Este jueves, una actividad en UPR Mayagüez

Logotipos de la Secular Humanist Association y la Secular Student Alliance
Logotipos de la Secular Humanist Association y la Secular Student Alliance

Este jueves 29 de noviembre, habrá un conversatorio en el que participaremos:

  • Eva Quiñones (Presidenta de Humanistas Seculares de Puerto Rico)
  • Gerardo Rivera (Vice-Presidente de la Secular Humanist Association)
  • Daniel Altschuler (Prof. Catedrático del Departamento de Física de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras)
  • Pedro M. Rosario Barbosa (Prof. de Filosofía del Departamento de Humanidades, de la Universidad de Puerto Rico en Cayey)
  • Miriam Laracuente (Ingeniera industrial MBA y PHR)

En el conversatorio, se nos harán preguntas en relación con temas afines al ateísmo,, agnosticismo y humanismo. Ven y visítanos a las 5:00pm en el Anfiteatro Figueroa Chapel, de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Mayagüez. Invita la Secular Humanist Association de UPR Mayagüez, miembro de la Secular Student Alliance.

Anuncio de la actividad en UPR Mayagüez
Advertisements

¿Qué sabemos históricamente del nacimiento de Jesús? – 1

Nacimiento de Jesús - Gerard van Honthorst
La adoración de los pastores (1622), por Gerard van Honthorst.

No hay temporada del año que amen más los puertorriqueños que la de Navidad. Entre la música que escuchamos, hay muchas que se inspiran en lo más hermosos aspectos nuestro trasfondo cultural cristiano: El villancico yaucano, Caminan las nubes, Mi burrito sabaneroEl Niño Jesús de Tony Croatto, De mi voz nació la luz de Danny Rivera y los Cantores de San Juan, entre otros clásicos de nuestro pueblo y Latinoamérica.

Además de eso, entre los adornos de esta preciosa expresión cultural, encontramos los pesebres. Están José, María y el Niñito Jesús en una especie de “casita de madera y paja” o cueva, que están siendo calentados por la mula y el buey, con una estrella en el cielo, anunciando el nacimiento del Salvador, que está siendo adorado por pastores y los Reyes Magos. En Occidente, se acostumbra presentar esa conmovedora escena desde 1223, cuando Francisco de Asís montó esta viva representación visual, con la que quería llevar a Cristo los corazones de los devotos.

Sin embargo, ¿de dónde realmente procede esta historia? La manera que ilustramos el nacimiento de Jesús no concuerda con lo que afirman los evangelios, como veremos en esta serie. Al contrario, intenta reunir distintos elementos que encontramos de distintos escritos, dentro y fuera de los evangelios canónicos y del Nuevo Testamento, para dicha representación.

¿Qué es lo que realmente sabemos de la Navidad históricamente? Es decir, ¿qué podemos saber de lo que realmente ocurrió en aquel acontecimiento que ayudó a formarnos culturalmente en diversas partes del mundo? Si adoptamos los recursos historiográficos, ¿cómo se vería el resultado en torno al tema? El propósito de esta serie es desarrollar con un mínimo de formalidad una exposición sencilla de lo que los historiadores y biblistas han podido saber de ese evento significativo culturalmente para nosotros.

Quisiera aclarar que el ánimo de esta serie no es el de “arruinarle” a nadie su celebración navideña. Al contrario, es el de enriquecerla con conocimiento histórico. Toda manifestación cultural, como cualquier pieza de literatura, se puede mirar desde varios puntos de vista. El histórico es uno.  

Nuestras fuentes

Como siempre, tenemos que considerar primero nuestras fuentes de información. Las primordiales se encuentran en el Nuevo Testamento, es decir, en los escritos aceptados como canónicos por el catolicismo, el protestantismo y otras denominaciones cristianas desde tiempos de Ambrosio de Milán (367 EC).

 Nota: Entiendo que ya es tiempo de utilizar las siglas “AEC” (antes de la era común) y “EC” (era común) como sustitutos razonables de “antes de Cristo” y “después de Cristo” por dos razones: la primera, es que ayuda a mantener la neutralidad de la labor histórica y, la segunda, que ya se está convirtiendo lentamente en un estándar en el mundo hispánico. La Real Academia Española y la Asociación de Academias de la Lengua Española las aceptan oficialmente.

Del Nuevo Testamento, solamente utilizaremos aquellos textos que son pertinentes a nuestra discusión, específicamente dos tipos de escritos:

  • Los evangelios: Aunque los relatos del nacimiento de Jesús son notables solamente en los evangelios de Mateo y Lucas, es evidente que Marcos y Juan nos proveen pizcas de información para matizar los relatos de la natividad. Además, tampoco debemos olvidarnos del escrito que los eruditos conocen como “Q”, el material compartido por Mateo y Lucas que no encontramos en Marcos.
  • Las cartas auténticas de Pablo: Las cartas auténticas de Pablo (c. 50-62 EC), son los textos cristianos más tempranos que tenemos disponible y que proveen información en torno a Jesús. Las epístolas que hoy no se disputan su autenticidad son siete: 1 Tesalonicenses, Filipenses, 1 y 2 Corintios, Gálatas, Filemón y Romanos. Las demás que encontramos en el Nuevo Testamento, o se atribuyen erradamente a Pablo (Hebreos), o son disputadas (2 Tesalonicenses, Colosenses) o no se consideran auténticas ya por la inmensa mayoría de los historiadores (Efesios, 1 y 2 Timoteo, Tito).
  • Otros textos: Aunque su aportación es poca, es importante la información que ofrece el segundo volumen del autor que escribió el Evangelio de Lucas y que conocemos como Hechos de los Apóstoles. También contaremos con otra importante de historiadores como Flavio Josefo y otros, que nos dan un panorama de los sucesos que ocurrieron en la época del nacimiento de Jesús. 

Nota: De aquí en adelante, las citas del Nuevo Testamento serán de la traducción de Senén Vidal y las de la Biblia Hebrea o de la Septuaginta serán de la Biblia de Jerusalén.  Mis modificaciones se harán entre corchetes y proveeré una nota al calce para justificarlas.

La información más temprana

Las cartas paulinas

Pablo escribiendo sus epístolas - Valentin de Boulogne
Pablo escribiendo sus epístolas, probablemente de Valentin de Boulogne (1618-1620)

Nuestra información más temprana en torno a Jesús procede, irónicamente, del que menos habló de su vida, Pablo de Tarso. Esto se debe a que, durante sus cartas, él nos dejó saber alguna información que circulaba en sus congregaciones gentiles y las de las palestinenses.

El primer pasaje que exploraremos es el de Gálatas 4:4, escrito ca. 52-54 EC:

Dios envió a su Hijo,

nacido de mujer,

nacido bajo la ley

Este pasaje es parte de una confesión bautismal del cristianismo judeohelenista y gentil, en el que se afirma que Jesús se encarnó y se sometió a la Ley Mosaica (la Torá) como manera de liberar a los sometidos a ella y hacerse hijos de Dios, lo que llevaría a los creyentes a exclamar “Padre”, en arameo, Abbá. (Gál. 4:4-7)

La parte de esta confesión que nos interesa es la frase “nacido de mujer / nacido bajo la ley”.  Lo que sorprende para muchos de nosotros que nos criamos inmersos culturalmente en el relato del nacimiento virginal de Jesús es lo ordinaria que resulta esta perícopa. Con “nacido de mujer”, Pablo solo desea resaltar el hecho de que Jesús (como ente divino) se hizo un vulnerable ser humano, como cualquiera de nosotros. “Nacido de mujer” era una expresión muy común para indicar la humanidad de alguien. (Brown et al. 52) También, Pablo enfatiza que “nació bajo la Ley” de Moisés, es decir, era judío y cumplidor cabal de los mandatos de lo consignado en su normativa. (Véase Flp. 2:6-11) Pablo intenta justificar esta parte de la vida de Jesús desde su teología: el Mesías, un ente divino que se encarnó, se sometió por completo a la Ley, para librar a los cristianos (específicamente aquellos gentiles) de ella, de tal manera que sus acciones sean puramente por impulso del Espíritu de Dios, no por someterse a una norma. (Brown et al. 50-53; Piñero, Guía Pablo 214-216; Vidal, Las cartas 506-507)

Pablo parece desconocer por completo el nacimiento virginal de Jesús. Esto es significativo a la hora de llegar a nuestras conclusiones preliminares más abajo en este artículo. Extraña esto porque Pablo estaba “mercadeando” (en el buen sentido del término) su evangelio sobre Jesús, estableciéndolo como una alternativa a los cultos mistéricos y otros paganos. (Piñero, Guía Pablo 304-313) Virtualmente, todos estos incluyen nacimientos en los que se involucran poderes de deidades o el resultado de su acto sexual con seres humanos. De ser conocido por Pablo, el nacimiento milagroso de Jesús hubiera sido una información muy valiosa para solidificar la fe de sus seguidores gentiles. ¿Por qué nunca lo enfatizó? La explicación más sencilla parece sugerir que o no existía tal información en esos momentos, o estaba circulando entre cristianos con los que Pablo no tenía contacto. Esta última alternativa parece altamente improbable, ya que Pablo comenzó a predicar desde los mismos comienzos del movimiento de Jesús (ca. 33 EC) y conoció personalmente a Jacobo, el hermano de Jesús, y al discípulo más cercano, Pedro. (Gál. 1:18-19; 2:1-14) Seguramente, hubiera incorporado un dato tan útil en el contexto de su misión, pero no es así. Además, el cristianismo era un movimiento muy pequeño en sus inicios, es improbable que Pablo desconociera lo que proclamaban otros. (Brown, El nacimiento 543)

Todo esto nos indica que el dato de los relatos de la virginidad de la madre de Jesús se comenzaron diseminar tardíamente o posterior a la muerte de Pablo.

El segundo pasaje al que exploramos es el que describe a Jesús de la siguiente manera:

descendiente de David

según la carne

constituido Hijo de Dios con poder

según el Espíritu de santidad

por la resurrección de los muertos. (Rom. 1:3-4)

Esta es una confesión de origen semita, prepaulina, que fue traducida del arameo al griego (tal vez con la excepción de la frase “con poder”) y que confiesa que Jesús se convirtió en Hijo de Dios en el momento de su resurrección. Probablemente, Pablo añadió la frase “con poder” para armonizarla a su cristología. (Ehrman, How Jesus cap. 6)

Lo que nos importa de este pasaje es el dato de que Jesús era “hijo de David, según la carne”, es decir, descendiente de David. Debemos acercarnos a esta información cautelosamente, ya que muchas personas suelen decir que, basándose en las genealogías de Jesús que encontramos en los evangelios, alguien de esa época tuvo acceso a algún listado de la ascendencia de Jesús. En una futura entrada, pondremos esa convicción en duda. Sin embargo, de lo que no hay interrogante es del hecho de que, por lo menos, la familia de Jesús debió haberse considerado miembro de la tribu de Judá. De otra manera, no hubiera sido plausible para muchos judíos que Jesús fuera descendiente de David. Finalmente, puede ser que la familia de Jesús, por parte de padre, se viera descendiente de ese monarca, aun cuando no conservara su genealogía. (Brown et al. 44-49)

Además, una vez más, este credo es silente ante el asunto de la concepción milagrosa de Jesús sin intervención de varón. En ninguna parte, tampoco se infiere que él fuera considerado descendiente de David por adopción por parte de José.

Finalmente, hay un dato más que tenemos que tener en consideración: Pablo está perfectamente consciente de que Jesús tenía más de un hermano, aunque solo nombra a uno de ellos, Jacobo (“יעקב” en hebreo, “Ἰάκωβος” en griego). Contrario a lo que dicen ciertos autores mitistas, el término “hermano”, en el sentido usado por Pablo, designa en este caso, a unas personas distintas a los apóstoles o los creyentes en el Mesías. Se refiere a sus hermanos cosanguíneos. (Gál. 1:19; 1 Cor. 9:5; Gerd y Theissen 148)

Es evidente, pues, que, para Pablo, Jesús fue un personaje histórico y real, que tuvo hermanos. A pesar de eso, a Pablo no le interesaba en lo absoluto, el nacimiento de Jesús. (Borg y Crossan 29-30)

El Evangelio de Marcos

Representación del evangelista Marcos
Representación del evangelista Marcos en el Manuscrito de Lindisfarne (ca. 700 EC). Imagen cortesía de Pat Alexander (CC-BY 3.0 Unported).

Después de las cartas de Pablo, el siguiente material que nos ofrece los datos más tempranos sobre Jesús es el Evangelio de Marcos. Este libro, se presenta como “el evangelio [buena noticia] de Jesucristo, Hijo de Dios”. (Mc. 1:1) Se publicó anónimamente, pero la tradición cristiana posterior, ha llevado a algunos a atribuirlo a Marcos. Se piensa que se compuso a raíz de la Guerra Judía sucedida entre el 66 y el 75 CE. Además, la posible alusión del texto a la destrucción del Templo de Jerusalén, colocaría la redacción final del Evangelio (como lo conocemos) durante el periodo 70-75 CE. (Mc. 12:9; 13:1-2; 15:38; Gnilka, I: 38-42).  

Es bueno indicar que el contenido del Evangelio no se escribió “de una sentada”. Fue un proceso en que el autor reunió muchas tradiciones diversas que, antes de él, estaban circulando en congregaciones cristianas; muchas de ellas se remiten a relatos jerosolimitanos y palestinenses. Esto se sabe, porque, en el texto, el evangelista intenta “embellecer” un poco o explicar algunos pasajes, como si estuviera reproduciendo otro texto, en donde intentaba introducir algunos comentarios. Hay algunos eruditos, tales como Josep Rius-Camps, que, a partir del Códice Beza, dicen identificar diversas ediciones, que pueden indicar una edición primordial muy cercana a la época del ministerio de Jesús.

El primer dato que nos brinda Marcos no es el nacimiento de Jesús. Es más, lo ignora. La natividad no juega rol alguno en el Evangelio de Marcos. La primera ocasión en que se refiere a él, nos habla de su proveniencia de Nazaret de Galilea. (Mc. 1:9) En ningún momento, se hace referencia a Belén ni le interesa el tema. (Borg y Crossan 30) 

Más adelante, el evangelio nos describe la actitud de la familia de Jesús en relación con él:

Y viene a casa, y se reúne de nuevo la gente, de modo que no pueden ni comer el pan. Y al oírlo sus allegados [familiares], salieron a apoderarse de él, pues decían:

—Está fuera de sí. (Mc. 3:20-21)

Y viene su madre y sus hermanos, y, estando ellos fuera, enviaron a llamarlo. Y estaba sentada en torno a él gente, y le dicen: 

—Mira, tu madre y tus hermanos y tus hermanas te buscan fuera.

Y respondiéndoles, dice:

—¿Quién es mi madre y mis hermanos?

Y, mirando en derredor a los que estaban sentados en círculo en torno a él, dice:

—He aquí mi madre y mis hermanos. Pues quien haga la voluntad de Dios, ese es mi hermano y mi hermana y mi madre. (Mc. 3:31-35)

Estos pasajes indican que la actitud de los familiares hacia Jesús era casi de tratarme como alguien demente, que se creía inspirado por Dios para predicar un mensaje apocalipticista. El texto no deja lugar a dudas que Jesús rechazaba a sus familiares y la sustituyó por sus seguidores (“los que hacen la voluntad de Dios”). Esto lo debemos matizar, debido a que la narrativa típica marcana era que Jesús era incomprendido por la gente más cercana a él. 

Sin embargo, el hecho de que sus hermanos no le seguían parece confirmado en las cartas de Pablo, debido a que Jacobo no fue discípulo de Jesús. Al contrario, solo se volvió parte de su movimiento tras él haber proclamado la aparición de su hermano resucitado, dato que nos lo da Pablo, citando una vieja confesión tradicional. (1 Cor. 15:7)

Jesus y Jacob
Iconografía representando a Jesús y Jacob como gemelos.

Lo anterior significa que, durante su etapa de predicación, los familiares de Jesús no formaban parte de su movimiento. Esto es pertinente para nuestro tema, porque si hubiera ocurrido lo que nos narran los relatos del nacimiento de Jesús en los evangelios de Mateo y Lucas, se esperaría la credulidad de su familia, especialmente de su madre. Sin embargo, esto tampoco es lo que ocurre.

Llama la atención que el padre de Jesús se halle ausente de este incidente y en los relatos posteriores, algo que fuertemente sugiere que ya había muerto antes de que Jesús comenzara a predicar su buena noticia.

Más adelante, cuando Jesús proclama su evangelio en Nazaret, recibe un gran rechazo. Lo interesante es que esta repulsa por su mensaje  se hace por parte del público, cuestionando su conocimiento del contenido y sabiendo de qué familia provenía. En el proceso, mencionan la profesión de Jesús, el nombre de su madre y sus hermanos y hace referencia a sus hermanas.

Y salió de allí y va a su patria, y lo siguen sus discípulos. Y, al llegar el sábado, comenzó a enseñar en la sinagoga, y muchos que lo escuchaban estaban asombrados diciendo:

—¿De dónde le vienen a este esas cosas, y cuál es la sabiduría que se le ha dado y tales obras poderosas efectuadas por sus manos? ¿No es este el carpintero, el hijo de María y el hermano de Jacobo, de Josés, de Judas y de Simón? ¿Y no están sus hermanas aquí, con nosotros? Y se escandalizaban de él. (Mc. 6:1-3)

Los eruditos en general piensan que esta contraposición entre sabiduría y milagros, por un lado, y la incredulidad de sus oyentes, por el otro, es parte de la manera que tiene el evangelista de presentar el tema recurrente de la incomprensión de Jesús por parte de personas cercanas a él o por parte del público. Sin embargo, ahí se muestra un núcleo histórico del acontecimiento en el que Jesús se frustró ante la incredulidad de sus compatriotas de Nazaret. (Gnilka I: 262-273)

En cuanto al tema que nos concierne, Jesús tenía varios hermanos, interpretados en el texto como hijos de la pareja de su padre y María: Jacobo, Josés, Judas, Simón y las hermanas, no nombradas en la perícopa.

Algunas objeciones del sector católico romano

José, el padre de Jesús
Según el Protoevangelio de Jacobo, José, el padre de Jesús, fue un anciano muy entrado en edad que fue escogido por Dios cuando, en una prueba del Sumo Sacerdote del Templo, la vara que tenía su nombre, había florecido milagrosamente. Esto era señal que debía casarse con la bien jovencita Virgen María. Pintura de Juspe de Ribera (1603). Cortesía del Museo de Brooklyn.

A pesar de lo ya discutido, pueden emerger algunas objeciones por parte de católicos que sigan la línea doctrinal de la iglesia en torno a la perpetua virginidad de María, la convicción de que ella permaneció virgen antes, durante y después del parto de Jesús. Esta idea fue defendida desde el siglo II, en el Protoevangelio de Jacobo (150 EC), que presentaba a José como viudo de un matrimonio anterior y padre de los hermanos y hermanas de Jesús mencionados por los evangelios. En algunas denominaciones cristianas en el mundo, todavía se defiende que el padre de Jesús había estado casado  y que era anciano, como manera de defender la idea de que María nunca tuvo hijos después de dar a luz al Mesías. 

El problema con esta explicación para sostener la idea de que María no tenía hermanos inmediatos, es que uno de los evangelios nos brinda el dato de que Jesús era el primogénito de José. (Lc. 2:7) Por ende, los hermanos de Jesús no pudieron haber sido hijos de un primer matrimonio, en cuyo caso, Jacobo hubiera sido el primogénito.

La segunda idea para defender, de alguna manera, la virginidad perpetua de María, es que los hermanos de Jesús eran, en realidad, primos de él. Esta convicción fue compartida por Jerónimo y muchos otros teólogos. De buenas a primeras, esta explicación suena plausible en el contexto del catolicismo. Tenemos varios casos en la Biblia hebrea en que los llamados “hermanos” en ese texto, en realidad, eran de relación tío-sobrino o primos. Un caso del primero, es la relación de Lot con su tío, Abraham. (Gén. 11:26-32; 13:8) Un ejemplo del último podemos encontrarlo en una genealogía en 1 Crónicas, en la que se dicen “hermanos” personas que son claramente primas. (1 Cro. 23:21-23) Lo mismo vale para el arameo, idioma que hablaba Jesús en su tiempo.

Todo esto suena muy bien, pero los evangelios y las cartas paulinas no fueron escritas en hebreo o arameo, sino en griego, idioma en el que no solo existe la palabra griega adelfós (ἀδελφός) para “hermano”, sino anepsiós (ανεψιός) para “primo”. Se podría argumentar que los evangelistas o personas en los que dependían su información, tradujeron directamente la palabra “hermanos” en arameo a griego, creando la confusión. 

Esta explicación se derrumba cuando nos percatamos que, cuando Pablo hablaba de Jacobo, “el hermano de Jesús”, no estaba reproduciendo ningún otro texto, sino que estaba componiendo cuando hablaba de cómo llegó a conocerlo e interactuó con él en Jerusalén. (Gál. 1:19-2:14) Evidencia de que, en aquel momento, se conocía bien quién era “primo” de quién es una carta atribuida a Pablo, la Epístola a los Colosenses, donde el autor se refiere a un tal Marcos como primo (anepsiós) de Bernabé. (Col. 4:10) Peor todavía, existe otra fuente externa al Nuevo Testamento que habla de Jacobo como “el hermano [no primo] de Jesús, el llamado `Cristo'”, Flavio Josefo, cuando hablaba de su ejecución (II: 1234; XX: 9,1). 

Para darle un respiro final a la suposición de que los “hermanos” de Jesús eran, en realidad, primos, usualmente se apela al hecho de que los nombres “Jacobo” y “Josés” (especialmente este último) están asociados a otra María, que no era la madre de Jesús, es decir, la María que estaba a los pies de la cruz. (Mc. 15:40) Para muchos, la terminación “Josés” debería establecer dicho vínculo con esa María. El problema con esta explicación es que se le da un apodo de ese Jacobo, “el pequeño” (el menor), algo no aparece en toda la literatura referente al hermano de Jesús durante el primer siglo. Algunos apologetas católicos piensan que Jacobo se trataba del hijo de Alfeo (¿o Cleofás?) y que formó parte de los Doce. (Mc. 3:18; Jn. 19:25) Sin embargo, la tradición primitiva es clara de que el Jacobo que es hermano de Jesús es distinto a los dos Jacobos de los Doce (e.g. la tradición que afirma que Jesús se le apareció resucitado a los “Doce” y después a Jacobo, su hermano, 1 Cor. 15:5,7).

El sacerdote y experto en el Jesús histórico, John P. Meier, en su laboriosa obra exegética sobre el histórico Jesús, llega a la conclusión de que las diversas explicaciones para defender la virginidad perpetua de María, se hunden ante los criterios estrictamente historiográficos. Por ende, adoptando estos en cuenta, no queda de otra que concluir que los llamados “hermanos” de Jesús, se refieren efectivamente a los hermanos cosanguíneos provenientes del mismo vientre de la madre de él. Este representa, por ahora, el consenso de los eruditos del Nuevo Testamento. Todos los esfuerzos para otra cosa, son de naturaleza puramente religiosa y apologética (Bornkamm 56; Casey 143-145; Ehrman, Jesus 99; Gnilka I: 271-273; Meier I: 325-342; Piñero, Guía Nuevo Testamento 174-176)

Otros asuntos interesantes

Vista panorámica de Nazaret
Vista panorámica de Nazaret.

Muy a pesar de los evangelios de Mateo y Lucas, las demás fuentes parecen sostener que Jesús provenía de Nazaret, Galilea. La primera ocasión que aparece mencionado el lugar de origen Jesús en cualquiera de los evangelios, es en Marcos, cuando nos dice que él provenía de ese lugar. (Mc. 1:9) En el caso del Evangelio de Juan, el más tardío de todos, no solo se desconoce también el nacimiento de Jesús en Belén, sino resalta el hecho de que, para muchos judíos, era inconcebible que el Mesías hubiera salido de una aldea tan insignificante como Nazaret. (Jn. 1:46)

El apodo “Nazareno”, que adquirió un sentido despectivo entre los judíos para designar a Jesús, está vinculado a que, precisamente, provenía de este humilde poblado rural. Este título no se explica por alguna posible consagración suya al nazireato. El documento “Q”, redactado en su forma final ca. 60-70 CE, nos reporta que Jesús tenía fama de “comilón y bebedor de vino”. (Lucas/Q 7:34) Sin embargo, la entrega de un judío al nazireato, precisamente prohíbe el consumo de vino. (Núm. 6:3) Además, durante los primeros dos siglos, a los cristianos se les denominaba “nazarenos”. La primera que nos reporta esto es Hechos de los Apóstoles, que relata cómo a Pablo se le juzgó como si fuera un “nazareno” (Ναζωραίος). La segunda, es la terminología judía de los primeros siglos, notzri (נוֹצְרִי), para referirse a esta secta de Jesús.

En otras palabras, todas las fuentes pertinentes dentro y fuera del Nuevo Testamento, parecen indicar que la explicación del término “nazareno” para Jesús y los cristianos, durante los primeros siglos, se debe a que su maestro provenía de Nazaret, no de Belén. Por ende, históricamente hablando, lo más probable es que nació y se crió en Nazaret.  (Ehrman, Jesus 97-99; Bornkamm 55-56; Meier I: 222-263; Pagola 49; Sanders 101-119)

Conclusiones para la futura discusión

De lo anterior, podemos ya establecer, con criterios históricos, lo siguiente:

  1. De los primeros escritos cristianos se desprende un total desconocimiento del nacimiento de Jesús en Belén. Todo parece indicar que los primeros cristianos pensaban que Jesús procedía de Nazaret. Todo indica que su familia procedía y vivía en ese lugar desde hacía mucho tiempo y eran bien conocidos.
  2. Parece haber un total desconocimiento por parte de las fuentes más tempranas de alguna concepción virginal de Jesús o algún evento milagroso asociado a su nacimiento o infancia.
  3. La tensión entre Jesús y su familia (incluyendo a su madre) es probablemente histórica, algo que resulta extraño si se tomara como hecho los relatos de la natividad que encontramos en los Evangelios de Mateo y Lucas. Al menos, María debió haber sabido que la misión de su hijo no era una demencia, sino un mandato sobrenatural.
  4. Todo lo anterior significa que tanto, el nacimiento de Jesús como su infancia y su adolescencia, transcurrieron normalmente, sin nada que indicara que, Jesús fuera sobrenaturalmente alguien especial. 
  5. Todo parece indicar que las tradiciones de la concepción milagrosa de Jesús, su nacimiento en Belén y lo demás, surgieron después de la muerte de Pablo (58 o 64 CE) y, tal vez de la de Pedro (64 CE) y Jacobo, el hermano de Jesús (62 CE). Es más, puede ser que tales relatos de la natividad se elaboraran después de la redacción final del Evangelio de Marcos (ca. 70 CE), ya que su narrador lo desconoce por completo. Esto hace a los sucesos milagrosos del nacimiento de Jesús como productos significativamente tardíos del imaginario cristiano, más que información proveniente de sus familiares o discípulos. 

Como veremos, el alegato de que Jesús había nacido en Belén, se debe a razones apologéticas de los evangelistas de los textos de Mateo y Lucas. Lo que agrava el asunto es que los relatos de ambos textos neotestamentarios son totalmente incompatibles unos con otros.

Bibliografía

Biblia de Jerusalén. 4ta. ed. Desclée de Brower, 2009.

Borg, Marcus J. y John Dominic Crossan. La primera Navidad. Lo que los evangelios enseñan realmente acerca del nacimiento de Jesús. Verbo Divino, 2007.

Bornkamm, G. Jesús de Nazaret. Sígueme, 1975.

Bovon, François. El Evangelio de Lucas. Sígueme, 1995, 2 vols.

Brown, Raymond. El Evangelio de Juan. Cristiandad, 1999, 2 vols.

—. El nacimiento del Mesías. Cristiandad, 1982.

Brown, Raymond et al. María en el Nuevo Testamento. Sígueme, 1986.

Casey, Maurice. Jesus of Nazareth. T & T Clark, 2010.

Ehrman, Bart. How Jesus Became God. The Exaltation of a Jewish Preacher from Galilee. Ed. Kindle, HarperOne, 2014.

—. Jesus. Apocalyptic Prophet of the New Millenium. Oxford UP, 1999.

Fitzmyer, Joseph. El Evangelio de Lucas. Cristiandad, 2005, 4 vols.

Flavio Josefo. Antigüedades judías. Akal, 1999, 2 vols.

Gnilka, Joachim. El Evangelio según San Marcos. Sígueme, 1999, 2 vols.

Luz, Ulrich. El Evangelio según San Mateo. Sígueme, 1993, 4 vols.

Meier, John. Un judío marginal. Verbo Divino, 1998 – 2010, 5 vols.

Pagola, José Antonio. Jesús. Aproximación histórica. PPC, 2013.

Piñero, Antonio. Año I. Israel y su mundo cuando nació Jesús. Laberinto, 2008.

—. Guía para entender el Nuevo Testamento. Trotta, 2011.

—. Guía para entender a Pablo de Tarso. Una interpretación del pensamiento paulino. Trotta, 2015.

Puente Ojea, Gonzalo. El Evangelio de Marcos. Del Cristo de la fe al Jesús de la historia. Siglo XXI, 1998.

Rius-Camps, Josep. El evangelio de Marcos: etapas de su redacción. Redacción jerosolimitana, refundición a partir de Chipre, redacción final en Roma o Alejandría.  Verbo Divino, 2008.

Robinson, James, Paul Hoffman y John S. Kloppenborg. El documento Q. Sígueme, 2002.

Sanders, E. P. La figura histórica de Jesús. Verbo Divino, 2000.

Theissen, Gerd y Annette Metz. El Jesús histórico. Sígueme, 1999.

Vidal, Senén. Las cartas auténticas de Pablo. Mensajero, 2012.

—. Jesús el Galileo. Sal Terrae, 2006.

 —. Nuevo Testamento. Sal Terrae, 2015.

Actividad sobre reactores modulares pequeños (SMRs) en UPR Mayagüez y reacciones

 

The Nuclear Alternative Project

The Nuclear Alternative Project

El martes, 30 de octubre de 2018, se dieron varios acontecimientos importantes que han impactado los medios y la opinión pública en relación con el terma energético en Puerto Rico. Esta discusión es posible gracias a la organización sin fines de lucro, The Nuclear Alternative Project (NAP) y cuyos miembros se componen, mayormente, de ingenieros nucleares puertorriqueños.

Aquel día, NAP hizo posible una reunión de varios ingenieros reconocidos en Estados Unidos y representantes de compañías fabricadoras de reactores modulares pequeños (SMR por sus siglas en inglés) con el alcalde de San Sebastián. Esto se supo en los medios a través de un comunicado del municipio.

Comunicado de Prensa del Municipio de San Sebastián

Comunicado de Prensa del Municipio de San Sebastián sobre la reunión del Alcalde con miembros del NAP y representantes de la industria nuclear.

Más adelante, ese mismo día, se dio una presentación de algunos miembros del NAP y de dichos representantes en la Universidad de Puerto Rico en Mayagüez, auspiciado por el Departamento de Ingienería Civil y Agrimesura.

Ángel Reyes - NAP

Ángel Reyes, del NAP, expresándose sobre su motivo para favorecer la energía nuclear en Puerto Rico. (c) 2018, Pedro M. Rosario Barbosa (CC-BY 4.0+)

El anfitrión fue Ángel Reyes, operador de planta nuclear y miembro de Exelon, quien sentó el tono de la conversación que se dio en el panel.

Desgraciadamente, el evento se ha discutido muy mal en la prensa. Por razones de tiempo y espacio, solo discutiré las plantas sugeridas para Puerto Rico, el tema que debió haber sido el foco noticiero en Puerto Rico.
.

Las alternativas nucleares propuestas

BRWX-300 (General Electric / Hitachi)

Recipiente BWRX-300

Recipiente BWRX-300. Imagen de GE-Hitachi. Reproducido por concepto de uso legítimo (fair use).

El primer presentador del panel fue David Sledzik,  representante de los esfuerzos de General Electric-Hitachi para contruir un SMR llamada BWRX-300. Este es un tipo de reactor nuclear de 300 MWe (Megawatts eléctrico), diseñado para ser costoefectivo, en parte, mediante la simplificación del proceso de generación eléctrica en relación con las plantas convencionales o con otros SMRs. Simultáneamente, está diseñado para la seguridad pasiva, es decir, si ocurriera algún terremoto, maremoto, huracán, o cualquier otra cosa que interrumpa el proceso de generación nuclear, el diseño físico permite que, sin intervención humana, se apague sin mayores incidentes. Es decir, la planta es a prueba de acontecimientos como los de Fukushima o Chernobyl. El proceso de circulación del enfriador (el agua) utilizaría la física: procesos de calentamiento, evaporación, condensación, enfriamiento y fuerza gravitacional. Las cápsulas en las que este proceso se llevará a cabo, estarían sumergidas en una piscina de agua como medida de seguridad adicional y proveería enfriamiento por siete días. Después, si haciera falta más, la piscina volvería a llenarse de agua.  Se planifica que las plantas BWRX-300, comiencen a comercializarse alrededor del año 2030.

De paso, Sledzik añadió que el siguiente paso de esta alianza entre GE y Hitachi será el reactor PRISM, una planta de neutrones rápidos de alta anergía que reciclará desperdicios nucleares.

David Sledzik - GE-Hitachi

David Sledzik de la alianza GE-Hitachi. (c) 2018, Pedro M. Rosario Barbosa (CC-BY 4.0+).

NuScale

El siguiente exponente es José Reyes, una de las mentes detrás del reactor AP1000, pero que, recientemente, ha estado trabajando en la planta nuclear SMR de NuScale y que hemos promovido muchas veces en este blog.

José Reyes de NuScale

Los módulos, que se arman dentro de la piscina de la planta, están hechos para que el refrigerante (el agua) circule utilizando solo las leyes de la física. Durante el proceso de circulación se produce vapor, que empuja las turbinas para producir electricidad. El gas enfriado regresaría al módulo, donde la circulación continúa y se repite. En caso de cualquier accidente, el agua en donde están sumergidos los módulos, hervirá, absorbiendo el 90% del calor. Una vez evaporado, el aire circulante, debido al proceso de convección, continuaría enfriando el módulo indefinidamente. También, el Departamento de Energía ha encontrado, que aun si ocurriera lo que prácticamente es imposible, que haya un accidente nuclear y derretimiento del combustible, el área de desalojo no sería mayor que el de la verja de la misma planta.

NuScale

Representación de una central nuclear modular NuScale (Fuente: NuScale).

José Reyes, de NuScale

José Reyes, de NuScale. (c) 2018, Pedro M. Rosario Barbosa (CC-BY 4.0+).

Según Reyes, el modelo ha sido puesto a prueba numerosas veces hasta el costo de más de $100 millones. De acuerdo con documentos públicos, la Comisión Reguladora Nuclear de Estados Unidos (NRC) ha aprobado la Fase 1 de la revisión de este diseño y ha reconocido que no necesita respaldo eléctrico para propósitos de seguridad, razón por la que le eximió de ello (p. 20).

Por lo pronto, se proyecta que estas plantas empezarán a comercializarse en el 2025. Se piensa que el primer reactor comenzará a operar en el estado de Utah en el 2026.

eVinci (Westinghouse)

Acto seguido, Abdul Dulloo presentó la propuesta del microreactor de Westinghouse, eVinci. Este tipo de estructura quiere desarrollar una tecnología que no solo sea barata y segura, sino que también es de fácil mantenimiento. Los módulos de este microreactor serían tan pequeños que podrían ser llevados por camión.

eVinci - Westinghouse

Representación de un módulo eVinci, de Westinghouse, siendo llevado por un camión. Imagen creada por Westinghouse, reproducida por concepto de uso legítimo.

Abdul Dulloo, de Westinghouse

Abdul Dulloo, de la compañía Westinghouse, con un dicho del pelotero boricua, Roberto Clemente como fuente de inspiración para un mejor futuro. (c) 2018, Pedro M. Rosario Barbosa (CC-BY 4.0+)

Abdul Dulloo, Westinghouse

Abdul Dulloo, de la compañía Westinghouse, con un dicho del pelotero boricua, Roberto Clemente como fuente de inspiración para un mejor futuro. (c) 2018, Pedro M. Rosario Barbosa (CC-BY 4.0+)

Según Dulloo, el área donde se colocarían estos módulos sería de 0.06 acres, por lo que ocuparía un área de terreno significativamente menor que la de una planta Generación II convencional. El número de módulos de este microreactor sería menor o mayor, dependiendo de las necesidades de los clientes que utilicen esa fuente de energía. Por ahora, se planifica demostrar que serían manufacturados para el 2019 y se piensa que, para el 2024, ya estaría disponible para el mercado.

Además, como medida de seguridad, debido a su construcción y su refrigerante, la planta utiliza una característica exitosa que se incorporará a la exploración del espacio, por la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA). Es lo que se conoce en inglés como negative temperature reactivity feedback coefficient. Si ocurriera algún alza de temperatura inesperada, el diseño permite que el proceso reactivo se reduzca, lo que causaría que se enfríe, mientras que si se enfría, subiría la temperatura. De esa manera, el proceso nuclear se mantendría nivelado, evitando algún desastre nuclear de algún tipo. Esto haría un accidente nuclear, tipo Fukushima o Chernobyl, virtualmente inexistente.

Xe-100 (X-energy)

Finalmente, de todos los representantes de manufactureros de energía nuclear, habló Jeffrey Harper, de X-energy, con su propuesta del reactor Xe-100.

Jeffrey Harper de X-energy

Jeffrey Haper de X-energy, presentando el reactor Xe-100. (c) 2018, Pedro M. Rosario Barbosa (CC-BY 4.0+).

Tecnología TRISO utilizada por una planta Xe-100.

Tecnología TRISO utilizada por una planta Xe-100. Imagen de X-energy, reproducida por concepto de uso legítimo (fair use).

Estos reactores utilizan una tecnología novel de combustible en forma esférica, conocida como “combustible tristructural-isotrópico” (TRISO). Estas son partículas de 0.5 mm de diámetro, cuyo centro contiene el uranio y está cubierto con varias capas de carbono y cerámica. Estas se colocan en una esfera de grafito, cada una contiene cerca de 18,000 partículas TRISO. Un reactor nuclear modular, tendría cerca de 215,000 esferas de ese tipo, cuyo diámetro sería 60 mm. Al comenzar la reacción nuclear, se calentarían estas esferas lo suficiente como para expandir el gas de helio, que, a su vez, empujarían las turbinas. Debido a que este elemento es un gas noble, no reacciona con ninguna de las esferas.

Esto tiene varias ventajas. Una de ellas es que hace el proceso de formar electricidad, uno muy seguro. Las capas de cerámica y carbono impiden que se exponga el combustible. Por otro lado, de esto fallar, el grafito de la esfera absorbería la radiactividad sin que ocurra nada. Si este fallara también, el recipiente del reactor puede aguantar hasta una temperatura de 1,600⁰C. Este es otro ejemplo de medidas redundantes.

La otra ventaja de Xe-100 es que no tendría que apagarse para cambiar su combustible, lo que haría la producción de energía mucho más eficiente durante sus operaciones. Aun cuando esté encendido el reactor, se podrían remover o colocar cuantas esferas sean necesarias para suplementar o disponer del combustible. Esto podría energizar a 20,000 hogares en Puerto Rico.

Propósito de la exposición

La exposición estuvo motivada, no solo en ánimo de mostrar a los puertorriqueños las nuevas tecnologías de energía nuclear, sino también de la realización de un estudio de viabilidad. Este ha sido el propósito del NAP, motivado por su fundamental dependencia en las fuentes fósiles, su preocupación suscietada por las cenizas de carbón en Peñuelas y la urgencia de lidiar con el asunto del cambio climático.

This slideshow requires JavaScript.

En la presentación, Donald R. Hoffman, presidente ejecutivo de la Excel Services Corporation y expresidente de la United States Energy Association, tomó la batuta de la conversación al respecto. Mostró al público cuan complejo y riguroso es el proceso para permitir la construcción y licenciar una planta nuclear. Esta debe cumplir con parámetros de regulación estatal, federal e internacional. Él le proveería los documentos cibernéticamente para hacer disponible al público el listado de todos los requisitos a considerar para la construcción de alguna de estas plantas. Pronto proveeremos el documento en este blog.

Donald R. Hoffman - Excel Services Corporation

Donald R. Hoffman de la Excel Services Corporation. (c) 2018, Pedro M. Rosario Barbosa (CC-BY 4.0+).

Aquí están las presentaciones de la actividad, incluyendo las que no han sido mencionadas en esta entrada.
.

Reacción de la prensa y de un legislador

El trato de la prensa a esta actividad y la visita de inversores al alcalde de San Sebastián ha sido muy pobre. Se circuló por las redes sociales el escrito de opinión del Prof. Lionel Orama Exclusa, publicado el año pasado. Con el respeto que se merece el académico, pero, tal vez, por la incompletud de las noticias de la prensa, los que promovieron este escrito en las redes no saben que ninguna de sus críticas aplica a estas nuevas tecnologías: ni el alza de costos de construcción, ni los problemas de seguridad ni el del problema de los desperdicios. Como bien se sabe, los restos del combustible nuclear, tras ser enfriados, son diminutos. Con las tecnologías actuales, hasta se volverían reciclables.

El caso más triste es el de Claridad. En su primera plana aparece una imagen de una planta nuclear convencional con el titular “¡No rotundo a la energía nuclear!”, igual apareció en su portal cibernético. Cualquier reportaje con un mínimo de ánimo de investigación (aunque fuera en contra de la idea), hubiera llevado a la reportera a percatarse de que nada de lo que se afirma en el artículo es correcto. Al menos menciona las compañías que estaban promoviendo su tecnología en Puerto Rico, pero en ningún momento se preocupa por familiarizarse con las propuestas. Se entrevista a Juan Rosario y a Agustín Irizarry para su opinión, algo perfectamente legítimo, pero nunca se entrevistan a los jóvenes ingenieros del NAP. ¿Se familiarizaron los dos entrevistados con las propuestas específicas de estas compañías? Del reportaje, no se desprende claramente que lo estuvieran.

En otro artículo del periódico, titulado “En Puerto Rico los reactores nucleares tienen historia“, allí se afirma que la industria nuclear de Estados Unidos está a punto de un colapso. Esto es parcialmente correcto, pero ignora la expansión de la energía nuclear en lugares que no son Estados Unidos. Por ejemplo, Westinghouse/Toshiba, ya ha logrado que se establezcieran y abrieran en China varias centrales nucleares AP1000, que se fabrican en módulos y se arman en el lugar, con un sistema de seguridad pasiva. NuScale, ya establecerá una planta en un municipio en Utah y se espera que varias en Canadá, donde se está incentivando la energía nuclear. Países como China, India, Rusia, Finlandia, entre otros (incluyendo a Japón) tienen programas de expansión de energía nuclear, debido a que las renovables no son suficientes para generar toda la electricidad que necesitan. La industria nuclear no va a perecer, pero sí es alarmante la dificultad que tienen para expandirse en los Estados Unidos, ya que va a quedarse rezagado al respecto en relación con otras potencias mundiales.

También Claridad debería saber, que la experiencia de la planta BONUS en Rincón es también ajena a las tecnologías propuestas. Los diseños de todas estas plantas son radicalmente distintas a las de  BONUS, sin pasar inadvertido que ese proyecto de producción nuclear era uno de naturaleza puramente experimental, las plantas propuestas ahora, no.  Además, afirma el artículo de Claridad:

Los otros investigadores advierten además de que el auge de la industria de esquisto estadounidense —muy contaminante— podría llevar a que un número nada desdeñable de centrales nucleares eche el cierre en los próximos años. Explican que el País está en una encrucijada: o abandona por completo la energía nuclear o adopta la próxima generación de reactores modulares pequeños, más eficientes y de coste notablemente inferior.

Y le pregunto a Claridad, ¿cuáles tipos de reactores se propusieron para Puerto Rico en la actividad de la UPR Mayagüez? Pues, esos mismos que describe como “reactores modulares pequeños, más eficientes y de coste notablemente inferior”.

Rep. Denis Márquez - PIP

Rep. Denis Márquez, del Partido Independentista Puertorriqueño

No obstante el hecho de que esta mejora tecnológica es lo que se propone para nuestro Archipiélago, el Representante del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Denis Márquez, que es un excelente legislador, cometió el grave error de radicar un proyecto de ley (P. de la C. 1878) para prohibir fuentes nucleares en Puerto Rico, bajo el argumento que establecer alguno en Puerto Rico, sería un crimen ambiental. Esto se afirma, a pesar de que el legislador no se tomó un mínimo de molestia de investigar el tipo de plantas propuestas. Esperamos que esta legislación pueda ser un momento oportuno para discutir el tema, pero una prohibición total junto al compromiso a la fantasía de fuentes 100% renovables, no es una manera sensata de manejar un problema serio como el de las fuentes energéticas.

También es decepcionante la reacción de José Ortiz, de yacer completamente su decisión en el “sentido de seguridad” del pueblo, sin ni tan siquiera considerar algún programa coordinado de educación para conocer estas tecnologías.

Contrastando con la actitud del portavoz del PIP, la buena noticia es que el del Partido Nuevo Progresista (PNP) en la Cámara de Representantes, Gabriel Rodríguez, radicó una resolución para un estudio de la viabilidad de la energía nuclear (R. de la C. 1189).  También, la Lcda. Alexandra Lúgaro entrevistó a varios de los integrantes del NAP, aunque el tiempo que se les otorgó fue, en mi opinión, muy poco, para hablar de los distintos diseños de las plantas.

Para reflexionar

Energía nuclear para Puerto Rico

Energía nuclear para Puerto Rico. Gráfica hecha por Pedro M. Rosario Barbosa. Liberada al dominio público (CC0).

Como siempre, hemos expuesto aquello que la prensa no ha querido publicar, sea por dejadez, sea por falta de tiempo o por compromisos ideológicos. Espero que esta entrada se convierta, en el futuro, un referente para aquellos que quierar explorar más el tipo de alternativas nucleares que se propusieron para Puerto Rico.

Mientras en Puerto Rico se está forjando un rechazo a la energía nuclear, lo siguiente ocurre en el mundo …

  • El grupo de actitud antinuclear, el Union for Concerned Scientists, publicó un informe en el que expresaba su seria preocupación por el cierre de plantas nucleares, que ha agravado el problema del incremento de gases de invernadero y ha causado un aumento considerable en el consumo de combustibles fósiles.
    .
  • En la revista cibernética, Energy Post, especializada en asuntos concernientes al asunto de la energía en Europa, se hizo un diagnóstico del estatus del Energiewende alemán y su efectividad a la hora de reducir la emisión de dióxido de carbono al medio ambiente usando renovables. En su artículo, se nos muestra esta gráfica, que ilustra la enorme inversión en renovables como la energía solar y eólica por parte de Alemania, pero que apenas reducido significativamente su emisión de gases de invernadero desde antes del año del desastre de Fukushima (2011) hasta el presente.
    .

    Relación entre el aumento de molinos de viento y placas solares en relación con las emisiones de CO2.

    Relación entre el aumento de molinos de viento y placas solares en relación con las emisiones de CO2. Gráfica original de Shalk Cloete, en Energy Post. Reproducida bajo el concepto de uso legítimo (fair use).

    .

  • Japón no puede lidiar con su consumo de energía, a pesar de su inversión de renovables, por lo que, paulatinamente, está regresando a la energía nuclear, para no tener que continuar quemando combustibles fósiles.
    .
  • La revista de divulgación científica, Scientific American, se publicó un muy importante artículo, en el que se abogaba por una innovación de la energía nuclear, específicamente con la esperanzas centradas en TerraPower.
    .
  • El portal ambientalista Sandbag publicó un modelo de alta resolución que representa visualmente la manera en que las plantas de carbón se han estado emitiendo en Europa y cuáles han sido los efectos en la población. El modelo en cuestión calcula que en el año 2016, hubo 1,880 muertes prematuras, 30,000 casos de días de síntomas de asma entre niños, 690 casos de bronquitis entre adultos, 1,320 hospitalizaciones por problemas respiratorios, 500,000 días perdidos por razones de salud y cerca de €5.4 mil millones de costos en salud.

    En su análisis, encontramos la siguiente aserción de Dave Jones, autor del informe:

Four of the ten most toxic companies have their main coal plants in Germany: RWE, EPH, Uniperand Steag. This is no coincidence: Germany burns more coal than any other country in Europe, and has done little to reduce air pollution from its coal plants in the last decade. Three of the ‘toxic ten’ are in Poland: PGE, ENEA and ZE PAK. The final three are: ČEZ in the Czech Republic, Endesa in Spain, and Bulgarian Energy Holding in Bulgaria.

The two worst companies are Germany’s RWE and EPH. They burn more coal than anyone else, they burn it in highly populated regions, and they burn lignite – the dirtiest coal.

These results underline the urgency with which governments like Germany’s must treat this issue, and phase-out coal as quickly as possible. We have an air pollution crisis, and human health must be prioritised.

A pesar de lo ya presentado, parece que Puerto Rico está condenado a dos cosas: a los intereses de la industria de gas, promovidos en Estados Unidos y la fantasía de 100% renovable para Puerto Rico, es decir, el curso de acción que decidió tomar Alemania, muy a pesar de su evidente fracaso.

Por eso y más, tenemos que considerar la energía nuclear muy seriamente. En fin, hasta algunos comediantes europeos nos invitan a pensarlo muy bien.