Presbiterianos rechazan P. de la C. 1018, mientras que legislatura quiere ir por encima de veto

Banner_Carta_Presbiteriana

Mientras todavía se debatía el proyecto de ley P. de la C. 1018, algunas iglesias y religiosos se unieron contra esta pretensión del mal llamado proyecto de “libertad religiosa”. Ya hemos visto declaraciones de Unitarios Universalistas de Puerto Rico y del teólogo Luis Rivera Pagán.  Lo que no se ha divulgado mucho por los noticieros es que se unió al coro el Presbiterio de San Juan de la Iglesia Presbiteriana de Estados Unidos que declaró lo siguiente en su cuenta de Facebook:

Posición del Presbiterio de San Juan de la Iglesia Presbiteriana de los Estados Unidos de América sobre el Proyecto de la Cámara 1018

Históricamente la Iglesia Presbiteriana tanto en Estados Unidos como en Puerto Rico ha manifestado su defensa y afirmación de los estatutos establecidos por ambas Constituciones.

Esto queda en evidencia cuando en el Siglo 18 el Rev. John Witherspoon firmó los artículos de la Confederación y ratificó la Constitución de los Estados Unidos. De igual manera sucedió con nuestra Constitución cuando a raíz de la petición #77 del Diario de Sesiones de la Convención Constituyente de Puerto Rico, miembros distinguidos de nuestra denominación en la isla, solicitaron que en dicha Constitución se garantizara la separación de Iglesia y Estado.

A tales efectos nosotros el Presbiterio de San Juan de la Iglesia Presbiteriana de los Estados Unidos de América en Asamblea Ordinaria #171 llevada a cabo en la Iglesia Presbiteriana en Villa Carolina, el sábado, 3 de febrero de 2018, expresamos nuestra oposición unánime a dicho Proyecto por las siguientes razones:

  1. Este Proyecto de Ley motiva a ir en contra de la enseñanza bíblica de no hacer acepción de personas (Hechos 10:34).
  2. Este Proyecto expresamente fomenta el discrimen contra otra persona y lacera su dignidad dejando a un lado el Mandamiento fundamental de la Fe Cristiana, el amor hacia los demás (Juan 13:34-35).

Por lo cual solicitamos al Sr. Gobernador a que vete inmediatamente este Proyecto.

Nuestro Presbiterio mantendrá en oración tanto al Sr. Gobernador, como a nuestros legisladores y a cada servidor público. De igual forma enfatizamos que nos mantendremos en oración por quienes piensan distinto a nosotros sobre los principios básicos de la Fe Cristiana que nos mueven a la justicia, a la misericordia y sobre todo al amor.

El veto del gobernador y el reto de la legislatura

El gobernador de Puerto Rico vetó expresamente el proyecto de ley con sus objeciones y además arguía que bajo su administración se aprobaron los proyectos de ley que establecían “Iglesias-Escuela” y la protección de las creencias religiosas de los individuos en áreas laborales. También afirmaba categóricamente no ser rehén de nadie, ni tan siquiera del sector religioso.

El veto recibió el rechazo de organizaciones como Puerto Rico por la Familia, que acusaba al gobernador o a sus asesores de ser ineptos. La pastora Wanda Rolón se sintió decepcionada por la decisión del gobernador y revelaba cómo a través de los años ella siempre se sintió “perseguida”, especialmente tras el veto del gobernador (¿?). Estas alegaciones se deben a la cantidad de críticas y burlas por parte de opositores a su ministerio.

Nota a Wanda Rolón:  En ánimo de consuelo y de brindarle alegría de nuevo a su corazón, le queremos notificar dos cosas bien importantes. En primer lugar, la inmensa mayoría de los relatos de persecución de los cristianos en la antigüedad son falsos, tal como se ha visto exhaustivamente en los trabajos de expertos en torno al martirologio cristiano. Le recomendamos que lea el libro de Candida Moss, The Myth of Persecution, para que no siga acongojada en torno a cómo se solían perseguir a los cristianos primitivos. La segunda noticia que le calmaría su alma es que gracias a la separación de iglesia y estado, usted es libre de practicar lo que quiera. Le aseguramos que contrario a otros países que  persiguen sistemáticamente a los cristianos (en varios lugares de África y Asia), la separación de iglesia y estado garantiza que el estado no la va a perseguir por su ministerio.  Eso no excluye que hayan dos o tres loquitos que le envíen amenazas de muerte, pero para eso está la policía. La última vez que verifiqué, usted ha estado practicando su religión por años tanto como cantante como predicadora sin impedimento alguno del estado. No hay nada del veto del gobernador que constituya persecución para usted. Al contrario, garantiza que el estado atenderá sus derechos sin discriminación alguna por algún servidor público que esté en contra de su ministerio.

A pesar de nuestro intento de consuelo al alma atormentada de la pastora, otras personas se han expresado con desdén a sus aserciones, tales como la no creyente excandidata a la gobernación Alexandra Lúgaro.

Mientras todo esto ocurre, todo se mezcla con la política partidista que divide al país. En estos días se ha acentuado un forcejeo político entre el gobernador Ricardo Rosselló y el Presidente del Senado Rivera Schatz. Ante el vacío político que representa el ejecutivo por su inviabilidad política para las próximas elecciones, desde ahora Rivera Schatz quiere reafirmar su liderato en el Partido Nuevo Progresista. A esto se añade el fervor religioso de unos cuantos en la Cámara de Representantes quienes desean que pase este proyecto de ley.

El P. de la C. 1018 se enreda en todos estos factores y parece que va a haber un nuevo intento de pasar por encima del veto del gobernador. Esto no podría ser así si se mantienen en contra o abstenidos de la legislación los cuatro senadores del PNP: Zoé Laboy, Miguel Romero, Larry Seilhamer y Axel Roque Gracia. Esto significa que habrá un intenso cabildeo por parte de ciertos sectores religiosos en el Senado. Veremos qué ocurre en los próximos días.

Advertisements

Iglesia Unitaria Universalista de Puerto Rico rechaza P. de la C. 1018

Unitarismo UniversalistaLa iglesia Unitaria Universalista de Puerto Rico (UUPR) lanza hoy un comunicado por su cuenta de Facebook que reza de la siguiente manera:

Los Unitarios Universalistas de Puerto Rico afirmamos nuestra creencia en “el valor y la dignidad inherentes de cada persona” y permanecemos firmes por “la justicia, la equidad y la compasión en las relaciones humanas.” Por eso, condenamos el proyecto P de la C 1018 que legalizaría la discriminación en Puerto Rico. Por lo tanto, hacemos un llamado al Gobernador Ricardo Rosselló para que vete este proyecto.

The Unitarian Universalists of Puerto Rico affirm our belief in “the inherent worth and dignity of every person” and stand for “justice, equity and compassion in human relations.” To that end we strongly condemn PC 1018 which would codify discrimination in Puerto Rican law. We therefore call upon Gov. Ricardo Rosselló to veto this bill.

Así, la organización UUPR se une a las voces religiosas, humanistas, ateas y de derechos humanos (como CABE o la ACLU) que están en contra de este proyecto, además de  solidarizarse con las comunidades LGBTIQ. Este es el sector de nuestro pueblo que sería el más perjudicado con un proyecto que permite la discriminación con base en creencias por parte de cualquier funcionario público.

Usualmente el sector fundamentalista religioso entiende que mucha de la legislación por los derechos de la mujer, de los derechos reproductivos y de los miembros del sector LGBTIQ son parte de un continuo rechazo a la fe dominante de un país (en nuestro caso, de Puerto Rico), por lo que siente que el cristianismo es perseguido.

El proyecto intenta “restaurar la libertad religiosa” (como si no la hubiera en este momento) al permitir a servidores públicos discriminación con base en fe. Desde esta perspectiva, aquellos que tomen su fe como criterio de discriminación podrían negarse a servir a ciertas personas bajo el argumento de que es “libertad religiosa”.  Aquí se encuentra el texto original (no podemos encontrar cibernéticamente el enmendado). El texto de la medida dice:

Artículo 3 – El gobierno no deberá imponer una carga sustancial al libre ejercicio religioso de una persona, incluso si la carga es el resultado de la aplicación de una norma de aplicación general, a menos que no cumpla con la excepción dispuesta en el Artículo 4 de esta Ley.
 .
Artículo 4 – A manera de excepción, el gobierno podrá imponer una carga sustancial al libre ejercicio religioso de una persona, únicamente cuando demuestre lo siguiente:
 .
a) que la aplicación de la carga creada por dicha norma es en cumplimiento de un interés gubernamental apremiante, y
 .
b) que es el medio menos restrictivo de promover dicho interés gubernamental apremiante.
De paso, el proyecto define el “ejercicio religioso” de la siguiente manera:
significa realizar un acto o el rechazo a realizar un acto el cual es motivado sustancialmente por una creencia religiosa, y sin importar que el mismo sea o no sea obligatorio o medular a un sistema mayor de creencias religiosas.

Esperamos que el gobernador Ricardo Rosselló no claudique y obre según su compromiso de vetar el proyecto, ahora aprobado por el Senado y la Cámara de Representantes.

Sin embargo, para no fallar en el activismo en cuanto a este asunto, el pastor unitario universalista Mark Franklin, quien formó parte de los esfuerzos para reunir cerca de $22 mil en Londres para Puerto Rico, se unió a la invitación de “COA – Orgullo Arcoiris” para que le twiteen al gobernador (@ricardorossello) con el hashtag “#vetoaldiscrimen”.

Este servidor ya se ha unido a la movida.

HUSE lleva el decreto de ayuno a los tribunales

Decreto firmado de 40 días de ayuno en la Cámara de Representantes

Decreto firmado de 40 días de ayuno en la Cámara de Representantes

Recientemente, la organización Humanistas Seculares de Puerto Rico (HUSE) ha disputado en la opinión pública la legitimidad de un decreto aprobado por la Cámara de Representantes para que municipios en Puerto Rico implementen unas actividades e invitar al pueblo al ayuno y la oración. HUSE argumenta que esto constituye una violación a la disposición de la Constitución del ELA de Puerto Rico que dice sin ambigüedad alguna que habrá completa separación de Iglesia y estado. El decreto en cuestión, alega que es …

… para la purificación espiritual, material y social de nuestra población en todo el archipiélago de Puerto Rico … convocar al Pueblo de Puerto Rico a levantarse en unidad para interceder por nuestra Isla del Cordero.

Una vez obtenido el decreto, HUSE procedió a presentar una demanda contra el Presidente de la Cámara de Representantes y todos los legisladores que suscribieron el documento. Se sometió un injunction preliminar solicitando un cese y desista a la parte demandada de llevar a cabo la actividad planificada al respecto. El Juez Ángel Pagán Ocasio, del Tribunal de Primera Instancia, Sala Superior de San Juan, emitió una orden ayer, el 23 de febrero, dando un “No Ha Lugar” a dicho injunction y convocó a las partes al Tribunal para que presentaran su caso el 3 de marzo del 2017.

Veremos en los próximos días el desenlace de esta defensa de la separación de Iglesia y estado. Por lo pronto, el Presidente de la Cámara, Carlos “Johnny” Méndez, dejó claro que no importa si el tribunal le prohíbe llevar a cabo la actividad, continuará en esa jornada.

.

Opinión

Irónicamente, el decreto invita a grupos “seculares y espirituales” a la actividad. El problema está que entre los grupos seculares, habemos algunos que no pensamos que ni el ayuno y la oración intercederá por nada ante nadie. Sí, en el plano personal puede ser que mejore la vida espiritual de algunos, pero como confiesa el párrafo introductorio del decreto, esto responde a una cosmovisión religiosa en la que el ayuno y la oración se dirige a “interceder” por “el Pueblo” ante algo o alguien. ¿Quién será? Muy probablemente el dios judeocristiano (o el musulmán, o el no denominacional).

Este servidor es naturalista religioso que ve a la Totalidad de la Realidad como Dios, el ayuno y la oración no tienen sentido alguno si se quiere mejorar las condiciones sociales del pueblo. Otros naturalistas religiosos no usan lenguaje teísta para ello, pero también serían de la misma opinión. Pienso que para la mayoría de los agnósticos y ateos, la actividad no tendrá efecto alguno sobre la realidad socioeconómica de Puerto Rico. El ayuno y la oración solo unifica a aquellos que son creyentes en dichas prácticas, excluyendo a los que no creemos en ello.

Sin embargo, hay algunos factores que potencialmente podrían unificar al país y, simultáneamente, probablemente darían muy buenos resultados por ser medidas de consenso:

  • Reunirse los representantes de todas las esferas sociales: proletariado del país, empleados gubernamentales, el sector del capital, partidos políticos, etc. y hacer un programa integral de país con el que, no importa que partido esté en el poder, haya un compromiso para su continuidad.
    .
  • Recurrir a organizaciones expertas en distintos temas pertinentes tales como la Asociación de Economistas de Puerto Rico, el Centro para la Nueva Economía, eticistas, planificadores respetados por el pueblo para ayudar a confeccionar dicho programa.
    .
  • Mientras se implementan ese programa, que haya también una Asamblea de Status que atienda por su cuenta dicho asunto, ya que muchas de las variables económicas están atadas inevitablemente a este tema.

En cuanto a algo semejante a lo propuesto a los primeros dos puntos, tenemos evidencia de que funciona. Este ha sido el caso clásico de Irlanda, especialmente cuando se convirtió en lo que muchos economistas han llamado “el Tigre Celta”. Esto lo logró mediante un pacto entre el capital, el sector laboral y el gobierno que se ha llegado a conocer como “Social Partnership” y su programa “Programme for National Recovery“. Algo semejante se ha estado forjando en Barbados.

Otras medidas que podrían funcionar involucran una verdadera limpieza de la corrupción gubernamental vía mayor transparencia. Para ello, debería haber mayores recursos tecnológicos que hagan la documentación pública mucho más accesible al público promedio y a la prensa del país. Debería fortalecerse la Oficina del Contralor para nombrar a las personas responsables de actos de corrupción y tomar mayores medidas contra ellas para que paguen a la sociedad, sin caer en el vaivén partidista que muchas veces afecta la labor del Departamento de Justicia.

Sin embargo, no tenemos evidencia de que algún país se haya recuperado en gran medida gracias al ayuno y la oración. De hecho, una gran parte de los países más prósperos y estables del mundo tiene poblaciones cuya mayoría no se afilia a ninguna religión organizada (Noruega, Suecia, Dinamarca, Islandia, Finlandia) y hay muchos países que prosperan más en la medida que se han ido secularizando (e.g. Irlanda, Holanda, Francia e Inglaterra). No hay evidencia de países que prosperan gracias a una religión organizada o por políticas de oración y ayuno. Tampoco lo hay en cuanto a la proporción directa en fomentar políticas religiosas y la estabilidad económica y social de un país.

Tampoco se puede constatar que aquellos que detentan el poder económico y político que abogan por dichas medidas religiosas hayan sido “purificados materialmente”, debido a que siguen siendo tan ricos como antes … tal vez más. En cuanto a la “purificación espiritual”, es escasa la evidencia de que, por ejemplo, algún político o alguna persona atada al sector económico haya abandonado la corrupción debido a una política pública como la que ha propuesto la Cámara de Representantes.

A la luz de ello, no es malo en principio a que individuos oren o ayunen si eso les ayuda espiritualmente. Sin embargo, convertirlo en política pública para aparentar que el gobierno está haciendo algo por la debacle económica parece ser una pérdida de tiempo y de recursos, violenta la Constitución de Puerto Rico y distrae al público en cuanto a medidas que sí funcionan.