Actividad humanista en UPR-Mayagüez

Anuncio de actividad, ¿Tu Dios existe?
Anuncio de actividad, ¿Tu Dios existe?

Como anunciamos hace unos días, se llevó a cabo la actividad humanista, ¿Tu Dios existe?, organizada por la Secular Humanist Association de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Mayagüez. Allí, participamos Eva Quiñones, de Humanistas Seculares de Puerto Rico, Gerardo Rivera, Vicepresidente de la Secular Humanist Association de la UPR Mayagüez, Daniel Altschuler, físico y catedrático del Departamento de Física de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras, Miriam Laracuente, ingeniera industrial MBA y PHR y este servidor, Pedro M. Rosario Barbosa, profesor de filosofía en el Depto. de Humanidades, Universidad de Puerto Rico en Cayey.

Panelistas
Panelistas de la actividad, ¿Existe tu Dios? De izquierda a derecha, Eva Quiñones, Gerardo Rivera, Miriam Laracuente, Daniel Altschuler y Pedro Rosario​. Foto cortesía de Gerardo M/ Rivera Chaparro, reproducido y alterado con su permiso.

​La actividad consistía en presentarnos y responder a ciertas preguntas preparadas por nuestra anfitriona, la secretaria de la organización, Natalia Torres y aquellas formuladas por el público.

Lo interesante de la actividad es que el público era mixto. No solo se componía de gente que era no creyente, sino que también se podían identificar creyentes de diversas tendencias, personas interesadas en teología, filosofía, ciencias y otros campos. La conversación entre los panelistas y el público fue, en todo momento, una de altura y respeto. Además, la mayoría de los temas se centraron en el acuerdo de todos los presentes, creyentes y no creyentes, del desarrollo de la habilidad del recto pensar, del estudio de la filosofía y las ciencias, la identificación de falacias, los criterios de racionalidad y la razonabilidad, de ética, entre otros.

En mi opinión, el hecho de que participara el público fue el factor principal que llevó al éxito de la actividad. Esta comenzó aproximadamente a las 5:00pm y terminó cerca de las 9:30pm, la mayoría del público se quedó hasta el final. Eso significa que, no solo estaban interesados en las respuestas de las preguntas que habíamos preparado, sino también de las suyas. Algunos de los miembros del público comentaban de su experiencias de su desconversión, o de inquietudes suyas dentro de su religión o de exploración científica o filosófica de alguna perspectiva creyente. 

Aquí hay un vídeo de un segmento de la actividad.

Aun con todo, debemos hacer unas autocríticas:

  1. Los panelistas debemos ser fieles a las reglas que nosotros hemos mismos hemos establecido. Hasta una persona del público nos llamó la atención sobre eso. Quedamos que nadie podía hablar más de una vez por pregunta y sin que los demás hayan hablado. Lamento decir, que fue el que escribe, el primero en solicitar un “turno de privilegio” para aclarar un punto filosófico. Reflexionando sobre el momento, creo que eso no fue lo correcto. En la última parte del conversatorio, la regla brilló por su ausencia.
  2. Lo otro es que, aunque el público estaba bien interesado en nuestras respuestas, tampoco debemos poner a prueba su paciencia. Debemos ser más precisos, cortos, concisos y al grano en muchas de nuestras respuestas. Solo debemos extendernos más, si la pregunta así lo exige.
  3. Debemos ser un poco más cautelosos con nuestras respuestas. Por ejemplo (utilizando un caso en particular), cuando se preguntó si la Biblia podía usarse como evidencia de la existencia de Dios, una de las panelistas respondió diciendo si los cómics de Spiderman son evidencia de que Spiderman existe. El miembro del público, que era adventista del séptimo día, esperaba una respuesta más detallada y cuidadosa. Hasta cierto punto entiendo la respuesta de la panelista: el hecho de que un texto existe, de por sí, no es evidencia de que lo dice, efectivamente ocurrió. Por otro lado, nadie duda que Spiderman es ficción creada por Stan Lee y otros, pero la Biblia es un libro más complejo, ya que hay partes que son, históricamente hablando, ficción, y hay otras que sí tienen claras bases de hechos acontecidos.  En parte, este tipo de cuidado requiere algo difícil, intentar ponernos en los zapatos del que pregunta para responder, sin sonar indebidamente desdeñosos.

En suma, la actividad fue una gran experiencia para todos los que participamos. Ya existe el interés de que hagamos esa actividad en la Universidad de Puerto Rico, Río Piedras, y en la Universidad de Puerto Rico en Cayey. 

Panelistas de la actividad humanista
Panelistas de la actividad humanista, ¿Existe tu Dios?: Gerardo M. Rivera Chaparro, Eva Quiñones, Miriam Laracuente, Pedro M. Rosario Barbosa, Daniel Altschuler.  Foto cortesía de Gerardo M/ Rivera Chaparro, reproducido con su permiso.

Finalmente, quisiera decir que realmente fue un regocijo y un honor poder compartir con todos los panelistas. Además, crear nuevas amistades siempre es un momento de gracia y felicidad. Agradezco la hermosa nueva amistad de Miriam Laracuente y, es un gran privilegio, no solo crear un lazo de amistad, sino también compartir con el Dr. Altschuler. Espero que me perdone los $20.00 que le induje a pagar para que comprara el libro de Steven Novella y su grupo, The Skeptic’s Guide to the Universe, aunque no me arrepiento. Lo sé … ¡iré al infierno!

Los panelistas nos volveremos a presentar muy pronto. ¡Pendientes!

Advertisements

Este jueves, una actividad en UPR Mayagüez

Logotipos de la Secular Humanist Association y la Secular Student Alliance
Logotipos de la Secular Humanist Association y la Secular Student Alliance

Este jueves 29 de noviembre, habrá un conversatorio en el que participaremos:

  • Eva Quiñones (Presidenta de Humanistas Seculares de Puerto Rico)
  • Gerardo Rivera (Vice-Presidente de la Secular Humanist Association)
  • Daniel Altschuler (Prof. Catedrático del Departamento de Física de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras)
  • Pedro M. Rosario Barbosa (Prof. de Filosofía del Departamento de Humanidades, de la Universidad de Puerto Rico en Cayey)
  • Miriam Laracuente (Ingeniera industrial MBA y PHR)

En el conversatorio, se nos harán preguntas en relación con temas afines al ateísmo,, agnosticismo y humanismo. Ven y visítanos a las 5:00pm en el Anfiteatro Figueroa Chapel, de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Mayagüez. Invita la Secular Humanist Association de UPR Mayagüez, miembro de la Secular Student Alliance.

Anuncio de la actividad en UPR Mayagüez

HUSE lleva el decreto de ayuno a los tribunales

Decreto firmado de 40 días de ayuno en la Cámara de Representantes

Decreto firmado de 40 días de ayuno en la Cámara de Representantes

Recientemente, la organización Humanistas Seculares de Puerto Rico (HUSE) ha disputado en la opinión pública la legitimidad de un decreto aprobado por la Cámara de Representantes para que municipios en Puerto Rico implementen unas actividades e invitar al pueblo al ayuno y la oración. HUSE argumenta que esto constituye una violación a la disposición de la Constitución del ELA de Puerto Rico que dice sin ambigüedad alguna que habrá completa separación de Iglesia y estado. El decreto en cuestión, alega que es …

… para la purificación espiritual, material y social de nuestra población en todo el archipiélago de Puerto Rico … convocar al Pueblo de Puerto Rico a levantarse en unidad para interceder por nuestra Isla del Cordero.

Una vez obtenido el decreto, HUSE procedió a presentar una demanda contra el Presidente de la Cámara de Representantes y todos los legisladores que suscribieron el documento. Se sometió un injunction preliminar solicitando un cese y desista a la parte demandada de llevar a cabo la actividad planificada al respecto. El Juez Ángel Pagán Ocasio, del Tribunal de Primera Instancia, Sala Superior de San Juan, emitió una orden ayer, el 23 de febrero, dando un “No Ha Lugar” a dicho injunction y convocó a las partes al Tribunal para que presentaran su caso el 3 de marzo del 2017.

Veremos en los próximos días el desenlace de esta defensa de la separación de Iglesia y estado. Por lo pronto, el Presidente de la Cámara, Carlos “Johnny” Méndez, dejó claro que no importa si el tribunal le prohíbe llevar a cabo la actividad, continuará en esa jornada.

.

Opinión

Irónicamente, el decreto invita a grupos “seculares y espirituales” a la actividad. El problema está que entre los grupos seculares, habemos algunos que no pensamos que ni el ayuno y la oración intercederá por nada ante nadie. Sí, en el plano personal puede ser que mejore la vida espiritual de algunos, pero como confiesa el párrafo introductorio del decreto, esto responde a una cosmovisión religiosa en la que el ayuno y la oración se dirige a “interceder” por “el Pueblo” ante algo o alguien. ¿Quién será? Muy probablemente el dios judeocristiano (o el musulmán, o el no denominacional).

Este servidor es naturalista religioso que ve a la Totalidad de la Realidad como Dios, el ayuno y la oración no tienen sentido alguno si se quiere mejorar las condiciones sociales del pueblo. Otros naturalistas religiosos no usan lenguaje teísta para ello, pero también serían de la misma opinión. Pienso que para la mayoría de los agnósticos y ateos, la actividad no tendrá efecto alguno sobre la realidad socioeconómica de Puerto Rico. El ayuno y la oración solo unifica a aquellos que son creyentes en dichas prácticas, excluyendo a los que no creemos en ello.

Sin embargo, hay algunos factores que potencialmente podrían unificar al país y, simultáneamente, probablemente darían muy buenos resultados por ser medidas de consenso:

  • Reunirse los representantes de todas las esferas sociales: proletariado del país, empleados gubernamentales, el sector del capital, partidos políticos, etc. y hacer un programa integral de país con el que, no importa que partido esté en el poder, haya un compromiso para su continuidad.
    .
  • Recurrir a organizaciones expertas en distintos temas pertinentes tales como la Asociación de Economistas de Puerto Rico, el Centro para la Nueva Economía, eticistas, planificadores respetados por el pueblo para ayudar a confeccionar dicho programa.
    .
  • Mientras se implementan ese programa, que haya también una Asamblea de Status que atienda por su cuenta dicho asunto, ya que muchas de las variables económicas están atadas inevitablemente a este tema.

En cuanto a algo semejante a lo propuesto a los primeros dos puntos, tenemos evidencia de que funciona. Este ha sido el caso clásico de Irlanda, especialmente cuando se convirtió en lo que muchos economistas han llamado “el Tigre Celta”. Esto lo logró mediante un pacto entre el capital, el sector laboral y el gobierno que se ha llegado a conocer como “Social Partnership” y su programa “Programme for National Recovery“. Algo semejante se ha estado forjando en Barbados.

Otras medidas que podrían funcionar involucran una verdadera limpieza de la corrupción gubernamental vía mayor transparencia. Para ello, debería haber mayores recursos tecnológicos que hagan la documentación pública mucho más accesible al público promedio y a la prensa del país. Debería fortalecerse la Oficina del Contralor para nombrar a las personas responsables de actos de corrupción y tomar mayores medidas contra ellas para que paguen a la sociedad, sin caer en el vaivén partidista que muchas veces afecta la labor del Departamento de Justicia.

Sin embargo, no tenemos evidencia de que algún país se haya recuperado en gran medida gracias al ayuno y la oración. De hecho, una gran parte de los países más prósperos y estables del mundo tiene poblaciones cuya mayoría no se afilia a ninguna religión organizada (Noruega, Suecia, Dinamarca, Islandia, Finlandia) y hay muchos países que prosperan más en la medida que se han ido secularizando (e.g. Irlanda, Holanda, Francia e Inglaterra). No hay evidencia de países que prosperan gracias a una religión organizada o por políticas de oración y ayuno. Tampoco lo hay en cuanto a la proporción directa en fomentar políticas religiosas y la estabilidad económica y social de un país.

Tampoco se puede constatar que aquellos que detentan el poder económico y político que abogan por dichas medidas religiosas hayan sido “purificados materialmente”, debido a que siguen siendo tan ricos como antes … tal vez más. En cuanto a la “purificación espiritual”, es escasa la evidencia de que, por ejemplo, algún político o alguna persona atada al sector económico haya abandonado la corrupción debido a una política pública como la que ha propuesto la Cámara de Representantes.

A la luz de ello, no es malo en principio a que individuos oren o ayunen si eso les ayuda espiritualmente. Sin embargo, convertirlo en política pública para aparentar que el gobierno está haciendo algo por la debacle económica parece ser una pérdida de tiempo y de recursos, violenta la Constitución de Puerto Rico y distrae al público en cuanto a medidas que sí funcionan.

HUSE y ACLU defienden la separación de Iglesia y estado en la legislatura de PR

Mariana Nogales Molinelli

Mariana Nogales Molinelli en la 4ta Asamblea de HUSE. (c) Pedro M. Rosario Barbosa, CC-BY 4.0+.

Recientemente, el Presidente de la Cámara de Representantes de Puerto Rico, Carlos “Johnny” Méndez , y la mayoría del Partido Nuevo Progresista (PNP) de ese cuerpo legislativo ha decidido iniciar y continuar con unos planes de implementar en 40 distritos representativos actividades de oración y ayuno por 40 días. Dicha medida reta de frente a la Constitución de Puerto Rico que estipula la total separación de Iglesia y estado (Artículo II, Sección 3). Cuando se le preguntó a Méndez si esto violaba dicha disposición constitucional, su respuesta fue la siguiente:

“Todos los días que abrimos nuestra sesión, nosotros oramos. Nos presentamos ante Dios. Este gobierno como el gobierno de los Estados Unidos se basa en un principio de una nación bajo Dios. Esos son los postulados y hasta que no cambie ese estado de derecho nuestro no existe ningún tipo de conflicto”.

En otras palabras, , se está violando efectivamente, todos los días, la Constitución. El hecho de que esto se ha estado haciendo por décadas no cambia en absoluto esa realidad.
Humanistas Seculares de Puerto Rico

Como respuesta a ello, el grupo Humanistas Seculares de Puerto Rico (HUSE) impugnará esta medida en los tribunales. De acuerdo con un comunicado de prensa de la organización, la Directora del Comité Legal del grupo, Mariana Nogales Molinelli, obtuvo una carta del Rep. Méndez en la que instaba a la oración y al ayuno con base en la Biblia judeocristiana como respuesta a la crisis. La presidenta de HUSE, Eva Quiñones, afirma que recurrirá al apoyo de organizaciones internacionales. Parece ser que dicho decreto no tenía la firma del Presidente de la Cámara ni de los legisladores que lo respaldan.

American Civil Liberties Union

American Civil Liberties Union

HUSE no es la única organización que se opone a estas medidas. También la American Civil Liberties Union (ACLU) se ha expresado al respecto y coincide con la apreciación del evento como notoriamente inconstitucional.  William Ramírez, ejecutivo de la organización, afirma algo muy correcto: “Puerto Rico como estado político no tiene una fe. Las personas la tienen y el Estado no la puede imponer.” Acertadamente afirma que se pretende imponer el cristianismo si se quiere basar esta actividad en el hecho de que en el Escudo y en el Sello oficial de nuestro Archipiélago se represente a Jesucristo como un Cordero sobre la Biblia (de hecho, no es la Biblia como tal, sino el libro del Apocalipsis con los famosos siete sellos). Debemos añadir que el hecho de que allí haya alusiones a los reinos de Castilla y Aragón junto a las iniciales de Fernando e Isabel tampoco es una invitación a imponer las costumbres españolas.

Una cosa es reconocer el trasfondo cultural cristiano de la nación puertorriqueña y otra es olvidar que a nivel político sus habitantes viven en un ámbito constitucional de separación de Iglesia y estado, una disposición que le garantiza a todo ciudadano a creer o no creer en la religión o en la cosmovisión que desee. El decreto del Presidente de la Cámara posibilita una coerción social para orar y ayunar como un acto de contrición ante un Dios judeocristiano. El decir, como Méndez alega, que dicha medida no es obligatoria, no remedia su inconstitucionalidad.