fin último.

El respeto a la autonomía humana implica el respeto a la libertad individual y colectiva de la humanidad. Por ende, se aspira a una sociedad abierta. Esto significa a un mundo en el que los gobiernos establezcan un estado de derechos donde se permita la apertura y la transparencia gubernamental acompañadas por la libre expresión que permita el diálogo y el debate filosófico, político y científico.

Finalmente, se adopta la posición escéptica científica o escéptica racional como la manera de investigar e inquirir en torno a la realidad natural y social. Todo reclamo hecho por varios sectores sociales debe estar sujeto a la evidencia debidamente obtenida y cualificada racional y científicamente. No importa si el alegato es religioso, político (izquierda, centro o derecha), económico, grupos interesados o de la misma comunidad científica, todo debe ser examinado críticamente. Por ende, adoptamos el racionalismo crítico como la postura filosófica y epistemológica característica del escepticismo racional o científico.

Hay propuestas con diferentes grados de cientificidad y hay unas ciencias más exactas que otras. Sin embargo, hay propuestas que no pueden ser puestas a prueba o examinadas científicamente. Estas deberían ser catalogadas de especulativas. Toda propuesta especulativa que pretenda ser ciencia (conocimiento certero) sería, por definición, seudocientífica.
.

Propuestas políticas y sociales

Proponemos el progresismo como el marco político del blog. Aunque personalmente no me considero de “izquierda”, por ciertas expectativas sociales de los que adoptan esa etiqueta. Sin embargo, sí comparto como social demócrata las siguientes aspiraciones progresistas:

  • Secularismo: Afirmo la necesidad de la completa separación de Iglesia y estado para garantizar la libertad de expresión de aquellos que deseen creer en la religión que quieran y de los que no aspiren a practicar religión alguna.
    .
  • Derechos laborales: Hace falta la sindicación de empleados públicos y privados, el derecho a la negociación colectiva y a un salario justo.
    .
  • Estado de derechos: Como demócrata, es fundamental la conservación de derechos fundados en principios éticos de valoración de la autonomía y libertades de cada persona siempre que se tenga en cuenta el principio del no daño (se debe respetar y valorar la libertad de todo individuo siempre y cuando no cause daño indebido a los demás).
    .
  • Educación disponible para todos, incluyendo escuela vocacionales (si así se desea) o estudios universitarios. Se aspira a una educación universitaria gratuita como ocurre en los países industrializados de América, Europa y Asia.
    .
  • Feminismo: La postura feminista que adopto es aquella que es mejor comprendida por la biología y las neurociencias, combinadas con el reconocimiento de las mujeres como sujetos morales merecedoras de respeto integral: cuerpo, mente, espiritualidad y entorno social.
    .
  • Derechos relacionados con la sexualidad y el género: Reconocimiento del derecho de toda persona autónoma de decidir la forma de vida que desee de acuerdo a su orientación sexual siempre y cuando se tenga en cuenta el principio del no daño.
    .
  • Estado benefactor: Reconocimiento de que la naturaliza amoral e imperfecta del libre mercado requiere un estado regulador y de redistribución de riquezas que minimice el impacto de las externalidades negativas. Este es un factor necesario como parte del principio de solidaridad.
    .
  • La mayor reducción posible de la disparidad entre ricos y pobres. Todas las investigaciones económicas en torno a este tema muestran como falsa la teoría del goteo (trickle down theory), tesis que afirma que la riqueza acumulada por los ricos “gotea” hacia los grupos de menor ingreso. De hecho, hay generalmente una relación inversa entre la distancia entre ricos y pobres y el grado de prosperidad de un país. Al contrario, si algo “gotea” es la tendencia al gasto, es decir, mientras más gastan los adinerados, más lo hacen también los de menos dinero aunque no tengan mayores ingresos (véase al respecto el libro de Robert H. Frank, Falling Behind: How Rising Inequality Harms the Middle Class).
    .
  • Ecologismo: Bien entendido, el ecologismo consiste de aquellas actividades de solidaridad extendida (concepto al que le debo al Prof. Carlos Rubén Tirado Negrón) que beneficien a los seres humanos, a los animales no humanos y la conservación del medio ambiente en general.
    .
  • La aspiración a un ingreso básico para toda persona, trabaje o no en el ámbito del mercado, como un derecho humano (véase el libro de Mark Walker, Free Money for All; véase esta charla, esta y esta).
    .
  • Seguro universal de salud o equivalente: Esto puede ser una medicina totalmente socializada como en Gran Bretaña, pero puede ser también un sistema mixto entre servicios públicos y privados –como existe en Canadá, Francia, Alemania, AustraliaSuiza o Singapur  (este último gasta el 4% de su PDB)– o puede ser basado en el sector privado, pero por sistema de transferencia de ingresos en forma de vales.  Sin embargo, los sistemas actuales de salud Estados Unidos y el de Puerto Rico plenamente sujeto al interés del capital privado son inaceptables.
    .

Teniendo todos estos elementos en cuenta, promovemos el tecnoprogresismo.  Todos estos adelantos progresistas que caracterizan la modernidad son posibles gracias a las ciencias y la tecnología. No hubiera habido ninguno de estos avances en derechos, secularismo, ecología, paz internacional, entre otros sin los avances tecnológicos y científicos. Esto está históricamente demostrado. En este sentido, los tecnoprogresistas suscriben la Declaración tecnoprogresista del 2014.

También promovemos el ecomodernismo. Se reconoce que hemos entrado en la Era del Antropoceno y, como seres morales y éticos, tenemos el deber de minimizar lo más posible nuestro impacto sobre la naturaleza mediante el uso de la tecnología y de técnicas solidarias que dejen la menor huella posible en nuestro planeta Tierra. Para ello, nos enfocamos en maneras en que el ser humano se desacople de su explotación de la naturaleza: técnicas agrícolas que aumenten rendimiento lo mejor posible en áreas cada vez más pequeñas de terreno con el menor uso posible de fertilizantes y agua; debemos tener como mecanismos para ello la ingeniería genética, la urbanización, el uso de plantas nucleares y de fuentes renovables de energía, entre otros. Los ecomodernistas suscriben el documento conocido como el Manifiesto ecomodernista.