Corrigiendo el desconocimiento científico y bíblico de un naturólogo (Actualización)

Hoy día, la naturopatía es considerada por la comunidad científica como una disciplina pseudocientífica, algo que a los medios les cuesta reconocer ante los acontecimientos recientes en relación con el pastor Norman González Chacón. Esta convención de los científicos y médicos explica por qué a los naturópatas no se les permite emitir certificados de exención de vacunación. El gobierno de Puerto Rico anunció que investigaría a González Chacón por la manera en que otorgaba excenciones de vacunas del COVID-19 a miembros de su organización Misión de Sanidad Sustentable (un grupo de base de fe) y a otras personas que no forman parte de su congregación. Según él, no cobra por estos certificados, aunque afirma que abogados notarios en otras oficinas lo hacen para el trámite legal.

Su actividad lleva décadas en Puerto Rico. Me acuerdo en los años 80 y 90, cuando él tenía programas de radio donde aconsejaba en vivo a personas por teléfono. Lo escuchaba atentamente en mi etapa adolescente y un poquito después en el que solía inclinarme por “lo natural” y rechazar la medicina convencional. En años recientes ha tenido un programa televisivo llamado Alternativa Natural donde continúa haciéndose popular.

No he estudiado de cerca la eficacia de las prescripciones del Sr. González, pero por evidencia admitidamente anecdótica —así que tómenla con pinzas— he sabido que algunas personas han intentado su dieta de papas y zanahorias, y han empeorado. De hecho, sin buscar sobre esta dieta, me encontré esta entrada en Facebook que asocia —vagamente— la dieta con la muerte de un envejeciente (una vez más, tomen el testimonio anecdótico con cuidado).

Este pastor se considera un naturólogo, aunque tiene un doctorado en “ciencias naturopáticas” de una “universidad no convencional”. Siempre se ha opuesto desde el principio a cualquier tipo de vacunación. Él no expide los certificados por naturología (algo que no puede hacer) sino como pastor. Justifica su posición de otorgar estas exenciones de vacunación de la siguiente manera según una entrevista de WKAQ 580:

Estamos orientando la gente. Viene bastante gente, vienen desesperados porque no tienen salida en términos de que no le permiten trabajar si no tienen la afidávit. Son situaciones complejas de gente que necesita trabajar, son gente que están claros en que no se quieren vacunar, y quieren obligarlos …

Las iglesias cristianas están cegadas, no han visto el daño que esto le va a hacer a su feligresía, esto es un asunto de vida. Están mal porque no han visto la profundidad del daño de esta vacuna, es una vacuna que afecta en genoma humano, va poco a poco socavando los genes. Va entrando en esa área que es la integridad celestial del individuo

https://www.metro.pr/pr/noticias/2021/08/16/al-naturopata-norman-gonzalez-chacon-no-le-preocupa-lo-investigue-salud.html

Aquí González se refiere a la determinación de la inmensa mayoría de las iglesias en las que exhortaron a sus ministros y sacerdotes no entregar certificados de exención de vacunación y orientar a la feligresía.

Esta es la parte que han divulgado los medios. Sin embargo, se les olvida convenientemente otra parte de la entrevista, aquella en la que expone las razones teológicas para oponerse a la vacunación:

… Va entrando en esa área que es la integridad celestial del individuo, que es lo único que queda intacto en nuestro ser, que determina nuestra relación con Dios en ese aspecto. Es el templo mismo del Espíritu Santo….

Añade en una entrevista que le hizo Jugando Pelota Dura de Univisión PR, lo siguiente:

Dice la Palabra que aquel que destruya a este cuerpo, Dios le va a destruir a él…. No entendemos cómo el gobierno se ha dejado llevar por los asesores en [el Departamento de] Salud y ha llegado a poner en tela de juicio y en este método ambivalente que han llegado una cosa tan sagrada como la Constitución…. La insistencia tuya [de Ferdinand Pérez, anfitrión de Jugando Pelota Dura] lo que me dice a mí que soy tu amigo, tú lo sabes, que hemos compartido muchísimas veces, es que estás arrepentido de haberte vacunado porque te apresuraste. Y tienes ahora el Síndrome de los Vacunados, que que todo el mundo se vacuna pues que todo el mundo se fastidie.

Así que, además de naturólogo y pastor, también parece ser psicoanalista.

Asimismo, en una entrevista con el periodista Luis Penchi, en Radio Isla 1320AM, afirmó lo siguiente en carácter de “ministro del Evangelio”:

MIra, te voy a dar dos textos bíblicos que tú conoces los dos. Uno es que nuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, cualquiera que se haga algo contra el cuerpo, Dios le va a destruir a él. Y no es que Dios ande destruyendo gente, nosotros no creemos que Dios ande destruyendo gente. Es que sencillamente las mismas leyes que se violan cuando se introducen cosas extrañas al cuerpo como lo que es el alcohol, como son las drogas o como son las vacunas o como son los transplantes, como son todas las transplantes de tejidos, etc., todo eso viola la sangre. Todo eso viola lo que es la inviolabilidad de la persona….

El ADN de un cristiano es algo sagrado. El genoma nuestro está conectado directamente con la presencia del Espíritu Santo. y el Espíritu Santo que nos da vida, y que está en nosotros, santo es. Y entonces no podemos violar ese código porque si tú has leído Apocalipsis (que yo sé que tú lo lees) … nuestro nombre está escrito en el Reino de los Cielos y nos lo van a entregar con una piedrita blanca, es nuestro NOMBRE GENÓMICO. Por eso es que los cristianos que conocemos la Palabra no podemos dejarnos afectar por una cosa como esta. Es una cosa seria.

Además de su visión teológica, brindó su conocimiento “científico” en torno al tema.

Ese “caballito” [la vacuna] como tú le llamas (yo le digo de otra manera) ese “caballito” se introduce, va al ADN, corta el ADN con una proteína extraña al cuerpo, y se introduce en el cuerpo y empieza a transformar el ADN.

Mira, ahora te voy a hablar como naturópata, te voy a decir dos cosas. Número uno, aquí nos están llegando gente que se vacunaron con [sic.] el COVID, aquí hay gente que se vacunaron con que le [sic.] han salido enfermedades nuevas que no tenían, gente sufriendo, gente que les ha cambiado el carácter, porque hay una psicosis que se produce cuando las meninges se inflaman….

Cuando el periodista Penchi le dio las estadísticas en torno al hecho de que el 95% de los infectados provenían del sector que no se vacunaba, el Sr. González Chacón declaró que eso era mentira. Con base en lo que dijo Luc Montagnier, de que todo este movimiento a favor de las vacunas es lo que podría estar creando el repunte de casos de COVID. Que cada variante del COVID es un producto de cada variante de vacunas, portque un virus muta cuando encuentra resistencia. Además, dice Montagnier que una curva de muertes le sigue a una curva de vacunación. Ante preguntas de Penchi, González Chacón acusó de diseminar mentiras a los epidemiólogos y a la Comisión Científica de Puerto Rico. González Chacón alega de que estudio virología y que todos ellos están mintiendo y que hay muchos “millones de dólares”. Sin que fuera suficiente, alegó que los periodistas se lucraban de la pandemia. Que el presidente del Colegio de Médicos “está cobrando hace tiempo por cada vacuna que le pone a un niño”, y de paso, habla de cómo las farmacéuticas le dan viajes e incentivos a los médicos.

También alega que el mismo personal del Colegio de Médicos va a donde él a que le firme certificaciones por condiciones fisiológicas (problemas de autoinmunidad, supresión, etc.). En ese caso, me pregunto, ¿por qué ir al Sr. González Chacón y no se lo certifica el médico de la persona? ¿Es que el Colegio de Médicos no tiene médicos disponibles para eso? ¿Y por qué se negarían a ello?

Respondió enérgicamente contra un oyente que le preguntó si se había vacunado, diciéndole que antes se moría que recibir una vacuna. Acto seguido le acusó de violarle sus derechos nada más con hacerle la pregunta. Que todo lo que tiene que hacer el gobernador es reunirse con él para resolver el problema de la pandemia y no hay que cerrar negocios.

¡¿Por dónde empezamos el análisis … si es que esto es analizable?!

¿Cómo funcionan las vacunas?

Las vacunas de ARNm (Pfizer-BioNTech / Moderna)

Hay dos tipos de vacunas en el mercado actualmente, aunque hay muchas variedades de ellas. Ya elaboré en un artículo anterior cómo es que funcionan las vacunas de ARNm (ARN mensajero). Así que seré breve. pero ilustrará muy bien por qué González Chacón no tiene razón alguna al afirmar que las vacunas “cortan nuestro ADN” y “modifican nuestro ADN”.

Interacción-ARNm
Imagen de la interacción con ARN-mensajero. Imagen modificada del original en dominio público.

Aquí hay una ilustración de una célula nucleada. Como pueden ver, en el núcleo se encuentra nuestro genoma, el ADN, el código genético que nos configura en la medida que crecimos y nos desarrollamos: determinan nuestro color de pelo, color de ojos, algunas predisposiciones mentales, altura, metabolismo, etc. La manera en que esta construcción ocurre es gracias a la producción de proteínas. Literalmente, las proteínas son los bloques de construcción de todo organismo vivo.

¿Cómo lo hace? Nuestro ADN produce lo que se conoce como un ARN-mensajero (ARNm), que transmite información de nuestro código genético al citoplasma de la célula fuera del núcleo. Mediante los ribosomas y los ARN-transportadores (ARNt) se producen las proteínas en cuestión. Una vez cumple su función, el ARNm tiene muy poco tiempo de vida y se desintegra. Por favor, noten lo siguiente:

  • El ARNm no regresa al núcleo, sino que se queda en el citoplasma y se desintegra.
  • El ARNm no tiene efecto alguno en nuestro ADN. El ADN es lo que determina el código del ARNm, no al revés.
  • El ARNm no modifica nuestro ADN.

Esto que estoy explicando no es genética avanzada, esto es biología de escuela superior.

Imagen del virus del COVID-19
Imagen del virus del COVID-19. Imagen en el dominio público / Cortesía del CDC de Estados Unidos.

En esta ilustración, ustedes pueden ver una representación del famoso “corona virus” (en este caso el SARS-CoV-2). Se le llama “corona” por los picos que ustedes ven ahí y que están hechos de proteínas. Esos picos son el mecanismo mediante el cual el corona virus puede entrar a nuestras células. Los picos funcionan como una especie de “llave” que “abre” el citoplasma para inyectar su ARN en la célula. Contrario a lo que dice el pastor González Chacón, el Código genético de este virus en particular NO entra en el núcleo, sino que el foco son los ribosomas.

Nota: Parece que González está confundiéndose con el virus de la gripe, cuyo genoma entra en el núcleo. Este no es el caso del SARS-CoV-2.

Una vez llega a los ribosomas, el código genético del virus, que es una molécula de ARN, empieza a crear los picos, estos viajan a la membrana celular y allí emergen más virus con sus respectivos ARNs. Por supuesto, este proceso destruye las células y termina creando problemas a la salud. Sin embargo, no modifica nuestro ADN en ningún sentido, porque nunca entran en el núcleo.

Si usted entendió todo eso, usted entiende cómo funcionan las vacunas de Pfizer-BioNTech y Moderna. ¿Qué es lo que hacen? Los científicos lograron identificar el fragmento del ARN del virus que crea los picos y lo aislaron del resto del genoma del virus. Esto excluiría todas las secciones de ese ARN que destruiría nuestras células. ¿Se acuerdan que les dije que el ARNm no dura mucho? Esa es la razón por la que el ARNm de las vacunas ha sido modificada y también tienen que estar a una temperatura muy baja, para que se conerve con seguridad.

Pues, una vez ese ARNm de la vacuna entra a la célula, no se introduce en nuestro núcleo ni altera el ADN, sino que va a los ribosomas, y estos crean los picos que se acumulan en el citoplasma, pero sin destruir la célula. Los anticuerpos de nuestro sistema inmunológico los reconocen como algo extraño y generan anticuerpos que nos servirán para defendernos mejor del virus.

Las vacunas de ADN (Janssen)

La vacuna de Janssen (una compañía de Johnson & Johnson) funciona de manera distinta. En este caso, lo que hacen los científicos es tomar el mismo fragmento de ARN y convertirlo en un ADN. Este código genético se coloca dentro del caparazón de un virus (pero sin el código genético de ese virus, solamente el fragmento que nos interesa). En otras palabras, esta es una vacuna de ADN.

Este virus entra en el citoplasma de la célula, pero en este caso el ADN SÍ entra en el núcleo. ¡Ojo! Este ADN no modifica el ADN nuestro. Contrario lo que dice González Chacón, la vacuna NO entra “a recortar y añadirse a nuestro ADN”. Lo que hace meramente es emitir el ARNm que crea los picos del virus.

¿Qué ocurre con ese fragmento de ADN una vez cumple su función? Se queda en el núcleo de la célula, pero no se disemina cuando esta se reproduce vía mitosis. Para los que no entienden, les explico rápido. ¿Cómo es que llegamos a ser nosotros desde que fuimos un cigoto en el vientre de nuestras madres? Pues, nuestras células se reproducen vía un ciclo celular que incluye un proceso de mitosis. Mitosis es el proceso mediante el cual un núcleo se divide en dos. He aquí un vídeo que se los explica:

El ADN del núcleo se organiza en cromosomas. Todos los cromosomas tienen un centro (llamado centrómero). En el proceso de mitosis, desaparece el núcleo, aparecen estructuras que se llaman “husos mitóticos” a los que se adhieren los centrómeros, se llevan las cromátidas en direcciones opuestas, hasta que se forman dos núcleos y al final del ciclo celular se forman las células hijas.

¿Por qué esta información es importante? Porque el ADN de la vacuna no forma participa de ese proceso. No se reproduce, ni forma un cromosoma, ni tiene centrómero para adherirse al huso mitótico ni se integra a nuestro ADN. En otras palabras, el ADN de la vacuna no modifica para nada nuestro ADN. Todo lo que hace es transcribir el ARNm para la producción de la proteína pico.

Reitero: Ni en las vacunas de ARNm ni con las vacunas de ADN contra el COVID-19 se hace modificación genética alguna de nuestro genoma. Cualquier persona que diga lo contrario o está mal informada o quiere engañar al público.

Nota interesante: ¿No han notado que en la entrevista con Penchi, cuando un oyente intentó corregir a González Chacón, de que el mARN solo opera con los ribosomas y no con el núcleo, entonces este cambió para hablar del virus (no de la vacuna)? ¿Está él realmente malinformado?

Examinando otras aserciones de González Chacón

Luc Montagnier
Fotografía de Luc Montagnier, cortesía de Prolineserver de Wikimedia Commons. Licencia CC-BY-NC 2.0.

Uno de los puntos que ha enfatizado González Chacón es que Luc Montagnier, premio Nobel por haber sido uno de los descubridores del VIH, afirma que probablemente la política de las vacunaciones es la que está provocando la aparición de nuevas variantes del virus. El razonamiento es uno de selección natural: el virus muta gracias a que algunos de los mutantes encuentran resistencia a las vacunas y se reproducen.

Hay muchos problemas con esto. En primer lugar, las aserciones de Montagnier no pasan de ser una opinión personal y no se basan en estudios arbitrados. En segundo lugar, afirma él que las curvas de las muertes le suceden a las curvas de vacunación. Esto nos lleva al problema de que correlación no equivale a causación. Para relacionar el alza o decrecimiento de muertes con las vacunas tienen que hacerse unos estudios clínicos y estadísticos que fortalezca esta asociación.

Tal vez el problema más grande que tiene es que la evidencia contradice sus afirmaciones. Se ha demostrado que aun en casos de personas que se han infectado tras haberse vacunado, se tienen síntomas menos severos, y que ha decrecido estadística y significativamente las instancias de muertes por COVID. En Estados Unidos la inmensa mayoría de las muertes por COVID se deben a los no vacunados.

Número de vacunados y no vacunados en aquellos estados de EEUU
Número de vacunados y no vacunados en aquellos estados de EEUU que tienen mejores y peores tasas de vacunación. Fuente: Buchholz (2021). Licencia CC-BY-ND 4.0.

Sin embargo, lo que dificulta la eventual erradicación o la formación de inmunidad de grupo es otras áreas del mundo que todavía no tienen o tienen acceso muy limitado a las vacunas y, por otro lado, sectores de una población de países que sí tienen acceso, pero que no se quieren vacunar. Es más, si lo que dice Montagnier fuera correcto, entonces no se explica en absoluto el triunfo de las vacunas contra varias enfermedades que afectaron a la humanidad: la polio y la viruela. Uno de los estudios que llevó a cabo el Imperial College of London mostró que entre los vacunados infectados del Reino UNido había mucha menos carga de virus cuando se les comparaba con los no vacunados. Esto y el aumento de casos de COVID-19 entre los jóvenes respalda la posición de que la vacunación sí tiene resultados, aun con la variante delta.

Por otro lado, sí es cierto que los vacunados podemos transmitir el virus de la variante delta a otros. Pero esto no sigifica que se originan en los vacunados, sino que podemos ser transportadores del virus sin darnos cuenta. Esta es la razón por la que en directrices del gobierno más recientes, se nos pide a los vacunados usar el desinfectante de manos, llevar nuestra mascarilla y ponérnosla en lugares cerrados. Además, los mismos estudiosos que descubrieron esta transmisión enfatizan la importancia de la doble dosis de vacunación, ya que hay evidencia de que debilita el efecto del virus sobre terceros.

Otra aserción que hace González Chacón con base en Montagnier es que son las vacunas las que están creando las nuevas variantes de COVID-19. Eso es muy fácilmente refutado por la evidencia histórica. ¿Cuándo comenzó el proceso de vacunación masiva? En diciembre del año pasado (2020). ¿Cuándo apareció la variante delta? En India, en abril del año pasado. Se podría alegar que los ensayos clínicos comenzaron precisamente en ese mes (al menos en el caso de Pfizer-BioNTech), pero esos ensayos fueron en Estados Unidos, no en India.

Finalmente, no se nos puede olvidar que a pesar de ser Premio Nobel, Montagnier es un partidario de la homeopatía, de que el HIV se puede curar con suplementos y que ha asistido a actividades que abogan por que se traten a los niños autistas con enemas de cloro. El haber ganado un Premio Nobel no hace al científico infalible.

Bases en “la Palabra” para rechazar la vacunación

La caída de los ángeles rebeldes por Pieter Bruegel el Viejo (1562).
La caída de los ángeles rebeldes por Pieter Bruegel el Viejo (1562).

No soy cristiano y no soy quién para decirle a una denominación cristiana qué creer o no, y menos cómo debe interpretarse el Nuevo Testamento. Como no creyente, para mí este asunto me es indiferente. Sin embargo, cuando hablo y discuto con amigos teólogos (al menos con los que yo interactúo), hay una especial atención al sentido original literario e histórico de los pasajes bíblicos para entonces hacer una labor hermenéutica sobre los mismos. Así que en este caso, me limitaré a lo que especialistas y expertos nos dicen sobre estos pasajes.

El Sr. González Chacón utiliza dos pasajes bíblicos para el rechazo a las vacunas. Veamos:

¿No sabéis que sois templo de Dios y que el Espíritu de Dios habita en vosotros? Si alguno destruye el templo de Dios, Dios le destruirá a él; porque el templo de Dios es sagrado, y vosotros sois ese templo.

1 Corintios 3:16-17

Contextualicemos el pasaje para entender qué es lo que Pablo está discutiendo aquí. En esa epístola a los corintios, Pablo se queja de divisiones que están ocurriendo en la congregación corintia, unos declarándose seguidores de Pedro, otros de Apolo y otros de él. Sin embargo, lo que resalta Pablo es que todos ellos tienen una función dentro del organismo que es la congregación (ver también 1 Corintios 12) y que no debería haber divisiones entre los miembros. ¿Cuál es la verdadera misión de los predicadores? Sembrar las semillas de una congregación y servirles en calidad de colaboradores de Dios. Por ende, los creyentes en calidad del cuerpo de Cristo (aquí no especifica los “cuerpos físicos”) son el templo del Espíritu de Dios y no deberían destruirse a ellos mismos (1 Corintios 3).

Sin embargo, hay otro pasaje en el que Pablo sí habla del cuerpo físico como templo del Espíritu Santo:

¿No sabéis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, que está en vosotros y que habéis recibido de Dios. Así que no os pertenecéis: ¡habéis sido comprados a un buen precio! Usad, pues, vuestro cuerpo para honrar a Dios.

1 Corintios 6:19-20

Hay varios problemas con estos versos a la hora de establecerlo como una directriz moral contra las vacunas. Uno de ellos es el contextual. En este caso, Pablo no está hablando de vacunas, sino que está atendiendo un asunto particular en relación con la congregación corintia. Aparentemente, algunos de sus miembros estaban practicando la prostitución sagrada y luciéndose en el grupo por haber participado en ese tipo de actividades. Esto se revela cuando Pablo se queja al respecto: “había de tomar yo por miembros de Cristo para hacerlos miembros de prostituta? ¿O no sabéis que quien se une a una prostituta se hace un solo cuerpo con ella?” (1 Corintios 6:15b-16a)

El otro problema es lo obvio: Pablo no tenía conocimiento alguno en relación con las vacunas, ni de ARNm ni de ADN. No existían en su tiempo, no se utilizaban en la medicina de la época.

Por último en relación con este pasaje, hay cristianos que se ponen la vacuna precisamente porque consideran a su cuerpo templo del Espíritu Santo y vacunarse les provee mayor cuidado para que sus “respectivos templos” no se enfermen. Además lo consideran no solo la salud propia, sino también un acto de amor al prójimo, tal como han dicho varias denominaciones durante esta pandemia.

El segundo pasaje que discute el naturólogo es este:

… al vencedor le daré maná escondido; y también una piedrecita blanca, sobre la que irá grabado un nombre nuevo que nadie conoce, salvo el que lo recibe.

Apocalipsis 2:17

Una vez más, vamos al contexto. Esto aparece en una sección del Apocalipsis en la que Juan de Patmos le escribe a siete congregaciones de Asia. En cuanto a la de Pérgamo, según él (o la aparición de Jesús que él experimenta), permaneció siempre fiel al nombre de Jesucristo y en su fe. Aun así tiene en contra de él que mantiene a algunos que profesaban la “doctrina de Balaán, que enseñaba a Balac a poner tropiezo a los hijos de Israel”, es decir, alguien que estaba induciendo a la idolatría (Números 31:16). Además, en esa congregación estaban los “nicolaítas” (grupo protognóstico que se decía fundado por el diácono Nicolás).

Como ocurre en todas estos mensajes, termina con qué le ocurriría “al vencedor”. Si miramos el contexto, el significado de la piedra blanca se hace evidente: por haber defendido el nombre de Jesucristo hasta la muerte frente a los “idólatras”, Cristo le daría al vencedor una piedra blanca con un nombre nuevo grabado. En la antigüedad, una piedra blanca dada oficialmente era muy valorada, sea como amuleto o como signo de membresía de un grupo. En este contexto, la piedra blanca tiene el color de la victoria y representa una admisión al Reino de Dios, en cuyo caso el creyente pasaba a ser un hombre nuevo (el significado del nombre nuevo) que tendría una relación especial y única con Jesucristo.

¿Qué tiene que ver esto con el genoma humano? Absolutamente nada. Juan de Patmos no conocía en absoluto la existencia del ADN y solo utiliza figuras y símbolos muy conocidos en la literatura apocalíptica y judía.

Claro, se puede argumentar que no es Juan de Patmos quien habla, sino Jesucristo quien se le revela. En tal caso, ¿por qué no le revelaría a Juan la existencia del ADN … y de paso el conocimiento de lo que hoy sabemos de las células?

Ahora bien, dice González Chacón que el genoma humano es sagrado porque es ahí donde Dios ha “escrito nuestro nombre”, que está ahí nuestra identidad “intacta”. Como hemos visto, esto es incompatible con lo que acabamos de exponer. El genoma que tiene un cristiano es el prácticamente el mismo que tiene desde que quedó fecundado antes de ser cristiano, y este no cambia por su bautismo. No hay en nuestro genoma “el hombre nuevo” al que se refiere la simbología del Apocalipsis ni es señal de “victoria”.

Lo segundo es que González Chacón está equivocado: nuestro genoma cambia gradualmente a medida que transcurre nuestra vida (pero no como producto de una conversión). Esto es lo que explica por qué estamos más propensos a enfermedades cuando envejecemos., y que suele ser más o menos el mismo proceso en el círculo familiar. No importa cuán bien uno lleve la vida propia, cuán bien uno haga ejercicios o cuánto coma saludablemente, el genoma nunca permanece “intacto”.

Ahora bien, González Chacón puede buscarle algún giro hermenéutico para encontrar en el pasaje un mensaje que originalmente Juan no quería decir. Como dije al comienzo, ni soy cristiano ni le dicto a la gente cómo tiene que interpretar la Biblia. Sin embargo, resumí lo que piensan los expertos exégetas al respecto (Collins 1990; Leinhart, 2018; Metzger, 1993).

Mi parecer

A la luz de lo que he expuesto aquí, salvo la interpretación que haga González Chacón de “la Palabra”, vemos que casi todo lo dicho por él en radio y televisión en torno a las vacunas es científicamente falso según nuestro mejor conocimiento actual. Mi consejo con base en la evidencia presentada: desoigan lo que él está diciendo y vayan a vacunarse si no tienen impedimentos médicos y legítimos para ello. Mientras más personas se vacunen, mejor se protegerá la sociedad contra una enfermedad que ha marcado la vida de muchos y ha llevado a otros a la muerte.

Símbolo de salud

Actualización- Jueves, 19 de agosto de 2021: Ayer, 18 de agosto, fiscalía determinó que González Chacón opera dentro de los parámetros de la ley y las directrices del gobernador.

Hoy también se dio a conocer la noticia de que la Asociación de Doctores en Medicina Naturopática de Puerto Rico (Admnpr) exhorta a su membresía y pacientes a la vacunación contra el COVID-19.

Referencias

Belouzard, S., Millet, J.-K., Licitra, B.-N., & Whittaker, G. R. (2012, 20 de junio). Mechanisms of coronavirus cell entry mediated by the viral spike protein. Viruses, 4(6), 1011-1033. https://doi.org/10.3390/v4061011.

Biblia de Jerusalén. (2019). 5ta. ed. Desclée de Brower.

Buchholz, K. (2021, 10 de agosto). Hospitals fill up again in undervaccinated U.S. states. Statista. https://www.statista.com/chart/25489/coronavirus-hospitalizations-and-vaccination-rates-in-us-states/.

Collins, A. Y. (1990). The Apocalypse. Collegeville: The LIturgical.

Elliott, P., Haw, D., Wang, H., Eales, O., Walters, C., Ainslie, K., Atchison, C. Fronterre, C., Diggle, P., Page, A., Trotter, A.,
Prosolek, S., (COG-UK), TCGUKC, Ashby, D., Donnelly, C., Barclay, W., Cooke, G., Ward, H., Darzi, A., Riley, S. (2021, 4 de agosto). REACT-1 round 13 final report: exponential growth, high prevalence of SARS-CoV-2 and vaccine effectiveness associated with Delta variant in England during May to July 2021[Preprint]. https://spiral.imperial.ac.uk/handle/10044/1/90800.

Huang, Y., Yang, C., Xu, X-F., Xu, W., & Liu, S. (2020, 3 de agosto). Structural and functional properties of SARS-CoV-2 spike protein: potential antivirus drug development for COVID-19. Acta Pharmacologica Sinica, 41, 1141–1149. https://doi.org/10.1038/s41401-020-0485-4.

Johns Hopkins Medical Institutions. (2008, 25 de junio). Our genome changes over lifetime, and may explain many ‘late-onset’ diseases. ScienceDaily. https://www.sciencedaily.com/releases/2008/06/080624174849.htm.

Leinhart, P. J. (2018). Revelation 1-11. Bloomsbury T & T Clark.

Lius, M. A. (2019, junio). A comparison of plasmid DNA and mRNA as vaccine technologies. Vaccines, 7(2), 37. https://dx.doi.org/10.3390/vaccines7020037.

Metzger, B. M. (1993). Breaking the code. Understanding the Book of Revelation. Abingdon.

Piñero, A. (2015). Guía para entender a Pablo de Tarso. Una interpretación del pensamiento paulino. Trotta.

Raskin, S. (2021, julio-agosto). Genetics of COVID-19. Jornal de Pediatría, 97(4), 378-386. https://dx.doi.org/10.1016/j.jped.2020.09.002.

Subbaraman, N. (2021, 15 de agosto). How do vaccinated people spread Delta? What the science says. Nature [News]. https://doi.org/10.1038/d41586-021-02187-1.

Vidal, S. (2012). Las cartas auténticas de Pablo. Mensajero.

Wang, H., Li,X., Li, T., Zhang, S., Wang, L., Wu, X & Liu, J. (2020, 24 de abril). The genetic sequence, origin, and diagnosis of SARS-CoV-2. European Journal of Clinical Microbiology & Infectious Diseases, 1-7. https://dx.doi.org/10.1007/s10096-020-03899-4.

Zhou, G. & Zhao, Q. (2020, 15 de marzo). Perspectives on therapeutic neutralizing antibodies against the Novel Coronavirus SARS-CoV-2. International Journal of Biological Sciences 16(10), 1718-1723. https://dx.doi.org/10.7150/ijbs.45123.

One thought on “Corrigiendo el desconocimiento científico y bíblico de un naturólogo (Actualización)

  1. Pingback: Reciente artículo de Samuel Silva Gotay: Cómo condenar la gente a la muerte y burlar la ley | Razón y política pública

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.