El Vaticano eliminó 14 libros de la Biblia en 1684 … ¿en serio?

Biblia abierta
Biblia abierta. Fotografía cortesía de Petr Kratochvil.

En el ciberespacio, viajan noticias de mundos alternos con historias inverosímiles y disparatadas. Una de ellas afirma que bajo las malignas garras del Papa y sus obispos, en 1684, la Biblia sufrió unos cambios. La Iglesia quería ocultar catorce libros que le eran contraproducentes a su causa. A saber:

  • 1 Esdras
  • 2 Esdras
  • Tobías
  • Judit
  • El resto del libro de Esther
  • Sabiduría de Salomón
  • Eclesiástico
  • Baruc con la epístola de Jeremías
  • El canto de los 3 jóvenes
  • El relato de Susana
  • Bel y el dragón
  • La oración de Manasés
  • 1 Macabeos
  • 2 Macabeos

¿Cómo sabemos que eso es cierto? Bien sencillo, porque lo dicen portales muy fiables, pulcros, que jamás le mentirían al público con tal de crear sensacionalismo y, así, ganar dinero vía anuncios expuestos al tráfico de gente o compritas en sus tiendas … algo así como AnonHQ, o Código Oculto, o Misterio.tv, o Humans are Free o esa gran fuente de sabiduría infalible y conocimiento que nunca falla … YouTube (¡Sonrisa sarcástica!) Además, la noticia está regada por toda la Internet. ¿Quieren ver? ¡Miren!

Pantallazo
Pantallazo de listado de la noticia de que el Vaticano eliminó libros de la Biblia en 1684.
Pantallazo
Pantallazo de listado de la noticia de que el Vaticano eliminó libros de la Biblia en 1684.

Tras ver “tanta evidencia”, ¡¿cómo es posible que esta información pueda ser falsa?!

¿Por qué la Iglesia ocultó estos libros en sus biblias? Para que el público no leyera información inconveniente. ¿Y por qué? Por ejemplo, si usted lee el libro de Sabiduría de Salomón 2:1-24 verá que Salomón estaba hablando de Jesús (¿?), porque habla del “hijo del Altísimo”, que posee conocimiento del Altísimo y, en un momento dado, fue muerto de manera vergonzosa. En ese libro, su autor (Salomón) aboga por su muerte.

¡Qué escándalo! ¿Cómo Salomón habló de manera tan despectiva del “hijo del Altísimo”, Jesús, quien vivió 900 años después de él? Es que la corrupta Iglesia quería ocultar esa información embarazosa para que el público jamás se enterara. ¡Malvado clero!

Emperador Papa-tine
Emperador Papa-tine (Imagen satírica que circula por la Internet).

Ummm… claro, esto nos lleva a una pregunta, tal vez inconveniente. La explicación provista en el artículo parece explicar muy bien la supresión de uno de esos libros, el de Sabiduría de Salomón. La pregunta es, ¿y por qué la Iglesia sacó los demás? Nunca se nos explica.

Y, es más, ¿cuándo se escribió Sabiduría de Salomón? La evidencia interna, en griego del siglo I AEC (no en hebreo antiguo del siglo X AEC), demuestra que el libro se escribió … en el siglo I AEC o el I EC, es decir, poco antes de que Jesús naciera o era contemporáneo a este. Un vistazo al texto de Sabiduría también pone en contexto la cita que supuestamente hace inferir que Salomón era “cruel”.

Pero los impíos invocan a la muerte con gestos y palabras; haciéndola su amiga, se perdieron; se aliaron con ella y merecen ser sus secuaces. Razonando erróneamente, se decían: “Corta y triste es nuestra vida; la muerte del hombre no tiene remedio y de nadie consta que haya vuelto de la tumba. … etc.

Sab. 1:16-2:1

En otras palabras, la larga cita del capítulo 2 que le sigue a este pasaje, no pretende ser una opinión de Salomón, sino solo palabras que el autor del libro atribuye a los “impíos”, es decir, a aquellos no dedicados al culto a Dios.

¡Ups! ¡Qué tremenda metida de pata!

Habría que explorar qué otras cosas están mal en ese artículo … publicado en esos portales que, “evidentemente”, como es usual, “investigan” antes de hacer disponible la “información”.

Veamos.

Detective

Corroborando el alegato

Pues, como siempre trabajo con una Biblia católica, la Biblia de Jerusalén, quise verificar esta información indudable, incorregible e infalible, de los nunca-demostrado-que-se-equivocan portales que revelan todo lo del mundo oculto y que solo Dios sabe cómo ellos se enteran.

Aquí está una Biblia católica (algo maltratada a raíz de un accidente que tuvo durante el huracán María), pero que, con excepción de la cubierta, está prácticamente intacta como pueden ver en las siguientes fotografías.

Cubierta de mi Biblia de Jerusalén
Cubierta de mi Biblia de Jerusalén
Página de Portada de la Biblia de Jerusalén
Página de Portada de la Biblia de Jerusalén

Una vez que abro el índice, ¿qué encuentro? … ¡¡¡Oh no!!!

Joaquin Phoenix en shock
Joaquin Phoenix en shock (de la película Signs)
Índice de la Biblia de Jerusalén
Índice de la Biblia de Jerusalén
Índice de la Biblia de Jerusalén
Índice de la Biblia de Jerusalén

Pueeeees … parece que esos infalibles portales exóticos del mundo misterioso se equivocaron (¡no puede ser!). Así que los libros 1 y 2 de Macabeos, Judit, Tobías, Sabiduría, Baruc, Esdras y Eclesiástico son, de hecho, parte de la Biblia católica y siempre lo han sido. No hubo ninguna época en que la Iglesia Católica sacó estos libros de la Biblia.

A lo mejor ustedes dirán, “¡¿Pero qué hay de los demás libros?! Prof. Rosario, usted es un illuminati y está ocultando información. ¿Dónde están, Bel y el dragón, o el relato de Susana, o el canto de Manasés, el libro 2 Esdras, o el resto del libro de Ester o la carta de Jeremías?”

Pues veamos …

El canto de los tres jóvenes

Si usted explora el capítulo 3 del libro de Daniel en cualquier Biblia católica, usted verá el Cantico de los tres jóvenes.

Biblia de Jerusalén - Cántico de los Tres Jóvenes
Biblia de Jerusalén – Cántico de los Tres Jóvenes
Biblia de Jerusalén - Cántico de los Tres Jóvenes
Biblia de Jerusalén – Cántico de los Tres Jóvenes

El relato de Susana; Bel y el dragón

Cualquier Biblia católica contiene los dos libros, el del Relato de Susana y el de Bel y el dragón. Estos se encuentran al final, en los dos últimos capítulos del libro de Daniel.

Biblia de Jerusalén y el Relato de Susana
Biblia de Jerusalén – El relato de Susana
Biblia de Jerusalén - Bel y el dragón
Biblia de Jerusalén – Bel y el dragón

El “resto” del libro de Ester

Lo que se describe, a veces, como el “resto” del libro de Ester, se encuentra en todas las Biblias católicas, usualmente intercalado en el libro de Ester primitivo. Para distinguir un texto del otro, se pone este “resto” del texto en itálicas. Aquí pueden ver dos ejemplos de ello en la Biblia de Jerusalén.

Biblia de Jerusalén - Añadidos a Ester
Biblia de Jerusalén – Añadidos a Ester
Biblia de Jerusalén - Añadidos a Ester
Biblia de Jerusalén – Añadidos a Ester

La carta de Jeremías

La carta de Jeremías se coloca en casi todas las Biblias católicas al final del libro de Baruc. La única excepción que he visto a esta regla ha sido la traducción de Luis Alonso Schökel y sus derivados (e.g. La Biblia de Nuestro Pueblo) que tiene la carta como un texto separado.

Biblia de Jerusalén - La carta de Jeremías
Biblia de Jerusalén – La carta de Jeremías

¿Qué hay de la Oración de Manasés y 2 Esdras?

La Oración de Manasés nunca fue parte íntegra del canon católico, al igual que 2 Esdras, también es conocido como el Apocalipsis de Esdras. Sin embargo, la Iglesia no los “ocultó”, sino, sencillamente no las incluyó en su canon. Durante la época del primer al cuarto siglo, algunos círculos cristianos habían incluido a 2 Esdras en sus textos. Algunas denominaciones, como las iglesias coptas y algunas orientales rusas y eslavas, lo conservan bajo el nombre de “3 Esdras” o “4 Esdras”. Algunas de estas también preservaron la Oración de Manasés.

¿De dónde el artículo sacó el año 1684 como el momento de supresión de estos libros?

Desgraciadamente, del mismo orificio corporal donde salió el resto de los alegatos.

Pero yo tengo una Biblia … ¡y no aparecen esos libros!

Sí, lo sé, yo también tengo otra Biblia donde no aparecen estos libros. Vean esta Biblia que encontré en la Universidad donde laboro, una edición de Casiodoro de Reina – Cipriano de Valera, altamente popular.

Biblia, Reina-Valera
Biblia, Reina-Valera
Biblia, Reina-Valera
Biblia, Reina-Valera

He aquí el índice de esta versión de la Biblia …

Índice de la Biblia, Reina-Valera
Índice de la Biblia, Reina-Valera

Esta carencia de libros en su Biblia tiene una explicación muy sencilla, usted no tiene una Biblia católica, sino una Biblia protestante. Fueron los padres del protestantismo, en particular Lutero, que quisieron adoptar un canon distinto al católico, “sacando” aquellos textos cuya ausencia se le quiere achacar a la Iglesia Católica.

El catolicismo heredó de la decisión que se hicieron en el Sínodo Romano del 382, del Concilio de Hipona (393 EC) y del Concilio de Cártago (398 EC) para decidir el canon de lo que hoy conocemos como Nuevo Testamento. Hago un recuento de ello en este artículo. Simultáneamente, el cristianismo en general (desde el siglo I) ha dependido de la versión griega de la Biblia Hebrea, conocida como la Septuaginta o la Versión de los LXX. Este texto incluía todos los libros del canon de la Biblia Hebrea, pero incluyó otros textos que los judíos y protestantes consideran apócrifos, pero que los católicos consideran deuterocanónicos, a saber, 1 y 2 Macabeos, Tobías, Judit, Sabiduría, Eclesiástico, Baruc y añadidos a Daniel y al libro de Ester. ¡Qué casualidad que estos son los mismos libros de los que estamos hablando, ¿verdad?!

Retrato de Martín Lutero por Lucas Cranach el Viejo
Retrato de Martín Lutero por Lucas Cranach el Viejo

Entonces, ¿por qué el protestantismo removió estos libros? En aquel momento convulso para la Iglesia Católica, esta utilizaba pasajes para legitimar actividades corruptas, como la venta de indulgencias. Por ejemplo, se utilizaba un pasaje de 2 Macabeos para fomentar la oración por los muertos, una de las bases doctrinales de las indulgencias (2 Mac. 12:46). Martín Lutero, la gran figura reformista del Renacimiento, procuraba deslegitimar el texto en cuestión y deseaba alguna base para rechazarlo. Finalmente, lo logró, al argumentar que los deuterocanónicos no estaban incluidos en el canon hebreo. Así que desautorizó los textos adicionales de la Septuaginta y preservó solo los de la Biblia Hebrea.

Conclusión

Como unitario univesalista, saco provecho de todo lo mejor que tienen que ofrecer libros religiosos, incluyendo los deuterocanónicos y los demás de la Biblia en general. Sin embargo, como humanista y no creyente, me importa poco si deben estar incluidos en la Biblia o no. Aprendo espiritualmente mucho de la Biblia cristiana en general, pero, para mí, dista muy lejos de ser “palabra de Dios”.

Podemos convenir de que, a pesar de las reservas y objeciones que se pueda tenerle a la Iglesia Católica, una cosa que no debemos tolerar es la mentira. Esto implica que aquellos portales irresponsables que constantemente nos están mintiendo, metiéndonos teorías conspiratorias sin base evidencial alguna, sean denunciados y boicoteados.

Parte de nuestra labor es investigar a fondo este tipo de asuntos, pero noten que una noticia como la que estamos discutiendo, tan diseminada por el ciberespacio, puede ser tan fácilmente refutada si tan solo la persona va a una librería católica y cotejara el índice de cualquier Biblia que allí se vende. No es difícil. Si se topan con una información tan inverosímil como esta, verifiquen de una manera tan sencilla, si está a su alcance.

Les aseguro que no tardarán mucho en conocer con mayor seguridad, cuál es el tipo de conspiración que les miente constantemente y verifiquen si tienen muchos anuncios en su portal (con los que ganan dinero) o una tiendita para que les compren.

Este blog se mantiene por el administrador, pero también se sostiene, en parte, gracias a las donaciones de sus lectores. Si le gusta el contenido y desea ayudar, en la medida que se pueda, done con Paypal. O pueden enviar dinero usando cualquiera de las siguientes criptomonedas:

Bitcoin: 1MLP6kxvE3vNsNcv91BPT3zDd86eMyk9UN

Ethereum: 0xd90DCCbf29A9723594d00b7aE454aD6Af1b4E7B8

Litecoin: LN4gPjGF9cKRJfcVZaTfTvkEnRae4AfAyk

Basic Attention Token (BAT): 0xbFb99452c5558145FF5b3a25129B42f1e03Ae83F

Dash: XxHfdmBcataCDEmj6qs5hQnjNqrMXerZfW

TRON: TCS353bzbiaYnC6SzSzFAJLy9rfWtzcMnj

Muchas gracias.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.