Entendiendo la 5G: 2 – ¿26,000 científicos contra la 5G?

Serie: 1ra parte

Imagen de petición

Recientemente, he “debatido” en un grupo en pro de la soberanía de Puerto Rico una información que a mi juicio era increíble. Según el administrador de ese grupo en Facebook, mis aserciones a favor de la 5G retaban de frente la opinión de … ¡26,000 científicos a nivel mundial! … Claro, esto no me parecía plausible en absoluto, así que me aventuré a averiguar de dónde provenía este bizarro alegato.

Todo se trata de una petición que se encuentra en línea, firmada cibernéticamente por miles de personas y agrupaciones que se envió a la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Unión Europea y otras organizaciones. Aquí se encuentra la petición: https://www.5gspaceappeal.org/. El texto de la petición se encuentra aquí.

Lo primero que llama la atención son los primeros signatarios. De todos los que aparecen ahí, solamente hay dos que tienen las cualificaciones para hablar de la tecnología per-se: Klaus Buchner (Europa) y Girish Kumar (Asia). A esto se añaden otros de las ciencias naturales con los debidos doctorados: Daniel Favre (Europa), Martin Pall (Norteamérica), y una médica (oncóloga): Annie Sasco (Francia – IARC). Esta última trabajó en la IARC, cualquiera que lea esta blog sabe mi opinión sobre esa agencia en particular. Los demás no tienen están formados para entender la tecnología o sus efectos físicos, aunque no se excluye que se hayan familiarizado con el tema.

Cuando se va a las fuentes que utiliza la petición, una muy buena parte consiste de material propagandístico y otras peticiones particulares. También incluyen un número de artículos científicos, pero no los cualifica cuidadosamente. Por ejemplo, algunos de los estudios utilizaron muestras extremadamente pequeñas; este y otros estudios exponen a los animales de laboratorio a radiación completamente desproporcionada a la que usualmente tanto seres humanos como animales no humanos reciben a diario del medio ambiente; no se hablan de los estudios que intentaron reproducir otros y salieron que no hay efecto alguno de las emisiones electromagnéticas de wifi en animales o humanos. Sí, exponer a ratas Wistar a altas frecuencias inusitadas por mucho tiempo las desorienta espacialmente. Confieso que en los seres humanos también ha habido una desorientación espacial por parte de los usuarios de móviles … pero es más bien porque caminan mirando al móvil sin mirar por dónde andan. Uno de los estudios en particular muestra los supuestos efectos de las frecuencias de radios sobre los puntos de acupuntura … es decir … esta petición incluye artículos seudocientíficos (véase el #71). Esto significa que, de parte de los peticionarios, no ha habido la debida revisión sitemática de rigor, y se hallan presentes numerosos estudios sumamente defectuosos y algunos de total invalidez científica. Esto de por sí, debe descartar como contenido de la petición como juicio con el debido soporte científico.

Hay que mencionar también que el comienzo de la petición dice lo siguiente:

We the undersigned scientists, doctors, environmental organizations and citizens from __ countries, urgently call for a halt to the deployment of the 5G (fifth generation) wireless network, including 5G from space satellites. 5G will massively increase exposure to radio frequency (RF) radiation on top of the 2G, 3G and 4G networks for telecommunications already in place.”

Énfasis mío en negrillas e itálicas

En otras palabras, no todos los que firman son científicos. De hecho, la petición está firmada por naturópatas, médicos orientales, quiroprácticos y otros campos similares que no son aceptados por la ciencia actual y cuyos miembros no han sido formados en los campos de estudio pertinentes.

Así que decidí ir a la página que era específicamente de “científicos“. Como se trata de miles de firmas, decidí escoger al azar algún país de los que firmaron y cualificar los signatarios. Escogí Argentina. He aquí algunos de los llamados “científicos” que firmaron (mis observaciones entre paréntesis):

  • Andrés Dimitriu, MA (¿Maestría en qué?)
  • Paula Ferreyra, Estudiante de Cs Biologicas (¿en qué grado? ¿completó Ba, MA, PhD? ¿En qué rama de la biología?)
  • Paula Echaniz, Biology, Psychodrama, Biologist, teacher, holistic healing (es decir, sabe de biología, pero promueve las seudociencias)
  • Elena Golovushkina, PhD (¿PhD en qué?)
  • Belen Gonzalez, Modelo, Argentina, Santa fe (quien firmó dos veces … sí, una modelo)
  • Claudia Juarez, Licenciada en Sociología (no tiene credenciales en física, oncología, ingeniería, o áreas afines)
  • Veronica Martínez Marignac, PhD (¿PhD en qué?)
  • Ximena Pisani, MS in computer science (no tiene credencial alguna de física, oncología, ingeniería o áreas afines)
  • Patricia Quattrini, Phd mathematics (firmó dos veces, no tiene credenciales de física, oncología, ingeniería o áreas afines)
  • Facundo Solanas, PhD, Political Science (además de ser profesional de las ciencias sociales, no tiene credenciales en física, oncología, ingeniería o áreas afines)
  • Marcia Torre, Tecnica (¿Técnica de qué?)

Todos estos factores importantes que he señalado desacreditan por completo la validez de las noticias que dicen que “26,000 científicos” firmaron esta petición y explica en parte porque la ONU, la OMS, etc. no le han prestado la menor atención. Esto es una chapucería.

Compárese con una petición bien hecha como la que se solicita a Greenpeace que cese su guerra contra el arroz dorado: recoge firmas de todas partes, pero cataloga correctamente a los 155 científicos que han ganado Premios Nóbel; y su contenido de esta petición es científicamente correcto.

Ahora bien, muy a pesar de que el reclamo de 26,000 personas que firmaron el documento contra el 5G distan mucho de ser científicas, sí hay algunos científicos naturales —biólogos, geólogos, ingenieros, médicos, etc.— que firmaron. ¿Pero son la mayoría?

Tristemente, no todos los científicos con títulos se comprometen con la más sanas ciencias, sino que promueven pensamiento seudocientífico. Esto no se limita en absoluto al tema del 5G, sino en muchos otros casos. Por ejemplo:

  • Dr. Todd Wood es graduado de biología con doctorado en bioquímica y es un creacionista … sí, piensa que la inundación del diluvio bíblico ocurrió. Para 1987, hubo 700 científicos que se suscribían a la mal llamada “ciencia creacionista”. Hoy hay un 0.1% de científicos con título que dudan de la evolución.
  • Michael Behe es un biólogo reconocido y conocedor del tema, pero suscribe el designio inteligente y con él, muchos más.
  • Hay científicos que son escépticos al cambio climático tales como Lennart O. Bengtsson o Judith A. Curry.

Aun en el caso de algunos Premios Nóbel bien merecidos, tenemos casos como:

  • Hannes Alfvén, quien proponía la cosmología plasma y negaba la teoría del Big Bang;
  • James Watson es promotor del realismo racial y de que los negros tienen un cociente de inteligencia menor que los blancos por razones genéticas.

Los escépticos hemos llamado esto “la enfermedad Nóbel“, cuando científicos y médicos de reputación ganadores del Premio Nóbel caen muy fuerte en las seudociencias.

Logo de EMFScientist
Logo de EMFScientist

Hay hoy día una organización de científicos, físicos, especialistas e ingenieros eléctricos que están en contra de la diseminación de tecnología wifi y todo tipo de radiación electromagnética. Se llama EMFscientists. He hablado de ellos en otro artículo en cuanto a su petición de limitar los airpods. Ellos han hecho a la ONU una petición formal —y por cierto, bien hecha, aunque su contenido sea cuestionable—. ¿Cuántos científicos en total, de todo el mundo, han firmado esa petición? Doscientos cincuentaitrés (253). Este número comparado con la totalidad de expertos en distintos campos a nivel mundial es casi como dos o tres moléculas de agua en relación con el Océano Pacífico. Para dar una idea de cuan diminuto es este número. ¿Cuántos científicos e ingenieros hay en Estados Unidos solamente? Según una cifra del 2016, 6.9 millones. ¿Cuántos profesionales estadounidenses firmaron esta petición de EMFscientists? Treintaiocho (38), es decir, el 0.00055%.

Hay científicos que son genuinos comprometidos con el rigor científicos, pero hay otros que no.

En nuestro próximo de nuestra serie, distinguiremos el grano de la paja y utilizaremos un ejemplo ilustrativo, la Dra. Katherine Horton y sus recientes declaraciones sobre la 5G.

Este blog se mantiene por el administrador, pero también se sostiene, en parte, gracias a las donaciones de sus lectores. Si le gusta el contenido y desea ayudar, en la medida que se pueda, done con Paypal. O pueden enviar dinero usando cualquiera de las siguientes criptomonedas:

Bitcoin: 1MLP6kxvE3vNsNcv91BPT3zDd86eMyk9UN

Ethereum: 0xd90DCCbf29A9723594d00b7aE454aD6Af1b4E7B8

Litecoin: LN4gPjGF9cKRJfcVZaTfTvkEnRae4AfAyk

Basic Attention Token (BAT): 0xbFb99452c5558145FF5b3a25129B42f1e03Ae83F

Dash: XxHfdmBcataCDEmj6qs5hQnjNqrMXerZfW

TRON: TCS353bzbiaYnC6SzSzFAJLy9rfWtzcMnj

Muchas gracias.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.