Presbiterianos rechazan P. de la C. 1018, mientras que legislatura quiere ir por encima de veto

Banner_Carta_Presbiteriana

Mientras todavía se debatía el proyecto de ley P. de la C. 1018, algunas iglesias y religiosos se unieron contra esta pretensión del mal llamado proyecto de “libertad religiosa”. Ya hemos visto declaraciones de Unitarios Universalistas de Puerto Rico y del teólogo Luis Rivera Pagán.  Lo que no se ha divulgado mucho por los noticieros es que se unió al coro el Presbiterio de San Juan de la Iglesia Presbiteriana de Estados Unidos que declaró lo siguiente en su cuenta de Facebook:

Posición del Presbiterio de San Juan de la Iglesia Presbiteriana de los Estados Unidos de América sobre el Proyecto de la Cámara 1018

Históricamente la Iglesia Presbiteriana tanto en Estados Unidos como en Puerto Rico ha manifestado su defensa y afirmación de los estatutos establecidos por ambas Constituciones.

Esto queda en evidencia cuando en el Siglo 18 el Rev. John Witherspoon firmó los artículos de la Confederación y ratificó la Constitución de los Estados Unidos. De igual manera sucedió con nuestra Constitución cuando a raíz de la petición #77 del Diario de Sesiones de la Convención Constituyente de Puerto Rico, miembros distinguidos de nuestra denominación en la isla, solicitaron que en dicha Constitución se garantizara la separación de Iglesia y Estado.

A tales efectos nosotros el Presbiterio de San Juan de la Iglesia Presbiteriana de los Estados Unidos de América en Asamblea Ordinaria #171 llevada a cabo en la Iglesia Presbiteriana en Villa Carolina, el sábado, 3 de febrero de 2018, expresamos nuestra oposición unánime a dicho Proyecto por las siguientes razones:

  1. Este Proyecto de Ley motiva a ir en contra de la enseñanza bíblica de no hacer acepción de personas (Hechos 10:34).
  2. Este Proyecto expresamente fomenta el discrimen contra otra persona y lacera su dignidad dejando a un lado el Mandamiento fundamental de la Fe Cristiana, el amor hacia los demás (Juan 13:34-35).

Por lo cual solicitamos al Sr. Gobernador a que vete inmediatamente este Proyecto.

Nuestro Presbiterio mantendrá en oración tanto al Sr. Gobernador, como a nuestros legisladores y a cada servidor público. De igual forma enfatizamos que nos mantendremos en oración por quienes piensan distinto a nosotros sobre los principios básicos de la Fe Cristiana que nos mueven a la justicia, a la misericordia y sobre todo al amor.

El veto del gobernador y el reto de la legislatura

El gobernador de Puerto Rico vetó expresamente el proyecto de ley con sus objeciones y además arguía que bajo su administración se aprobaron los proyectos de ley que establecían “Iglesias-Escuela” y la protección de las creencias religiosas de los individuos en áreas laborales. También afirmaba categóricamente no ser rehén de nadie, ni tan siquiera del sector religioso.

El veto recibió el rechazo de organizaciones como Puerto Rico por la Familia, que acusaba al gobernador o a sus asesores de ser ineptos. La pastora Wanda Rolón se sintió decepcionada por la decisión del gobernador y revelaba cómo a través de los años ella siempre se sintió “perseguida”, especialmente tras el veto del gobernador (¿?). Estas alegaciones se deben a la cantidad de críticas y burlas por parte de opositores a su ministerio.

Nota a Wanda Rolón:  En ánimo de consuelo y de brindarle alegría de nuevo a su corazón, le queremos notificar dos cosas bien importantes. En primer lugar, la inmensa mayoría de los relatos de persecución de los cristianos en la antigüedad son falsos, tal como se ha visto exhaustivamente en los trabajos de expertos en torno al martirologio cristiano. Le recomendamos que lea el libro de Candida Moss, The Myth of Persecution, para que no siga acongojada en torno a cómo se solían perseguir a los cristianos primitivos. La segunda noticia que le calmaría su alma es que gracias a la separación de iglesia y estado, usted es libre de practicar lo que quiera. Le aseguramos que contrario a otros países que  persiguen sistemáticamente a los cristianos (en varios lugares de África y Asia), la separación de iglesia y estado garantiza que el estado no la va a perseguir por su ministerio.  Eso no excluye que hayan dos o tres loquitos que le envíen amenazas de muerte, pero para eso está la policía. La última vez que verifiqué, usted ha estado practicando su religión por años tanto como cantante como predicadora sin impedimento alguno del estado. No hay nada del veto del gobernador que constituya persecución para usted. Al contrario, garantiza que el estado atenderá sus derechos sin discriminación alguna por algún servidor público que esté en contra de su ministerio.

A pesar de nuestro intento de consuelo al alma atormentada de la pastora, otras personas se han expresado con desdén a sus aserciones, tales como la no creyente excandidata a la gobernación Alexandra Lúgaro.

Mientras todo esto ocurre, todo se mezcla con la política partidista que divide al país. En estos días se ha acentuado un forcejeo político entre el gobernador Ricardo Rosselló y el Presidente del Senado Rivera Schatz. Ante el vacío político que representa el ejecutivo por su inviabilidad política para las próximas elecciones, desde ahora Rivera Schatz quiere reafirmar su liderato en el Partido Nuevo Progresista. A esto se añade el fervor religioso de unos cuantos en la Cámara de Representantes quienes desean que pase este proyecto de ley.

El P. de la C. 1018 se enreda en todos estos factores y parece que va a haber un nuevo intento de pasar por encima del veto del gobernador. Esto no podría ser así si se mantienen en contra o abstenidos de la legislación los cuatro senadores del PNP: Zoé Laboy, Miguel Romero, Larry Seilhamer y Axel Roque Gracia. Esto significa que habrá un intenso cabildeo por parte de ciertos sectores religiosos en el Senado. Veremos qué ocurre en los próximos días.

Advertisements

Teólogo puertorriqueño denuncia el P. de la C 1018

Luis Rivera Pagán

Luis Rivera Pagán dando una conferencia e Vitória, Brasil el 25 de agosto de 2017. Foto cortesía suya, CC-BY-SA 4.0.

Aunque en este blog sostenemos una perspectiva naturalista, sí apreciamos y valoramos aquellas intervenciones de religiosos que son para beneficio social.

El Dr. Luis Rivera Pagán es teólogo reconocido internacionalmente y aliado de los pobres y marginados del mundo. Cuando se enteró de la aprobación de la versión enmendada del P. de la C. 1018, no tardó en denunciarlo en su cuenta de Facebook.

Humanistas puertorriqueños se expresan sobre el proyecto de “libertad religiosa”

Humanistas Seculares de Puerto RicoEn su página cibernética de Facebook, la organización Humanistas Seculares de Puerto Rico publicaron hoy un comunicado en torno al mal llamado proyecto de “libertad religiosa” (P de la C 1018, aquí tienen la versión enmendada en junio) que fue aprobado en la Cámara de Representantes y en el Senado de Puerto Rico y que ahora se encuentra ante el gobernador de Puerto Rico. Por el momento, parece que el gobernador se niega a firmarlo.

El texto del comunicado de HUSE dice así:

COMUNICADO DE PRENSA

Para difusión inmediata.

San Juan-15 de diciembre de 2017.

La organización Humanistas Seculares de Puerto Rico condena la aprobación de la mal llamada “Ley para la Protección de la Libertad Religiosa de Puerto Rico” por el Senado de Puerto Rico y exhorta al gobernador Ricardo Rosselló que no firme y vete esta nefasta ley, que no solo afectaría a las comunidades LGBTTIQ, sino a toda la ciudadanía. Aunque el artículo 8 de la ley establece que el Estado no puede negarle o dejar de proveer servicios a las personas, en los artículos anteriores crea un mecanismo para las personas, en el sector público o privado, que alegan que se les ha violentado su libertad religiosa, de usar ese mismo argumento como defensa en demandas o como demandados en cualquier procedimiento legal o administrativo. O sea, que si un empleado del gobierno o empresa privada se niega a prestar un servicio a una persona, y se le disciplina por ello, una defensa sería alegar que la prestación de ese servicio violentaría su libertad religiosa, y esa misma violación a su libertad religiosa le daría causa para demandar a quien lo disciplinó por negarse a prestar el servicio. Esto cancelaría el mandato del artículo 8, cuando le permite a los empleados discriminar por razones religiosas. “Lo más alarmante de esto” -aclaró la Lcda. Mariana Nogales, Directora del Comité Legal de la organización- “es que según la misma ley, cualquier opinión religiosa se puede usar como defensa, sin importar que esta sea o no obligatoria o medular a un sistema de creencias religiosas. O sea, cualquier opinión se podría justificar para discriminar, si se alega que es una creencia religiosa.” Nuestra Constitución, en su Art. 3, Sección II dice claramente que habrá libertad de culto, lo cual nos informa que el estado no puede evaluar ni pasar juicio sobre las creencias religiosas de las personas, ni decidir que es una creencia religiosa.

Para añadir confusión a la ley, ésta nos informa, de forma críptica y misteriosa, que “El uso, conversion o construcción de bienes inmuebles con fines religiosos se considerarán como un “ejercicio religioso” de la persona o entidad que utilice O TENGA LA INTENCIÓN DE UTILIZAR la propiedad para ese fin.” (Enfasis nuestro.) El único propósito que le vemos a esa inclusión en la ley es la de eliminar la obligación de pagar impuestos o tener que cumplir con la normas y reglamentos habituales para los demás ciudadanos por unas propiedades que no son los lugares de culto oficial, pero son o serán en el futuro. Esto incluiría negocios de iglesias o de pastores. El artículo 2 de la ley dice que pretenden establecer “contornos razonables a los diversos intereses, en sus derechos encarnados en la libertad religiosa de los ciudadanos en su común quehacer y actividades diarias de perfil comercial, empresarial y de negocios.” Esto sería un cambio alarmante al estado de derecho de nuestra isla ya que, “La ley parece darle carta blanca a los que alegan libertad religiosa, de ignorar leyes de zonificación, evadir impuestos de la propiedad, o de operar negocios comerciales con unas ventajas y privilegios que el resto de los ciudadanos no tienen”, expresó Antonio Torres, portavoz de la organización.

En fin, ademas de que las poblaciones religiosas en Puerto Rico no sufren de cargas o discrímenes por sus creencias, estos sí tienen la misma libertad religiosa, obligaciones y deberes que el resto de los ciudadanos, por mandato constitucional. Este proyecto fue prometido y acordado indebidamente por el candidato y ahora gobernador Rosselló con grupos fundamentalistas y extremistas del sector cristiano, en detrimento de todos los demás creyentes y no creyentes en la isla, como forma de pago por darle el voto. “A pesar de las constantes amenazas que recibe, nuestro gobernador ha dicho que no firmará esta ley, y lo felicitamos por no ceder ante presiones de grupos religiosos con aspiraciones de poder político. Su deber es gobernar para todos los ciudadanos. Tenemos gran diversidad de creencias religiosas y de personas que no creen en ninguna religión o dioses. Nuestra Constitución es clara cuando dice que “Habrá completa separación de iglesia y estado, y esa es la ley suprema en nuestra en Puerto Rico”, puntualizó Eva Quiñones, presidenta del grupo.

Humanistas Seculares de Puerto Rico es una organización que reúne ateos, agnosticos y librepensadores, que promueve la separación de iglesia y estado, la lógica, razón, ciencia, derechos humanos y los valores universales del humanismo secular.

Iglesia Unitaria Universalista de Puerto Rico rechaza P. de la C. 1018

Unitarismo UniversalistaLa iglesia Unitaria Universalista de Puerto Rico (UUPR) lanza hoy un comunicado por su cuenta de Facebook que reza de la siguiente manera:

Los Unitarios Universalistas de Puerto Rico afirmamos nuestra creencia en “el valor y la dignidad inherentes de cada persona” y permanecemos firmes por “la justicia, la equidad y la compasión en las relaciones humanas.” Por eso, condenamos el proyecto P de la C 1018 que legalizaría la discriminación en Puerto Rico. Por lo tanto, hacemos un llamado al Gobernador Ricardo Rosselló para que vete este proyecto.

The Unitarian Universalists of Puerto Rico affirm our belief in “the inherent worth and dignity of every person” and stand for “justice, equity and compassion in human relations.” To that end we strongly condemn PC 1018 which would codify discrimination in Puerto Rican law. We therefore call upon Gov. Ricardo Rosselló to veto this bill.

Así, la organización UUPR se une a las voces religiosas, humanistas, ateas y de derechos humanos (como CABE o la ACLU) que están en contra de este proyecto, además de  solidarizarse con las comunidades LGBTIQ. Este es el sector de nuestro pueblo que sería el más perjudicado con un proyecto que permite la discriminación con base en creencias por parte de cualquier funcionario público.

Usualmente el sector fundamentalista religioso entiende que mucha de la legislación por los derechos de la mujer, de los derechos reproductivos y de los miembros del sector LGBTIQ son parte de un continuo rechazo a la fe dominante de un país (en nuestro caso, de Puerto Rico), por lo que siente que el cristianismo es perseguido.

El proyecto intenta “restaurar la libertad religiosa” (como si no la hubiera en este momento) al permitir a servidores públicos discriminación con base en fe. Desde esta perspectiva, aquellos que tomen su fe como criterio de discriminación podrían negarse a servir a ciertas personas bajo el argumento de que es “libertad religiosa”.  Aquí se encuentra el texto original (no podemos encontrar cibernéticamente el enmendado). El texto de la medida dice:

Artículo 3 – El gobierno no deberá imponer una carga sustancial al libre ejercicio religioso de una persona, incluso si la carga es el resultado de la aplicación de una norma de aplicación general, a menos que no cumpla con la excepción dispuesta en el Artículo 4 de esta Ley.
 .
Artículo 4 – A manera de excepción, el gobierno podrá imponer una carga sustancial al libre ejercicio religioso de una persona, únicamente cuando demuestre lo siguiente:
 .
a) que la aplicación de la carga creada por dicha norma es en cumplimiento de un interés gubernamental apremiante, y
 .
b) que es el medio menos restrictivo de promover dicho interés gubernamental apremiante.
De paso, el proyecto define el “ejercicio religioso” de la siguiente manera:
significa realizar un acto o el rechazo a realizar un acto el cual es motivado sustancialmente por una creencia religiosa, y sin importar que el mismo sea o no sea obligatorio o medular a un sistema mayor de creencias religiosas.

Esperamos que el gobernador Ricardo Rosselló no claudique y obre según su compromiso de vetar el proyecto, ahora aprobado por el Senado y la Cámara de Representantes.

Sin embargo, para no fallar en el activismo en cuanto a este asunto, el pastor unitario universalista Mark Franklin, quien formó parte de los esfuerzos para reunir cerca de $22 mil en Londres para Puerto Rico, se unió a la invitación de “COA – Orgullo Arcoiris” para que le twiteen al gobernador (@ricardorossello) con el hashtag “#vetoaldiscrimen”.

Este servidor ya se ha unido a la movida.