Memes sobre Bti y otras tragedias

A medida que sigue pasando el tiempo, la cantidad de personas infectadas con zika llega a casi los 5,500 con cerca de 680 mujeres embarazadas con el virus y el gobierno se atrasa muchísimo en tormar acción al respecto. Sin embargo, siguen surgiendo más leyendas urbanas sobre el Bti y el zika.
.

Memes engañosos

Recientemente, comenzó a circular este meme en línea:

zika_meme

Evaluemos su contenido a ver si lo que dice se puede sostener. Veamos los primeros dos puntos:

  • El 80% de las personas que contraen el zika no se enferma, sino que desarrolla inmunidad al virus.
  • Solo el 20% muestra síntomas y son leves, como conjuntivitis, dolor, fiebre y rash.

Estos dos primeros dos puntos son 100% correctos, pero eso desvía la atención de lo que nos verdaderamente nos concierne del zika. Sin embargo, mientras el 80% no sufre, sí puede ayudar a diseminar el virus si un mosquito toma sangre de ese infectado y luego pica a otra persona, o infectar a una persona por acto sexual. Eso implicaría, un mayor número del otro 20% que sí sería afectado por el virus.

Ese 20% termina seriamente dolorido (en diferentes grados) y eso afecta a su salud, sin hablar de su desempeño en la vida diaria. Es interesante que en todo el meme se haga caso omiso a la relación causal entre el zika y el Síndrome Guillain-Barré, algo que aunque afecte a muy pocos, es una enfermedad sumamente grave para quienes lo padecen. Algunos se recuperan de ello (y tardan meses o años) y otros lo padecen de por vida. Ya hemos escrito sobre este tema.

La vinculación causal está ya bien establecida en la literatura científica y constituye el consenso de dicha comunidad. Si actuáramos contra el mosquito a todos los niveles, el número actual de personas afectadas (el 20%) se reduciría considerablemente.

  • El zika es transmitido por el mismo mosquito (Aedes Aegypti), que transmite dengue, chikungunya, y para estos no se fumigó.

Cierto … e irrelevante. Al contrario, puede ser que haya reflejado cierta negligencia del gobierno federal y del estatal. Eso no impide que el gobierno fumigue con Bti para reducir la incidencia de zika en Puerto Rico. Necesitamos todos los recursos disponibles para actuar individual y colectivamente contra el mosquito Aedes aegypti.

  • El zika no causa microcefalia según estudios publicados por en The New England Journal of Medicine en mayo de 2016.

El meme es altamente engañoso cuando argumenta este punto sin mirar al contexto de la literatura científica. Sí, en mayo del 2016 hubo un estudio,  una revisión fechada el 19 de mayo del 2016, que hacía una comparación entre las incidencias de microcefalia de Brasil y de Colombia y llegó a la conclusión de que no había evidencia de tal vinculación. Aquí está su ficha:

Rasmussen, S. A., Jamieson, D. J., Honein, M.A. & Petersen, L. R. (2016, 19 mayo). Zika Virus and Birth Defects — Reviewing the Evidence for Causality. New England Journal of Medicine, 374, 20, 1981. doi: 10.1056/NEJMsr1604338.

Y para abonar a su punto y por generosidad con el oponente, voy a añadir también la siguiente:

Bar-Yam, Y., Raphael Parens, D. E., Morales, A. J. & Nijhout, F. (2016, 21 jun.). Is Zika the cause of Microcephaly? Status Report. New England Complex Systems Institutehttp://necsi.edu/research/social/pandemics/statusreport.

En ambos, se alega que no hay evidencia alguna del enlace causal entre la microcefalia y el zika. En este último caso, en el de New England Complex Systems Institute, dio un “riversazo” (como diríamos los puertorriqueños) pocos días (6 días) después y publicó otro informe en el que sí encontró un incremento significativo de casos de microcefalia vinculado al zika en Colombia, aunque no muy numeroso. Tal vez, la razón sea porque la epidemia llegó recientemente y todavía no han dado a luz todas las mujeres que fueron infectadas.

En cuanto a The New England Journal of Medicine, podemos cerciorarnos en esta página especial de su portal para ver si esta es la posición de la mayoría de los artículos publicados en esa revista académica.

  1. Esta página contiene dos cartas al editor, una en que se queja de los diferentes criterios utilizados para determinar microcefalia en infantes, especialmente en comunicados de prensa. La segunda carta es más interesante, se refiere a la expansión geográfica del Aedes aegypti y, por ende, del virus. Por cierto, en esta carta se incluye una referencia a cómo las trampas de mosquitos no funcionan muy bien en el caso del Aedes aegypti.
    .
  2. Hay un artículo de opinión fechado el 21 de abril que trata sobre el tema de la colaboración entre instituciones para lidiar con el problema del zika
    .
  3. Hay uno de los estudios que se hizo antes del primer reporte del zika en Brasil, así que no es pertinente al tema.
    .
  4. Hay un artículo de febrero, otro del 4 de marzo,  otro del 10 de marzo, otro del 21 de abril, otro del 2 de junio y otro de esa misma fecha que asocian al zika con la microcefalia. También hay un artículo  de opinión del 12 de mayo que señala esta relación causal, que es confirmada por otro artículo de opinión más abarcador publicado el 7 de julio.
    .
  5. Hay estudios que asocian el zika con problemas neurológicos: uno del 21 de abril, otro de opinión,
    .
  6. Hay un artículo publicado el 13 de julio que hace un examen de estudios con ratas y muestra una fuerte relación entre el zika y problemas neuronales.
    .
  7. Hay un estudio del 2 de junio que trata sobre cómo el virus del zika se transmite sexualmente.
    .
  8. Hay una carta al editor ferchada el 28 de julio que vincula al zika con una enfermedad ocular conocida como la uveitis, es decir, la inflamación de la uvea del ojo.
    .
  9. Hay solo dos estudios que no encontraban evidencia de relación entre el zika y la microcefalia: uno fechado el 19 de marzo (al que el meme se refiere) y otro del 15 de junio. Hay que señalar que este último es un informe preliminar y que no debe tomarse como evidencia segura o final.

Hasta hoy (31 de julio del 2016), esa es toda la literatura que vemos en The New England Journal of Medicine. Podemos ver que la mayoría de los artículos respaldan la vinculación causal entre el virus del zika con la microcefalia. Así que el señalar a un solo artículo como el “decisivo” para decir que no hay tal relación, no solo induce a la falsedad, sino también lleva a la población de Puerto Rico a un falso nivel de seguridad. Esto tiene consecuencias de las que hablaré más tarde.

  • El Bti es un insecticida en base a bacterias que puede afectar la flora y otra fauna.

Sí, pero la ventaja de este insecticida en relación con otros que se han propuesto es que es uno de los más (sino el más) inocuo y, a su vez, con un grado de efectividad como larvicida. El efecto sobre la flora es muy limitado (podría decir que casi inexistente) y sobre la fauna es variado, pero en la inmensa mayoría de los casos, no le haría ni cosquillas. Lo único que se ha podido mostrar es que afecta a los renacuajos en unas dosis específicas (como ya discutí) y las larvas de algunos otros insectos. No es cancerígeno, su efecto sobre los seres humanos es mínimo y el nivel de riesgo sobre nosotros y el medio ambiente es extremadamente bajo en relación con otras alternativas.

  • Los expertos en varias disciplinas indican que fumigar no es necesario y no es efectivo.

Igualmente se puede argumentar que en la literatura científica el fumigar con Bti  puede ser efectivo a corto plazo, pero no debe ser la única alternativa de política pública a largo plazo. Todo esfuerzo sensato y razonable de acción colectiva para reducir las incidencias del zika debe ser considerado y la fumigación con Bti no parece ser significativamente dañino para el ambiente ni los seres humanos.

Así que más engaña el meme que lo que educa.
.

Tragedia

Bebê_com_microcefalia_01

Aun con toda la evidencia disponible, no solo la de la revista académica que discutimos en esta entrada del blog, sino también en la literatura científica en general, en Puerto Rico existen varias personas, incluyendo a ciertos científicos, que prefieren negar la asociación entre el zika y la microcefalia. Es más, lo dicen así explícitamente en la radio y en la televisión, incluyendo a algunos miembros del Frente Unido contra la Fumigación Aérea que insisten en cualquier foro que la microcefalia existía antes de que el zika apareciera, que no hay tal vínculo porque un solo artículo (el que ya discutimos) lo dice, y porque Abrasco lo atribuye a los pesticidas (algo que Abrasco explícitamente niega) y porque Médicos de Pueblos Fumigados lo dice (a pesar de no haber hecho estudio epidemiológico alguno al respecto). Lea nuestro análisis en cuanto a este tema.

Sin embargo, hace algunas horas, el New York Times publicó un reportaje sobre la situación del zika en Puerto Rico titulado “Zika Cases in Puerto Rico Are Skyrocketing“, que es para echarse a llorar. Entre varias cosas, el reportero, Donald McNeil nos dice lo siguiente:

  • Hay cerca de 5,500 casos de infección de zika, entre los que se encuentran 672 mujeres embarazadas.
    .
  • Este estimado tiene el serio problema de que se basa en informes de donaciones de sangre. Debido a que la mayoría de los puertorriqueños no sufren síntoma alguno, no tenemos un panorama completo de cuánta gente se está infectando realmente. Se estima que se infectan 1,000 puertorriqueños al día.
    .
  • El feto de casi el 75% de las embarazadas atacadas por el zika tiene una cabeza de menor tamaño que la media. Normalmente se supone que sea el 50%.
    .
  • Se confirma que el CDC y otras agencias federales están luchando para que el Congreso apruebe $1.9 mil millones destinados a aliviar el problema creado por el zika.
    .
  • Parte de la razón para la falta de acción de parte del gobierno federal y el estatal se debe a que la conversación y el debate sobre la fumigación se hallan sumamente viciados y polarizados. El reportaje habla sobre los ataques a Johnny Rullán y la frecuente referencia al vínculo causal entre el zika y la microcefalia como una “teoría” (en el sentido especulativo, no científico, del término).
    .
  • Los obstetras están haciendo lo indecible para persuadir a sus pacientes a que eviten el embarazo por al menos un año, que usen contraceptivos. Les hablan del aborto como una opción, aunque una buena parte de la población la rechaza por razones morales o religiosas.
    .

Para todos los efectos, hace falta que nosotros ya hayamos actuado sobre esto hace tiempo. Sin embargo, ciertos personajes de la vida puertorriqueña han hecho esa conversación y acción prácticamente más difícil de lo que debería ser.

Mientras se siguen regando memes desinformadores y teorías conspiratorias llamando a cualquier experimento (aun los más inofensivos) en Puerto Rico un “genocidio”, las víctimas son los buenos boricuas que sufrirán el resto de sus vidas por tener encima un Síndrome Guillain-Barré que podría ser de por vida o por las implicaciones de seres humanos con microcefalia y otros problemas neurológicos. Parecería que el puritanismo ecológico es valorado más que a las personas.

¡Qué pena!

P.D. – ¡Ojo! No me opongo a las Olimpiadas contra los Mosquitos, creo que es una buena idea. Sin embargo, debemos simultáneamente maximizar otras alternativas a nuestro alcance.

Advertisements

Sobre la controversia de las cenizas de carbón

Planta de carbón

Planta de carbón de Castle Gate. Foto cortesía de David Jolley 2007. Publicado bajo la GFDL y la CC-BY-SA 3.0 Unp.

En esta entrada no elaboraré mucho sobre el tema de las cenizas de carbón, sino que haré referencia al artículo muy bien escrito y elaborado por Cándida Cotto sobre este asunto para el periódico Claridad. Como se puede ver, este es un caso meritorio para desobediencia civil ante lo que es a todas luces un problema ambiental y salubrista.

Esto es parte de la economía relacionada con la industria de carbón. Cerca de 10,000 personas mueren al año en Estados Unidos debido a esta industria, aun con la legislación vigente para reducir el impacto de las sustancias tóxicas relacionadas con la quema de carbón (sobre este asunto, léase este informe de The National Academies of Sciences). Además, ha sido uno de los más grandes contribuyentes al cambio climático debido a sus fuertes emisiones de bióxido de carbono, metano y otros gases de hibernadero a la atmósfera. A esto se añade a que ha sido uno de los factores más contaminantes de las aguas de los océanos y los ríos, contaminación radioactiva, entre otros.  A pesar de que es el combustible más barato del planeta, ya se ha señalado la importancia de la reducción de la dependencia en el carbón como clave para, no solo la mejora de la salud de la humanidad en general, sino para una economía mucho más saludable.

De ahí la necesidad de considerar alternativas tecnológicamente avanzadas como opciones modulares de energía nuclear (diseñado con seguridad pasiva), medidas renovables como las de energía solar y de viento, y, finalmente, la adopción de gas solo como medida de transición. Mientras tanto, debería buscarse encarecer el precio del carbón mediante un impuesto , especialmente en proporción al impacto externalizante que le caracteriza, para que las demás opciones de energía se conviertan en alternativas reales.

Mientras tanto, hace falta seguir luchando contra el depósito de estas cenizas en tierra riqueña.

Beall informa: Una revista que publica a un costo de $100

Jeffrey Beall

Jeffrey Beall

En su entrada más reciente en su blog, Jeffrey Beall nos revela la existencia de una editorial predatoria, Science Research Library (SRL), cuya sede parece encontrarse en la India y cuyo contenido gráfico parece ser impresionante, pero su contenido es sumamente pobre. Para publicar allí cuesta o $100 o $50, dependiendo si el investigador vive en un país desarrollado o en vías de desarrollo.

Para estos detalles y un listado de sus nuevas revistas predatorias, consulten con este artículo de Beall.

Más sobre el BTI y asuntos relacionados

Sobre los riesgos

Aedes_aegyptiAntes de ayer, por la noche, estaba en mi carro esperando a un cambio de luz del semáforo ante una intersección de la Ave. Jesús T. Piñero. Dio la luz verde y empecé a cruzar la intersección y me detuve de repente … porque si no, un carro que se estaba “comiéndose” la luz roja a toda velocidad me iba a impactar en ese momento. Aun cuando conduzco a la defensiva y obedeciendo las leyes de tránsito casi al dedillo, me corrí el riesgo de un impacto de parte de un irresponsable en la avenida. Gracias al buen juicio que tuve en el momento, estoy vivo todavía. A pesar de ello, siempre corro el mismo riesgo cada vez que guío.

En Puerto Rico, incluso en algunas esferas de los científicos puertorriqueños, existe una visión muy estrecha de lo que significa tomar riesgos. La gente tiene lo que llamo una “perspectiva maniquea de los riesgos”: están aquellas medidas que se pueden tomar que son “libres de riesgos” y están las otras que “son riesgosas”. Esta cosmovisión es falsa.

TODO lo que hacemos implica en una u otra medida un nivel de riesgo. Puede ser que el riesgo sea ínfimo, o puede ser relativamente mayor o puede ser grave. No hay ninguna circunstancia en que estrictamente hablando la probabilidad de un riesgo sea idéntica a cero por ciento. Cuando usted mapea en su hogar, siempre se corre el riesgo de resbalar y caerse. Cuando usted toma el sol en la playa, usted corre el riesgo de desarrollar cáncer de la piel. Cuando usted ingiere zanahoria y se nutre del β-caroteno, usted también corre el riesgo de desarrollo de cáncer (ya que es cancerígeno). Si usted sale a correr en su urbanización, no solo corre el riesgo de caerse, sino de un asalto. Puedo seguir dándoles una lista interminable de casos de ínfimo riesgo, pero que aun así no dejan de ser riesgosNo hay excepción al fenómeno del riesgoTODO es riesgoso.

Por lo tanto, cuando el gobierno está diciendo que fumigar con BTI no constituye ningún riesgo y que no impacta la salud de la gente o el medio ambiente, en sentido estricto está diciendo algo que es falso. Sin embargo, eso no es razón para evitar fumigar con BTI.
.

La sinrazón de los que no quieren la fumigación

Está muy bien que queramos defender al medio ambiente y la salud humana, pero cuando la discusión llega a unos extremos, se hace incomprensible esa actitud. Acto seguido al permiso dado por el gobernador para la fumigación con BTI encontramos una nueva oposición. ¿Cuáles son las razones que esgrimen?  Veamos.
.

El BTI puede afectar a los anfibios

De acuerdo con algunas autoridades científicas, se ha podido encontrar que el BTI puede afectar adversamente a los renacuajos. Como evidencia de ello, utilizan como fuente esta página del portal Institute of Science and Society.

Primero, quisiera decir que esta organización (la Institute of Science and Society o I-SIS) ha sido seriamente cuestionada por la comunidad científica en general y los escépticos desde hace bastante tiempo. La organización es promotora de seudociencias tales como la homeopatía y la “memoria del agua” y ha sido añadida a la lista de instituciones de “investigación” cuestionables en Quackwatch, un portal dedicado a velar por el público en contra de personas u organizaciones que se dedican a timar a consumidores. I-SIS ya se ha convertido en portal estático porque dejó de ser dirigido por la doctora Mae-Wan Ho. Aunque ella se describe como educadora en Open University, no hay referencia alguna a su labor educativa en ese portal, sino que aparece una vaga referencia a un artículo que escribió para el portal The Ecologist. Una vez más, rogamos a aquellos científicos que utilizan estos portales como referencias a que evalúen más atentamente sus fuentes.

¿Qué hay del informe de I-SIS en cuanto al BTI y los renacuajos? El texto en sí es confuso debido a su mezcla con otros tipos de asuntos (e.g. OGMs, glifosato). Utiliza como referente una serie de artículos publicados por revistas de muy bajo impacto o autores que han sido altamente cuestionados por la comunidad científica (e.g. G.-E. Séralini) y una serie de autoreferencias a sus propios informes. A partir de sus referencias ya podemos intuir que la razón de la oposición al BTI no procede necesariamente de su preocupación por los renacuajos del mundo, sino por su hostilidad contra los productos transgénicos que producen Bt, del cual el BTI es una variante. Esto se deja ver muy claramente en la oración enlazada con la fuente 6 de su informe.

Para la crítica, el informe utiliza la siguiente referencia:

Lee, B. M. & Scott, G. I. (1989). Acute toxicity of temephos, fenoxycarb, diflubenzuron, and methoprene and Bacillus thuringiensis var. israelensis to the Mummichog (Fundulus heteroclitus). Bulletin Environmental Contamination and Toxicology, 43, 827–832.

En este artículo, se expusieron a los renacuajos a diferentes concentraciones de BTI, especialmente para determinar la concentración letal suficiente para la muerte del 50% de ellos (lo que se conoce como el LC50, otra medida de grado de toxicidad). Los investigadores les expusieron a varios grupos a 2.5, 5, 10, 20 y 40 mg/L de BTI correspondientemente. Aquí está la gráfica que describe sus resultados.

Commercial_Formulations_of_Bt_Toxins_Lethal_to_Amphibians1

Es decir, que el BTI tiene un impacto en los renacuajos bajo ciertas concentraciones y su letalidad se dispara cuando excede los 20 mg/L. De hecho, se puede notar que los daños biológicos y la mortandad son significativos cuando se les expone a 10 mg/L.

Common_CoquíSí … esto es cierto, ¿y?  Todos nos preocupamos por las diversas especies de coquí (en total dieciséis) en Puerto Rico. No queremos perjudicarlas en lo absoluto. Sin embargo, no se ha hecho estudio alguno sobre el impacto del BTI sobre estas especies. El estudio que estamos discutiendo nos habla de renacuajos y, como todos los expertos en la fauna puertorriqueña saben, el coquí no pasa por una etapa de renacuajo.

La otra pregunta que deberíamos hacernos es con cuál concentración se asperjará el BTI. Desgraciadamente, muchos de los que son escépticos a la alternativa de la fumigación aérea están más preocupados por buscar la más ínfima razón para que no haya fumigación de índole alguna, en vez de preguntarse cuál es el nivel de concentración a usarse en la asperjación con BTI (que especulo que no será mucho). Desgraciadamente, no he podido encontrar literatura en torno a esta pregunta y sería muy beneficioso si alguien de la prensa está en la disposición de preguntarle a los miembros de la CDC o al gobierno de Puerto Rico al respecto. ¿Cuál es la dosis?

Es más, hay que tener en cuenta que aun cuando se afecten algunos coquíes, el BTI es biodegradable y probablemente no representará un peligro permanente para esas especies. Si han podido sobrevivir la fumigación con naled en Puerto Rico en 1987 y todos los tóxicos que hemos asperjado con camiones de fumigación en áreas urbanas, probablemente sobrevivirán muy bien a una sustancia tan inocua como el BTI.

Este mismo razonamiento se puede argumentar para otras especies de insectos que podrían verse afectadosCOMO EN TODO, cualquier medida que se tome siempre conlleva un impacto al medio ambiente. El problema es cuáles son las medidas que se pueden tomar para minimizarlo.
.

Podría afectar a los que tienen problemas de respiración

El otro argumento que se suele presentar es que podría resultar nocivo para personas que tienen problemas respiratorios.

Sí, es cierto, aunque el problema no es tan serio como en el del naled. Por eso, tanto el gobierno federal como el gobierno estatal deben asumir la responsabilidad de avisar al pueblo cuándo se llevará a cabo la fumigación para que el pueblo se prepare para ello. Aquellas personas que padezcan de asma o de otros males se preparen con mascarilla y no salgan a la interperie durante o inmediatamente después de la fumigación.

El gobierno y el pueblo en general han consentido en el pasado a fumigaciones periódicas que también han afectado a personas con problemas respiratorios. ¿Por qué? ¡Bien sencillo! Porque el riesgo de ciertas consecuencias peores es mayor si no se tomaran estas medidas.

¡Claro está! Siempre está el que quiere minimizar este argumento diciendo que el zika no está vinculado a la microcefalia ni al síndrome Guillain-Barré, algo que hemos demostrado que es falso. Es más, el vínculo se ha demostrado una vez más en España y en Nueva York. Sí … es cierto que ambos fenómenos han existido antes del descubrimiento del zika. Sin embargo, lo que sí hace el zika es aumentar el riesgo de que ambas enfermedades ocurran. Se ha hablado mucho de la microcefalia y sus consecuencias. La fumigación reduce esa probabilidad de riesgo.

Sin embargo, aquellos que quieran saber lo que es vivir con el Síndrome Guillain-Barré, quiero presentarles este vídeo con un final feliz … aunque en muchos casos, el final no es tan feliz, ya que algunos tienen que padecer esa enfermedad de por vida.


.

Fumigar con BTI no funciona

El tercer argumento es que sencillamente hay estudios que indican que fumigar con BTI no funciona para tratar con los vectores del zika (es decir, los moquitos). A veces utilizan algunas revisiones científicas importantes como la siguiente:

Boyce, R., Lenhart, A., Kroeger, A., Velayudhan, R., Roberts, B. & Horstick, O. (2013, 26 mar.). Bacillus thuringiensis israelensis (Bti) for the control of dengue vectors: systematic literature review. Tropical Medicine and International Health, 18, 5, 564-577. doi: 10.1111/tmi.12087. PMID: 23527785.

Esta es tal vez una de las más importantes revisiones científicas en torno a la efectividad del BTI.  Sin embargo, si prestamos atención a la sección de “conclusión” de su resumen, nos dice lo siguiente:

While Bti can be effective in reducing the number of immature Aedes in treated containers in the short term, there is very limited evidence that dengue morbidity can be reduced through the use of Bti alone. There is currently insufficient evidence to recommend the use of Bti as a single agent for the long-term control of dengue vectors and prevention of dengue fever. Further studies examining the role of Bti in combination with other strategies to control dengue vectors are warranted.

En otras palabras, el BTI  es efectivo a corto plazo, pero no hay evidencia que lo sea a largo plazo. Noten que el estudio NO está recomendando que se desista del uso de BTI, sino que deben hacerse más estudios que tengan en cuenta un programa integral que combine distintas alternativas simultáneamente para ver si ayuda a reducir el número de mosquitos y de incidencias de dengue (o en nuestro caso, de zika).

Lo que debemos plantearnos no es si fumigar con BTI debería hacerse o no. La fumigación representa, al menos, una alternativa válida a corto plazo. Lo que hay que solicitar, muy especialmente al CDC, es si esto forma parte de un programa integral que incluya una serie de iniciativas para reducir las incidencias de zika en Puerto Rico. Por ahora, no hay respuestas claras al respecto.

Como siempre, el problema es uno de comunicación de las esferas federales y estatales en relación con este tema.
.

Conclusiones

Por lo pronto, oponerse a la fumigación de BTI, uno de los tóxicos más inocuos y menos impactantes al medio ambiente parece ya en esta etapa como un “oponerse por oponerse”. Esto no impide de manera alguna tomar medidas a nivel individual, tal como las famosas trampas caseras para mosquitos. Sin embargo, ante la epidemia de zika, debemos lanzar todo lo que esté a nuestro alcance y que no tenga un impacto significativo a la salud y el medio ambiente. La fumigación con BTI es una alternativa a corto plazo. Sin embargo, lo que nos falta es solicitar del CDC y el gobierno estatal una coordinación más adecuada para reducir el número de mosquitos y las incidencias del zika.

Quisiera añadir una pregunta: algunos de los que aplaudieron que Cuba usara gas tóxico de diesel para fumigar dentro de sus hogares (con todo lo que eso implica) … ¿no les animará el hecho de que también recomendó el BTI a Sri Lanka para combatir el dengue? ¡Solo pregunto! Para ciertos círculos boricuas parece que si Cuba lo hace o lo dice, ¡tiene que ser bueno!

También hace falta (muy especialmente en nuestros cursos de ciencias) una orientación a los estudiantes jóvenes y al público en general en torno a la evaluación de riesgos. Es necesario abandonar de una vez y por todas la visión maniquea que tanto nos lleva a tomar malas decisiones a nivel colectivo.

Incluyo aquí la página de la EPA en torno al BTI.

NWO provee fondos para replicar experimentos

 

ExperimentoEl problema

Uno de los aspectos más importantes de la práctica científica tiene que ver con el asunto de la reproducibilidad de experimentos bajo condiciones controladas.

Como hemos señalado, el grueso de los artículos publicados en revistas académicas son estudios preliminares. Esto significa que la inmensa mayoría (aproximadamente un 85%) de todos los estudios llegan a conclusiones erradas. A veces esto ocurre por descuido en el diseño de los experimentos. En otras ocasiones, los datos se ajustan (conscientemente o no) según el prejuicio del investigador.

En una buena parte de los casos, los resultados son negativos. Debido a ello, las revistas académicas tienden a no publicarlos, porque no se ven como evidencia “positiva” o nueva. A esto se le conoce como el “prejuicio de la publicación“. Este último factor, que se lleva discutiendo desde los años 70, agrava marcadamente el problema, ya que pueden presentarse varios estudios errados como evidencia positiva, mientras que se ignoran otros mejor diseñados que demuestran que dicha evidencia es realmente ninguna.

En muchos de los casos, los estudios que reclaman evidencia positiva deben ser reproducidos por otros científicos bajo condiciones controladas para que la comunidad científica se cerciore de que los datos obtenidos son los correctos. A este tipo de reproducción científica se conoce como replicación. Esta es una base fundamental del conocimiento científico. Sin embargo, en años recientes, se ha puesto en duda un muy buen número de estudios publicados que no pueden ser replicados, sea porque el científico no brinda todos los datos en su estudio, sea porque no quiere que se examine su laboratorio o porque el artículo describe el proceso experimental de manera inadecuada.

Esto se ha visto en el ámbito de la psicología. Se llevó a cabo una investigación en el año 2006, un equipo de científicos se dedicó a enviar mensaje a correos electrónicos de 141 científicos que habían publicado artículos cuyos datos estaban incompletos. De estos, el 73% no respondió por un periodo de seis meses. En otra indagación que iba por la misma línea, se descubrió que cerca del 62% de los autores de 394 artículos no respondió a la solicitud de validación de ciertos datos publicados en el 2012. Ante estos y otros hallazgos similares, la American Psychological Association estableció el Reproducibility Project: Psychology, con el cual intentaba replicar cerca de cien estudios psicológicos publicados en revistas académicas de psicología. Solo el 39% alcanzó resultados significativos.

Aparentemente, en el mundo de la farmacología la situación es mucho peor. De los estudios farmacológicos que se han hecho, parece que solo el 6% es plenamente replicable con plena fiabilidad y el 65% no. Esto no solo ocurre por intervención indebida de intereses corporativos de las farmacéuticas, sino porque una muy buena parte de los estudios no puede ser replicados. Lo mismo ocurre con las drogas dirigidas al tratamiento de cáncer. De acuerdo con un estudio, aproximadamente el 50% de los investigadores del  MD Anderson Cancer Center había experimentado al menos un caso de problemas de replicación. Cuando ellos intentaron contactar a los autores, muchos no pudieron hacerlo y una buena parte de los que sí, respondieron de manera indiferente u hostil.

Aun cuando se requiera replicación para alcanzar mayor objetividad de los resultados dentro de la comunidad científica, existe a nivel social un incentivo para estudios “noveles” u “originales” y no para la replicación.
.

La respuesta holandesa

La revista Nature, en su versión cibernética, nos da a conocer que la Organización Holandesa para el Estudio Científico (NWO) está tomando ciertos pasos en la dirección correcta. Ha creado un programa con un fondo de €3 millones ($3.3 millones) dirigidos a investigaciones cuyo fin es el de replicar experimentos. Entre sus áreas de interés, se encuentran los estudios seminales, es decir, aquellos que se citan frecuentemente o que son decisivos a la hora de basar otros estudios o fundamentar política pública.

Este proyecto crearía un nuevo incentivo para establecer unos cimientos más firmes en cuanto a los datos publicados en artículos científicos. Se le va a impedir a los investigadores replicar los resultados de sus propios estudios, siempre se dirigirá a replicar los de otros.

Por lo pronto, este es un proyecto piloto, único en el mundo y cuyos resultados serán evaluados a la luz del rigor de la comunidad científica. Sin embargo, este puede ser uno de una variedad de medidas para cualificar de manera integral la calidad de la literatura científica.

.

Referencias

Baker, M. (2016, 25 mayo). 1,500 scientists lift the lid on reproducibility. Nature, 533, 452–454. doi: 10.1038/533452a.

Baker, M. (2016, 20 jul.). Dutch agency launches first grants programme dedicated to replication. Naturehttp://www.nature.com/news/dutch-agency-launches-first-grants-programme-dedicated-to-replication-1.20287. doi: 10.1038/nature.2016.20287.

Begley, C. G. (2013, 22 mayo). Reproducibility: Six red flags for suspect work. Nature 497, 433–434. doi: 10.1038/497433a. PMID: 23698428.

Begley, C. G. & Ellis, L. M. (2012, 29 mar.). Drug development: Raise standards for preclinical cancer research. Nature 483, 531–533. doi: 10.1038/483531a.

Dickersin, K. (1990, 9 mar.).  The existence of publication bias and risk factors for its occurrence. The Journal of the American Medical Association, 263, 10, 1385-1389. doi: 10.1001/jama.1990.03440100097014. PMID: 2406472.

Felson, D. T. (1992, ago.). Bias in meta-analytic research. Journal of Clinical Epidemiology, 45, 8, 885–892. doi:10.1016/0895-4356(92)90072-U. PMID: 1624971.

Ioannidis, J. P. A. (2016, 21 jun.). Why most clinical research is not useful. PLoS Medicine,  13, 6,  e1002049. doi:10.1371/journal.pmed.1002049. PMID: 27328301.

Kühberger, A., Fritz, A., & Scherndl, T. (2014, 5 sept.). Publication bias in psychology: A diagnosis based on the correlation between effect size and sample size. PLoS ONE9, 9, e105825. doi:10.1371/journal.pone.0105825. PMID: 25192357.

Mobley, A., Linder, S. K., Braeuer, R., Ellis, L. M., & Zwelling, L. (2013). A survey on data reproducibility in cancer research provides insights into our limited ability to translate findings from the laboratory to the clinic. PLoS ONE, 8, 5, e63221. doi:  10.1371/journal.pone.0063221. PMID: 23691000.

Open Science Collaboration. (2015). Estimating the reproducibility of psychological science. Science, 349, 6251, aac4716. doi: 10.1126/science.aac4716. PMID: 26315443.

Prinz, F., Schlange, T. & Asadullah, K. (2011, sep.). Believe it or not: how much can we rely on published data on potential drug targets?  Nature Reviews Drug Discovery 10, 712. doi:10.1038/nrd3439-c1.

Rosenthal, R. (1979, mayo). The file drawer problem and tolerance for null results. Psychological Bulletin, 86, 3, 638-641. doi:10.1037/0033-2909.86.3.638.

Vanpaemel, W., Vermorgen, M., Deriemaecker, L. & Storms, G. (2015). Are we wasting a good crisis? The availability of psychological research data after the storm. Collabra. 1, 1, Art. 3 doi:10.1525/collabra.13.

Wicherts, J. M., Borsboom, D., Kats, J. & Molenaar, D. (2006, oct.). The poor availability of psychological research data for reanalysis. American Psychologist, 61, 7, 726-728. doi:10.1037/0003-066X.61.7.726. PMID: 17032082.

El BTI y la nueva paranoia

sprayingEl gobernador, Alejandro García Padilla, rechazó la fumigación con naled, pero sí asintió y dio permiso al CDC a que fumigara con BTI. Esta es la estrategia que sugerimos en este blog y que también fue promovida por el oncólogo Fernando Cabanillas, M. D.

¿Qué es el BTI? Las iniciales representan el nombre científico de la bacteria  Bacillus thuringiensis israelensis. El Bacillus thuringiensis produce unos cristales tóxicos para los insectos conocidos como Bt. Las enormes ventajas de esta toxina son las siguientes:

  • Su nivel de toxicidad es muy bajo. El LD50 para las ratas es de 5,000 mg/kg, mientras que el del naled es de 281 mg/kg.
    .
  • No produce daños ecológicos significativos. Con excepción de ciertos insectos, el Bt no daña el medio ambiente.
    .
  • No mata a los insectos benignos. El Bt no tiene efecto alguno sobre las abejas, por ejemplo.
    .
  • Es tóxico en gran medida sola y exclusivamente a algunos de aquellos insectos que son dañinos para la agricultura y la salud humana.
    .
  • No es cancerígeno.
    .
  • No es corrosivo.
    .
  • Es de escasa toxicidad para los seres humanos y los animales, incluyendo a las mascotas, dado que nuestro sistema digestivo no tiene los receptores que funcionan para los insectos que se intoxican con este químico.
    .
  • Es ampliamente usado por la industria orgánica, lo que significaría que nuestros agricultores orgánicos no perderían la certificación “orgánico” de sus productos.

De hecho, gracias a todas estas ventajas, Monsanto, Syngenta y otras compañías, producen variantes transgénicas de maíz, soya y algodón Bt y que ha sido tan efectivas que han logrado reducir considerablemente la aplicación de insecticidas a los cultivos, ha mejorado la salud de los agricultores en general, ha aumentado considerablemente el ingreso de los agricultores a nivel mundial (ver también aquí) y ha removido cientos de miles de toneladas de bióxido de carbono del medio ambiente.

Dado que es uno de los más cercanos a un insecticida “ideal”, en la agricultura se usan para muchos de los cultivos las variantes transgénicas Bt o se utiliza la bacteria para la producción de Bt. El insecticida se utiliza para la industria orgánica y la convencional.

La ventaja del BTI es que añade como virtud el ser efectivo como larvicida. La Agencia de Protección Ambiental estadounidense (EPA) la recomienda como medida para la eliminación de larvas de mosquitos en aguas estancadas.

¿Hay alguna razón para oponerse a esto? Realmente no debería haber ninguna oposición a ello.

¡Pero no!

Ya están surgiendo voces en contra. Estas giran alrededor de dos argumentos:

  • Se debería impedir la fumigación a toda costa, ya que esto es un experimento del gobierno estadounidense. No creo que nadie sensato realmente le prestará crédito a este pobre argumento político como impedimento para resolver un problema de índole salubrista.
    .
  • Puede ser que el CDC diga que está fumigando con naled, aunque diga que lo esté haciendo con BTI. Hemos recalcado desde el principio que aun cuando se fumigue con naled, ha habido una enorme exageración en los medios en torno a los efectos de esta toxina. Aun si hubiera una “primera fumigación” con naled, su efecto no sería muy serio y cualquier científico en Puerto Rico que esté en contra de su uso (y créanme, hay muchísimos) podría detectarlo. Eso implicaría unas enormes demandas para el CDC y el gobierno federal. No creo plausible este escenario. No tengo problemas con la idea de algún equipo de científicos que cerciore que el CDC efectivamente asperjará el BTI (aunque creo que esto es, como dirían en inglés, un “overkill“).
    .

Gracias a que ahora se usará el BTI, los conspiranoicos ya están empezando a forjar leyendas urbanas al respecto. Aquí se ilustra un ejemplo de lo que ocurrió en Facebook:

intercambio_facebook

¡Hay gente en este mundo que definitivamente no tiene más nada qué hacer!

El asunto del zika es sumamente serio para que se trate de esta manera. Necesitamos mucha ayuda para intentar reducir las incidencias. Si esto no se hace, habrán muchos más casos del Síndrome Guillain-Barré y de microcefalia.

Nada más falta que digan que el BTI debería ser prohibido porque el Bt es usado por Monsanto. Que Monsanto está detrás de todo esto.

¡Vélenlo! Alguien lo va a plantear.

Razones detrás del vínculo del zika con la microcefalia

Infección con el virus del zika

Una infección del virus del zika como aparece bajo un microscopio electrónico. Foto cortesía del CDC de Estados Unidos.

Quisiera dedicarle un artículo de lleno al tema de cómo el zika puede ser la causa de la microcefalia y por qué la mayoría (tal vez el consenso, como declara la Organización Mundial de la Salud) se inclina a esta explicación más que a cualquier otra. Al final, pondré todas las referencias utilizadas para beneficio de todo aquel interesado en leerlas. Debido a un acuerdo de las editoriales de revistas académicas, gobiernos y organizaciones no gubernamentales (ONGs) en un momento de emergencia global de pandemia, todos estos artículos relacionados con el zika son de acceso gratis para el público en general.
.

1. La conexión zika y el síndrome Guillain-Barré

En la prensa, en los labios de ciertos políticos y de algunos profesionales de la salud, se ha querido reducir la importancia de la asociación causal entre el zika con el síndrome Guillain-Barré. Se repite mucho el alegato de que sí es posible que el virus cause dicha enfermedad, pero también es causada por otros patógenos. Esta causación puede cuestionarse más cuando se suele ver que aun en el caso del zika, el síndrome Guillain-Barré es sumamente raro. A veces se dice esto, como si no hubiera evidencia de que el virus causa el síndrome.  Si se repitiera ese argumento para cada virus vinculado al mismo síndrome, tendríamos como resultado que probablemente ninguno lo causa.

Antes de que en Brasil la microcefalia se asociara causalmente al fenómeno del zika, a este virus se le asoció fuertemente a la aparición del síndrome Guillain-Barré. Este no es un asunto trivial, ya que demuestra la primera parte del descubrimiento del efecto del zika en el sistema nervioso, específicamente su efecto neuronal. Se constató primero la existencia del zika desde los años 50, pero es durante la segunda década del siglo XXI que se han visto sus efectos más claramente.

En el año 2013, un grupo de científicos pertenecientes a diferentes organizaciones a nivel mundial, estudiaron la epidemia de zika ocurrida en el año 2013 de la Polinesia Francesa en el Pacífico (Cao-Lormeau et al., 2014). Allí surgieron cerca de 19,000 casos sospechosos de zika y que coincidió con un incremento anormal en incidencias del Síndrome Guillain-Barré. Durante los años 2013 y 2014, el número incrementó a 32,000 casos de zika y el equipo investigó si el número de víctimas del síndrome también había aumentado. El estudio fue controlado rigurosamente con pacientes que cayeron en el síndrome durante la epidemia y que no reportaron fiebre, y con pacientes infectados con zika, pero que no habían desarrollado el síndrome.   Encontraron 42 pacientes que reportaron síntomas de zika 6 días antes de desarrollar el síndrome y que 41 de ellos (el 98%) daban positivo a antígenos de zika, indicando que habían sido infectados. Los autores concluyeron que hay una fuerte relación causal entre el síndrome Guillain-Barré y el zika  (Cao-Lormeau et al., 2016).

Otros países víctimas de la pandemia han reportado también incremento anormal en el síndrome Guillain-Barré como afirma un informe de la OMS al respecto en febrero del 2016. Entre estos países se encuentran: Venezuela, la Polinesia Francesa, El Salvador, Martinica, Suriname, Colombia, Brasil y ¡¡¡PUERTO RICO!!! (WHO, 2016a, p. 8)  Esta alza de incidencias en el síndrome Guillain-Barré se ha podido demostrar una y otra vez en diferentes países del mundo.

Dado este cúmulo de evidencia, el consenso entre los científicos es que el zika  causa el síndrome Guillain-Barré. Todo esto indica que el zika estimula al sistema inmunológico para que ataque los nervios. También se ha podido demostrar en varios experimentos, que el virus del zika ataca células del cerebro y las destruye, provocando su reducción, particularmente si están en etapa de desarrollo (Rossi et al, 2016Tang et al., 2016, Wu et al., 2016) …

… lo que nos lleva a nuestro próximo tema.
.

2. Los casos de microcefalia

Bebê_com_microcefalia_01

La documentación de la microcefalia comienza en Brasil. Durante el incremento de la epidemia de zika, algunos médicos notaron un aumento inusual de casos de microcefalia. En Brasil, el promedio usual de incidencias de microcefalia era de 163 casos (WHO, 2016b, p. 6). Del año 2014 al 2015 cerca de 1.5 millones brasileños fueron infectados con zika y la cantidad de bebés con microcefalia brincó a unos 3,500 casos. Desde noviembre del año pasado, evidencia similar a esta le sugería al Centro de Prevención y Control de Enfermedades Europeo (EPCDC) un vínculo causal entre el virus del zika y la microcefalia.

NOTA: Recientemente, he notado uno que otro científico de prestigioso estatus (no lo digo sarcásticamente, de verdad es de muy buena reputación) en las redes citando como fuente información el portal Natural News y lo que escribe Mike Adams. El señor Adams se ha hecho famoso (por falsificar su historial) por no proveer suficiente información verificable sobre su pasado académico y sus credenciales, (por embustero) por tener una ligera tendencia a distorsionar, escoger y ajustar convenientemente los datos a sus tesis personales y (por infundirle irresponsablemente terror al público) por exagerar un poco en cuanto a la gravedad de ciertos asuntos relacionados con los alimentos y la medicina. Como muestra de la pobre labor del señor Adams (y de Natural News en general), lean este artículo y nótese que atribuye la asociación del zika a la microcefalia al CDC de Estados Unidos, no al EPCDC.  Realmente, le sugiero a los científicos puertorriqueños QUE SEAN CIENTÍFICOS, es decir, que no se dejen llevar demasiado por muchas de sus pasiones ideológicas, verifiquen la fiabilidad de sus fuentes y … ¡POR FAVOR! ¡tengan cuidado con lo que comparten en las redes sociales! (Para más información, lean este artículo.)

Volviendo al tema principal …

Algunos plantean que puede ser que en Brasil haya microcefalia debido al zika, pero ¿por qué no se ha manifestado en la Polinesia Francesa? No se haría tal pregunta si se hubiera prestado la debida atención al hecho de que  han habido casos de microcefalia en ese lugar. Allí, el promedio de casos de esa condición es de dos al año. El número de casos subió a ocho en el 2014 después de nueve meses de haberse desatado la epidemia del zika (WHO, 2016b, p. 6). En Brasil fue 1,113. En Colombia, del 4 de enero al 20 de marzo hubo cincuenta nacimientos de bebés con microcefalia, esto es proporcionalmente mayor al número de incidencias anuales: 140 al año, es decir, aproximadamente 12 al mes. Siete de estos bebés habían sido infectados con zika desde el vientre materno (WHO, 2016b, p. 8).

En cuanto a este último caso, la organización New England Complex Systems Institute (NECSI) ha cuestionado el vínculo entre el zika y la microcefalia, ya que en Colombia había cerca de 12,000 casos de mujeres embarazadas con zika, pero solo 7 casos de microcefalia. Esto contrasta con Brasil en donde el número de incidencias de microcefalia era mucho mayor (NECSI, 2016a). Se ha utilizado esta fuente en Puerto Rico para justificar la creencia de que la microcefalia no está vinculada al virus del zika. Sin embargo, esta actitud tiene varios problemas:

  1. Ignora que pocos días después, el NECSI se corrigió y notó un aumento de casos de microcefalia vinculados a zika en Colombia a 11.
    .
  2. Otro asunto importante es que la epidemia de zika tuvo su impacto significativo en febrero, así que habrá que esperar hasta noviembre de este año para confirmar la vinculación con zika.
    .
  3. También intentaba fundamentarse en varias declaraciones que supuestamente vinculaban la microcefalia con el pesticida piriproxifen: la declaración de Abrasco y la declaración de Médicos de Pueblos Fumigados. Como hemos señalado en otro artículo, ninguna de las dos organizaciones hizo tal vinculación. Abrasco explícitamente niega que su declaración implicara tal relación causal y condenó a los portales que utilizaran su declaración para sugerirla. Por otro lado, Médicos de Pueblos Fumigados malinterpretó la declaración de Abrasco y tuvo que admitir que no había hecho ningún estudio epidemiológico al respecto.
    .

Además de estos tres factores, hay uno adicional que no se ha tenido en consideración hasta recientemente. En primer lugar, recientemente (tan temprano como hace una o dos semanas) se ha dado a conocer el hecho de que el virus del zika utiliza los antígenos de aquellos que fueron infectados por el virus del dengue para infectar los macrófagos de nuestro sistema inmunológico y así reproducirse más (Dejnirattisai et al., 2016; para más detalles, vean nuestro artículo sobre el tema). Este estudio le fue seguido por otro que muestra que se ha visto que el virus del zika infecta a macrófagos en la placenta de las embarazadas (Quicke et al., 2016). Se sabe que previo al zika hubo una fuerte epidemia de dengue en Brasil (3.2 millones de personas) y esto podría explicar por qué el número de bebés con microcefalia es marcadamente alto.

Representación del cápside del virus del Zika

Representación del cápside del virus del Zika coloreada por cadenas. Imagen cortesía de Manuel Almagro Rivas. CC-BY-SA 4.0.

No podemos olvidar que han habido casos en que claramente se ha encontrado el virus en el fluido amniótico y en los fetos de embarazadas infectadas tras sus respectivas autopsias (Brasil Martines et al., 2016). En un caso específico, se encontró que un bebé abortado tenía todavía el virus del zika en su cerebro 32 semanas después de haberse recuperado su madre (Mlakar et al., 2016). Algo similar ocurrió en Puerto Rico, ya que se encontró el virus del zika en un bebé abortado. En otro caso, el de una mujer embarazada que había viajado a Guatemala, se le había hecho tres ultrasonidos sin que se le encontrara ninguna anormalidad. Sin embargo, no terminó naturalmente el embarazo y se encontró que su bebé tenía el cráneo más reducido y su cerebro infectado con el virus de zika (Driggers et al., 2016).

Si vemos los experimentos hechos con el virus del zika en células madre y en ratones, podemos llegar a la conclusión que el zika es para todos los efectos la mejor explicación para este fenómeno (Rossi et al, 2016, Tang et al., 2016, Wu et al., 2016).

No olvidemos también que el zika ya está fuertemente enlazado a otros problemas congénitos además de la microcefalia (Brasil et al., 2016).
.

Conclusión

Todo esto es solo una pequeña muestra del caudal de evidencia ya acumulada a favor del vínculo causal entre el virus del zika y otras dos enfermedades: el Síndrome Guillain-Barré y el fenómeno de la microcefalia en bebés recién nacidos. En la mente de la inmensa mayoría de los científicos que están estudiando el fenómeno, la relación muy fuerte entre estos factores casi se ha vuelto innegable.

Podría decirse que esto ya constituye el consenso de la comunidad científica al respecto. Siempre es posible que el consenso esté mal y que pueda corregirse en el futuro. Sin embargo, la evidencia es muy sólida. La razón de por qué casi nadie está explorando la posibilidad de la relación entre el piriproxifen y la microcefalia es que este pesticida ha sido muy estudiado por muchos años, se ha usado en diversas partes del mundo y no ha producido la clase de problemas que se han podido constatar con el virus del zika.

Cuando se informó por primera vez que el zika había llegado a Puerto Rico, hubo un escepticismo exacerbado, muy especialmente por parte de los analistas políticos (unos respetables, otros, no tanto), por ciertos “nutricionistas” que pululan por la radio, entre otros personajes de la farándula boricua. Es más, muchos comentaristas y líderes políticos pensaban que todo lo del zika era un fraude … hasta que les dio.  Desoyeron las advertencias de los científicos y se los “comió la bruja”. Ahora hay un tipo de negacionismo que pretende desvincular la relación entre la microcefalia y el zika.

Estoy a favor de un debate racional en torno a si se debe usar el naled o no para fumigar los mosquitos, pero (¡por lo más sagrado!), ¿podemos hacerlo sin negar la evidencia científica delante de nosotros?
.

Referencias

Bar-Yam, Y., Parens, R., Morales, A. J. & Nijhout, F. (2016, 27 de jun.). Is Zika the cause of Microcephaly? New England Complex Systems Institute.  http://necsi.edu/research/social/pandemics/statusreport2.

Brasil Martines, R., Bhatnagar, J.,  Keating, M. K. Silva-Flannery, L., Muehlenbachs, A., Gary, J., Goldsmith, C., Hale,  G., Ritter, J., Rollin, D., Shieh, W.-J., Luz, K. G., de Oliveira Ramos, M. A., Freire Davi, H. P., de Oliveria, W. K., Lanciotti, R., Lambert, A. & Zaki, S. (2016, feb.). Notes from the Field: Evidence of Zika Virus Infection in Brain and Placental Tissues from Two Congenitally Infected Newborns and Two Fetal Losses — Brazil, 2015. Morbid and Mortality Weekly Report,  65, 06, 159–160. doi:10.15585/mmwr.mm6506e1. PMID: 26890059.

Brasil, P., Pereira Jr., J. P., Raja Gabaglia, C., Damasceno, L., Wakimoto, M., Ribeiro Nogueira, R. M., Carvalho de Sequeira, P., Machado Siqueira, A., Abreu de Carvalho, L., Cotrim da Cunha, D., Calvet, G. A., Neves, E. S., Moreira, M. E., Rodrigues Baião, A. E., Nassar, P. R., de Carvalho, N., Janzen, C., Valderramos, S. G., Cherry, J. D., Bispo de Filippis, A. M. & Nielsen & Nielsen-Saines, K. (2016, 4 mar.). Zika Virus Infection in Pregnant Women in Rio de Janeiro — Preliminary Report. The New England Journal of Medicine. doi:10.1056/NEJMoa1602412. PMID: 26943629.

Calvet, G., Aguiar, R. S., Melo, A. S. O., Sampaio, S. A., de Filippis, I., Fabri, A., Araujo, E. S. M., de Sequeira, P. C., de Mendonça, M. C. L., de Oliveira, L., Tschoeke, D. A., Schrago, C. G., Thompson, F. L., Brasil, P., dos Santos, F. B., Nogueira, R. M. R., Tanuri, A. & de Filippis, A. M. B. Detection and sequencing of Zika virus from amniotic fluid of fetuses with microcephaly in Brazil: a case study. (2016, jun.). The Lancet, 16, 6, 653–660. doi: 10.1016/S1473-3099(16)00095-5. PMID: 26897108.

Cao-Lormeau, V.-M., Roche, C., Teissier, A., Robin, E., Berry, A. L., Mallet, H. P., Sall, A. S. &  Musso, D. (2014, jun.). Letter: Zika virus, French Polynesia, South Pacific, 2013. Emerging Infectious Diseases, 20, 6. doi:10.3201/eid2006.140138. PMID: 24856001.

Cao-Lormeau, V.-M., Blake, A., Mons, S., Lastère, S., Roche, C., Vanhomwegen, J., Dub, T., Baudouin, L., Teissier, A., Larre, P., Vial, A.-L., Decam, C., Choumet, V., Halstead, S. K., Willinson, H. J., Musset, L., Manuguerra, J.-C., Despres, P., Fournier, E., Mallet, H.-P., Musso, D., Fontanet, A., Neil, J. & Gawché, F. (2016, 6 abr.). Guillain-Barré Syndrome outbreak associated with Zika virus infection in French Polynesia: a case-control study. The Lancet387, 10027, 1531–1539. doi:10.1016/S0140-6736(16)00562-6. PMID: 26948433.

Dejnirattisai, W., Supasa, P., Wongwiwat, W., Rouvinski, A., Barba-Spaeth, G., Duangchinda, T., Sakuntabhai, A., Van-Mai, C.-L., Malasit, P., Rey, F. A., Mongkolsapaya, J. & Screaton, G. R. (2016, 23 jun.). Dengue virus sero-cross-reactivity drives antibody-dependent enhancement of infection with zika virus. Nature Immunology. doi:10.1038/ni.3515. PMID: 27339099.

Driggers, R. W.,  Ho, C.-Y., Korhonen, E. M., Kuivanen, S., Jääskeläinen, A. J., Smura, T., Rosenberg, A.,  Hill, D. A., DeBiasi, R. L., Vezina, G., Timofeev, J., Rodriguez, F. J., Levanov, L., Razak, J., Iyengar, P., Hennenfent, A., Kennedy, R., Lanciotti, R., du Plessis, A. & Vapalahti, O. (2016, 2 jun.). Zika Virus Infection with Prolonged Maternal Viremia and Fetal Brain Abnormalities. The New England Journal of Medicine, 374, 2142-2151. doi:10.1056/NEJMoa1601824. PMID: 27028667.

European Center for Disease Prevention and Control (ECDC). (2015, 24 nov.) Rapid Risk Assessment: Microcephaly in Brazil potentially linked to the Zika virus epidemic.  http://ecdc.europa.eu/en/publications/Publications/zika-microcephaly-Brazil-rapid-risk-assessment-Nov-2015.pdf

Friedrich, M. J. (2016, 19 abr.). Zika Can Cause Guillain-Barré Syndrome. The Journal of the American Medical Association315, 15, 1554. doi:10.1001/jama.2016.3397.

Lazear, H. M. & Diamond, M. S. (2016, 29 abr.). Zika Virus: New Clinical Syndromes and Its Emergence in the Western Hemisphere. Journal of Virology, 90, 10,  4864-4875. doi:10.1128/JVI.00252-16. PMID: 26962217.

Ministério da Saúde (Brazil). (2015, 13 ago.). Evento de saúde pública relacionado aos casos de Febre do Zika. http://portalsaude.saude.gov.br/index.php/o-ministerio/principal/secretarias/svs/noticias-svs/19139-evento-de-saude-publica-relacionado-aos-casos-de-febre-do-zika.

Mlakar, J., Korva, M., Tul, N., Popović, M., Poljšak-Prijatelj, M., Mraz, J., Kolenc, M., Resman Rus, K. , Vesnaver Vipotnik, T. , Fabjan Vodušek, V., Vizjak, A., Pižem, J., Petrovec, M. & Avšič Županc, T. Zika Virus Associated with Microcephaly. (2016, 10 mar.). The New England Journal of Medicine, 374, 951-958. doi:10.1056/NEJMoa1600651. PMID: 26862926.

New England Complex Systems Institute (NECSI). (2016a, 24 jun.). New doubts on Zika as cause of microcephaly. ScienceDaily. http://www.sciencedaily.com/releases/2016/06/160624150813.htm.

New England Complex Systems Institute. (2016b, 28 jun.). Five new confirmed microcephaly cases in Colombia may be harbingers of epidemic. ScienceDailyhttps://www.sciencedaily.com/releases/2016/06/160628093035.htm.

Petersen, L. R., Jamieson, D. J., Powers, A. M. & Honein, M. A. (2016, 21 abr.). Zika Virus. The New England Journal of Medicine, 374, 16, 1552-63. doi:10.1056/NEJMra1602113. PMID: 27028561.

Quicke, K. M., Bowen, J. R., Johnson, E. L., McDonald, C. E., Ma, H., O’Neal, J. T., Rajakumar, A., Wrammert, J., Rimawi, B. H., Pulendran, B., Schinazi, R. F., Chakraborty,R. & Suthar, M. S. (2016, 16 jul.). Zika Virus Infects Human Placental Macrophages. Cell Host & Microbe, 20, 1, 83-90. doi:10.1016/j.chom.2016.05.015. PMID: 27247001.

Rasmussen, S.A., Jamieson, D. J., Honein, M. A. & Petersen, L. R. (2016, 19 mayo). Zika Virus and Birth Defects — Reviewing the Evidence for Causality. The New England Journal of Medicine, 374, 1981-1987. doi:10.1056/NEJMsr1604338. PMID:  27074377.

Rossi, S. L., Tesh, R. B., Azar, S. R., Muruato, A. E., Hanley, K. A., Auguste, A. J., Langsjoen, R. M., Paessler, S., Vasilakis, N. & Weaver, S. C. (2016, 28 mar.). Characterization of a Novel Murine Model to Study Zika Virus. The American Journal of Tropical Medicine and Hygene, 94, 6, 1187-1188. doi:10.4269/ajtmh.16-0277. PMID: 27022155.

Tang, H., Hammack, C., Ogden, S. C., Wen, Z., Qian, X., Li, Y., Yao, B., Shin, J., Zhang, F., Lee, E. M., Christian, K. M., Didier, R. A., Jin, P., Song, H. & Ming, G.-l. (2016, 5 mayo). Zika Virus Infects Human Cortical Neural Progenitors and Attenuates Their Growth. Cell Stem Cell, 18, 5, 587–590. doi:10.1016/j.stem.2016.02.016. PMID: 26952870.

World Health Organization (WHO). (2016a, 26 feb.). Situation Report: Zika virus, microcephaly, and Guillain-Barré Syndrome.  http://i2.cdn.turner.com/cnn/2016/images/02/29/zikasitrep_26feb2016_eng.pdf.

World Health Organization (WHO). (2016b, 14 abr.). Situation Report: Zika virus, microcephaly, and Guillain-Barré Syndrome.  http://apps.who.int/iris/bitstream/10665/205189/1/zikasitrep_14Apr2016_eng.pdf?ua=1.

Wu, K.-Y., Zu, G.-L., Li, X.-F., Ye, Q., Deng, Y.-Q., Huang, X.-Y., Cao, W.-C., Qin, C. F. & Luo, Z.-G. (2016, 13 mayo). Vertical transmission of Zika virus targeting the radial glial cells affects cortex development of offspring mice. Cell Research, 26, 645–654. doi:10.1038/cr.2016.58. PMID: 27174054.

El naled y la EPA

EPA

La Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA)

Recientemente, debido al incremento de la tensión del país con el gobierno federal y el local, y las preocupaciones de los ciudadanos en torno a la fumigación del naled, la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA) dio a conocer una página de su portal que responde a algunas de las preguntas al respecto. La página en cuestión la pueden encontrar en esta dirección:

https://espanol.epa.gov/control-de-plagas/naled-para-el-control-del-mosquito

Nos llama la atención varios factores en torno al naled entre ellas notamos las siguientes:

  • Utiliza el término “ultra bajo volumen (UBV)”, por ello entiendo que se refiere a la dosis a aplicarse con naled (no mayor de una onza por acre).
    .
  • Podría afectar a personas sensibles a químicos en general, pero no debería ser un efecto adverso a la salud humana. Además, advierte que debería evitarse la exposición durante o inmediatamente después de la fumigación con naled.
    .
  • Menciona varios de los lugares en que se ha aplicado el naled, y dice que se ha utilizado en Puerto Rico en 1987. Lo que nos preguntamos es si la EPA tiene los estudios de los resultados de esa fumigación.
    .
  • Nos sorprende la información de que en febrero y marzo de este año se hicieron experimentos con naled en Puerto Rico y reportan éxito. Nos preguntamos si se piensa publicar los hallazgos al respecto antes de la fumigación.
    .
  • El naled podría afectar, pero no de manera significativa, la vida acuática y a las abejas melíferas.

Hay algunas preguntas técnicas planteadas por los puertorriqueños que la EPA no responde:

  1. ¿Qué pasaría con la presencia de diclorvos que sin duda aparecerían como producto de la degradación del naled? (Especulo que las cantidades serán muy pequeñas para que nos afecte significativamente o produzca cáncer. Sin embargo, debemos escuchar esta información también de las autoridades federales.)
    .
  2. ¿Qué diferencia esta fumigación con naled de otras que se han hecho en otros lugares? (Tengo la impresión que lo que la hace distinta es el uso de BTI como larvicida para que la baja de población de mosquito sea más duradera. Una vez más, necesitamos escuchar esta información de las autoridades.)
    .
  3. ¿Qué sucederá si el naled contamina los cultivos orgánicos? (Me imagino que si la dosis usada es muy baja y el naled se degrada rápidamente, no sería un efecto muy adverso para que legalmente dejen de clasificarse como orgánicos)

Por lo pronto, nos dice la EPA lo siguiente:

Las personas que tengan alguna inquietud en especial podrán optar por tomar algunas de estas medidas para ayudar a reducir la exposición aún más.  Las siguientes medidas pueden recomendarse para personas que son sensibles a los productos químicos y personas con problemas respiratorios preexistentes:

  • Permanezca en el interior con las ventanas cerradas y apague el aire acondicionado de ventana durante la fumigación.
  • Si se encuentra al aire libre durante los trabajos de fumigación y puede ver la pulverización, evite el contacto con la misma. Si no puede evitar el contacto, enjuague la piel y los ojos con agua.
  • Lave las frutas y los vegetales de su jardín antes de almacenarlos, cocinarlos o consumirlos.
  • Mientras se realiza la fumigación, cubra los elementos externos, tales como muebles y parrillas.  Mantenga a las mascotas, tales como platos de comida para mascotas y juguetes de niños, en el interior. Enjuague cualquier objeto que haya estado afuera al descubierto antes de utilizarlo.
  • Si piensa que tuvo una reacción al repelente de mosquitos, consulte con su médico o llame al centro de control de intoxicaciones al 1-800-222-1222.

El(Los) relato(s) del diluvio universal – 3

Las aguas menguando, pintura por Thomas Cole (1829)

Las aguas menguando, pintura por Thomas Cole (1829). Imagen cortesía del Smithsonian American Art Museum.

Artículos de esta serie: 1 y 2

En nuestros artículos hemos visto que en el libro del Génesis hay dos historias del diluvio mezcladas en un solo relato: la historia de un autor yahvista (J) y la otra de un autor sacerdotal (P). En la segunda parte de la serie presentamos solamente la versión J, en esta tercera hablaremos la narración de P.
.

El relato de P

Esta es la historia de Noé:

Noé fue el varón más justo y cabal de su tiempo. Noé andaba con Elohim. Noé engendró tres hijos: Sem Cam y Jafet.

La tierra estaba corrompida en la presencia de Elohim: la tierra se había llenado de violencias. Elohim miró a la tierra y vio que estaba viciada: todas las criaturas tenían una conducta viciosa sobre la tierra.

Dijo, pues, Elohim a Noé: “He decidido acabar con todo ser viviente, porque la tierra está llena de violencias por culpa de ellos. Por eso, he decidido exterminarlos de la tierra. Hazte un arca de maderas resinosas. La haces de cañizo y calafateas por dentro por dentro y por fuera con betún. Así es como la harás: su longitud será de trescientos codos; su anchura de cincuenta codos; y su altura, de treinta codos. Harás al arca una cubierta y a un codo la rematarás por encima: pondrás la puerta del arca en su costado, y harás un primer piso, un segundo y un tercero.

“Por mi parte, voy a traer el diluvio, las aguas sobre la tierra, para exterminar todo viviente que tiene hálito de vida bajo el cielo: todo cuanto existe en la tierra perecerá. Pero contigo estableceré mi alianza: Entrarás al arca junto con tus hijos, tu mujer y las mujeres de tus hijos. Meterás al arca una pareja de cada ser viviente para que sobrevivan contigo. Serán macho y hembra. De cada especie de aves, de cada especie de ganados y de cada especie de reptiles entrarán contigo sendas parejas para sobrevivir. Tú mismo procúrate toda suerte de víveres y hazte acopio para que os sirvan de comida a ti y a ellos.”  Así lo hizo Noé. Ejecutó todo lo que le había mandado Elohim.

De los animales puros, de los animales que no son puros, de las aves y de todo lo que repta, sendas parejas de cada especie entraron con Noé en el arca, machos y hembras, como había mandado Elohim a Noé.

El año seiscientos de la vida de Noé, el mes segundo, el día diecisiete del mes, se hendieron todas las fuentes de las profundidades, y las compuertas del cielo se abrieron.

Aquel mismo día entró Noé en el arca con sus hijos, Sem, Cam y Jafet, su mujer y las tres mujeres de sus hijos. Con ellos entraron los animales de cada especie, los ganados de cada especie, los reptiles de cada especie que reptan sobre la tierra y las aves de cada especie: toda clase de pájaros y seres alados. Entraron, pues, con Noé en el arca sendas parejas de todos los vivientes en los que hay aliento de vida. Y los que iban entrando eran macho y hembra de cada especie, como Elohim se lo había mandado.

Pereció todo ser viviente: lo que repta por la tierra, junto con aves, ganados, animales y todo lo que pulula sobre la tierra, así como toda la humanidad. Las aguas inundaron la tierra por espacio de ciento cincuenta días.

Se acordó Elohim de Noé y de todos los animales y ganados que estaban con él en el arca. Elohim hizo que un viento azotara la tierra, y las aguas decrecieron. Se cerraron las fuentes del abismo y las compuertas del cielo.

Al cabo de ciento ciento cincuenta días, las aguas habían menguado; y al día diecisiete del mes séptimo varó el arca sobre los montes de Ararat. Las aguas siguieron menguando paulatinamente hasta el mes décimo, y el día primero del décimo mes asomaron las cumbres de los montes.

Y [Noé] soltó un cuervo, que estuvo saliendo y volviendo hasta que se secaron las aguas sobre la tierra.

El año seiscientos uno de la vida de Noé, el día primereo del primer mes, se secaron las aguas de encima de la tierra. El día veintisiete del segundo mes quedó seca la tierra.

Habló entonces Elohim a Noé en estos términos: “Sal del arca con tu mujer y tus hijos y las mujeres de tus hijos. Saca contigo todos los animales de toda especie que te acompañan, aves, ganados y todos los reptiles que reptan sobre la tierra. Que pululen sobre la tierra y sean fecundos y se multipliquen sobre ella.” Salió, pues, Noé con sus hijos, su mujer y las mujeres de sus hijos. También salieron del arca, por familias, todos los animales, todos los ganados, todas las aves y todos los reptiles que reptan sobre la tierra.

Elohim bendijo a Noé y a sus hijos, y les dijo: “Sed fecundos, multiplicaos y llenad la tierra. Infundiréis temor y miedo a todos los animales de la tierra, a todas las aves del cielo, a todo lo que repta por el suelo y a todos los peces del mar. Todo lo que se mueve y tiene vida os servirá de alimento: todo os lo doy, lo mismo que os di la hierba verde. Solo dejaréis de comer la carne con su vida, es decir, con su sangre. Yo os prometo reclamar vuestra propia sangre; la reclamaré a todo animal y al hombre a todos y a cada uno reclamaré la vida humana.

Quien vertiere sangre de hombre,
por otro hombre será su sangre vertida,
porque a imagen de Elohim
hizo Él al hombre.

Vosotros, pues, sed fecundos y multiplicaos: extendeos por la tierra y dominad en ella.

Dijo Elohim a Noé y a sus hijos: “He pensado establecer contigo mi alianza con vosotros y con vuestra futura descendencia, y también con todo ser vivo que os acompaña: las aves, los ganados y todas las alimañas que hay con vosotros, con todo lo que ha salido del arca, todos los animales de la tierra. Establezco mi alianza con vosotros: nunca más volverá a seer aniquilada la vida por las aguas del diluvio, ni habrá más diluvio para destruir la tierra.”

Dijo Elohim: “Esta es la señal de la alianza que establezco para futuras generaciones entre yo y vosotros y todo ser vivo que os acompaña: Pongo mi arco en las nubes, que servirá de señal de la alianza entre yo y la tierra. Cuando yo anuble con nubes la tierra, entonces se verá el arco en las nubes y me acordaré de la alianza que media entre yo y vosotros y todo ser vivo. Ya no habrá más aguas diluviales que exterminen la vida. Pues en cuanto aparezca el arco en las nubes, yo lo veré y me acordaré de la alianza perpetua entre Elohim y todo ser vivo, toda la vida que existe sobre la tierra.”

Reiteró Elohim a Noé: “Esta es la señal de la alianza que he establecido entre yo y toda la vida que existe sobre la tierra.”

(Gén. 6:9-22; 7:8-9,11,13-16a,21,24; 8:1-2a,3b-5,7,13a,14-19;9:1-17).
.

Comentarios

Como sabe cualquier erudito especialista en la Biblia Hebrea, el estilo del autor P es muy árido y repetitivo, algo compensado frecuentemente con su obsesión con las medidas físicas y temporales y exponiendo ciertos objetos significativos con todo con lujo de detalles. Notemos que solo utiliza la palabra “Elohim” para referirse a Dios y que en ningún momento lo llama “Yahveh”, consistencia que mantendrá hasta Éx. 6:2-3, donde Dios le revela su nombre a Moisés. Además, también la mente del autor P se fija en detalles concernientes a “la alianza” de Yahveh con ciertos personajes históricos y hace que la normativa que sea consistente con los demás textos compuestos por él. Por ejemplo, aquí encontramos la llamada “Alianza de Noé“, es decir, la alianza que Yahveh hace con Noé de no destruir la tierra mediante un diluvio, mientras que el ser humano se compromete a cierta normativa, específicamente en relación con los alimentos:

“Todo lo que se mueve y tiene vida os servirá de alimento: todo os lo doy, lo mismo que os di la hierba verde. Solo dejaréis de comer la carne con su vida, es decir, con su sangre” (Gén. 9:4).

Cuando los gentiles se estaban convirtiendo al cristianismo en el siglo I  d.C. debido a la actividad de Bernabé y Pablo de Tarso, una de las solicitudes que se les hizo desde la iglesia de Jerusalén era que se siguiera la Alianza de Noé (Hch. 15:29), ya que era una exigencia de Yahveh a todos los seres humanos como descendientes de Noé, no solo a su pueblo escogido, Israel.

Otra cosa que podemos ver es que P hace una muy fuerte alusión a la cosmología de su tiempo. Utilicemos la ilustración que presentamos en el primer artículo de nuestra serie.

Cosmología de los antiguos israelitas.

Cosmología de los antiguos israelitas. (c) 2016. Pedro M. Rosario Barbosa. CC-BY-SA 4.0. Ver detalles al final del artículo.

Aquí utiliza dos aspectos importantes para dar cuenta del diluvio: el mismo Yahveh abrió y cerró las fuentes (manantiales) de la Tierra y las “compuertas” del cielo para la inundación. Esto es algo que no encontramos en el relato J, ya que este solo nos habla de la “lluvia” provocada por Yahveh.

También vemos unos interesantísimos paralelismos entre las dimensiones del arca dictadas por Yahveh y las que dio en torno al Tabernáculo (mishkán), una estructura que supuestamente era transportada por los antiguos hebreos durante su travesía por el desierto en su éxodo desde Egipto (Éx.25-27; El texto E le llamaba “Tienda de la Reunión” (‘ohel mo`ed) (Éx.33:7-10)). Parece que ambas instrucciones tienen en consideración las proporciones dimensionales de la una y la otra. También parece aludir bastante en el vocabulario al Arca de la Alianza. Este portal presenta estos paralelismos muy bien, aunque aclaro que no suscribo su interés apologético religioso. Estos paralelismos son muy importantes, no solo porque reflejan la consistencia narrativa del autor P, sino porque, como bien muestra Richard Elliott Friedman, el Tabernáculo está relacionado con la estructuración del primer Templo de Jerusalén, el construido por Salomón y del que el autor de P participaba como parte del liderato sacerdotal de ese entonces.

Sabemos que P propuso su historia como una alternativa al relato J debido a que no estaba conforme religiosamente con el conjunto tradicional JED (el texto con el que contaba en el siglo VII y VI a.C.). Su versión intenta corregir deficiencias de la narración J: por ejemplo, intenta corregir el número de animales que entraron al arca. Si fuera el caso que Noé salvó solo a los animales que iba a sacrificar o devorar más tarde, no se comprendería la preservación de todos los animales que existen hoy día. La solución de P era la de salvar a una pareja de cada especie de animal en la Tierra. Nótese también que en J, solo la humanidad era perversa. Sin embargo, para P, no solo la humanidad sino todas las criaturas eran perversas. Esto explica la necesidad de exterminarlas.

Una vez más, el estudio de estos relatos son una ventana para que la luz del análisis racional de estos textos nos lleven a comprender la mentalidad de las castas sacerdotales del pasado. Además, muestran la ahistoricidad de ambos relatos y la falacia de pensar que este evento haya ocurrido como acontecimiento histórico como quiere insistir Ken Ham con su réplica del arca de Noé.

Espero que hayan disfrutado esta breve travesía al pasado mediooriental.
.

Bibliografía

Arens, Eduardo. La Biblia sin mitos: Una introducción crítica. Lima, Perú: Asociación Hijas de San Pablo / Centro de Estudios y Publicaciones, 2014.

Biblia de Jerusalén. Bilbao, España: Desclée de Brower, 2009.

Friedman, Richard Elliott. Who Wrote the Bible? US: HarperOne, 1997.

El(Los) relato(s) del diluvio universal – 2

Los animales entrando al arca.

Cuadro de Leandro Bassano. Los animales entrando al arca.

Vamos ahora a ver cuál es el relato del diluvio universal como lo presenta la tradición yahvista (J) (utilizo la traducción de la Biblia de Jerusalén del 2009). Tengamos en cuenta que el texto J fue editado por un autor afín a la tradición sacerdotal (P), por lo que aparecen algunos vacíos de información en el relato.
.

El relato de J

Cuando la humanidad comenzó a multiplicarse sobre la faz de la tierra y les nacieron hijas, vieron a los hijos de Dios que las hijas de los hombres eran atractivas, y tomaron por mujeres a las que prefirieron de entre todas ellas. Entonces dijo Yahveh: “No permanecerá para siempre mi espíritu en el hombre, porque no es más que carne, que sus días sean ciento veinte años.” Los nefilim aparecieron en la tierra por aquel entonces (y también después), cuando los hijos de Dios se unieron a las hijas de los hombres y estas les dieron hijos: estos fueron los héroes de la antigüedad, hombres famosos.

Viendo Yahveh que la maldad del hombre cundía en la tierra y que todos los proyectos de su mente eran puro mal de continuo, le pesó a Yahveh de haber creado al hombre en la tierra, y se indignó en su corazón. Así pues, dijo Yahveh: “Voy a exterminar de sobre la faz del suelo al hombre que he creado —desde el hombre hasta los ganados, los reptiles, y hasta las aves del cielo—, porque me pesa haberlos hecho.” Pero Noé halló gracia ante los ojos de Yahveh.

[Se omite la narración de las órdenes de Yahveh para la creación del arca y el proceso de fabricación del arca.]

Yahveh dijo a Noé: “Entra en el arca con toda tu familia, porque tú eres el único justo que he visto en esta generación. De todos los animales puros tomarás para ti siete parejas, macho y hembra, y de todos los animales que no son puros, una pareja, macho y hembra. Asimismo de las aves del cielo, siete parejas, machos y hembras para que sobreviva su casta sobre la faz de toda la tierra. Porque dentro de siete días haré llover sobre la tierra durante cuarenta días y cuarenta noches, y exterminaré de sobre la faz del suelo todos los seres que hice.” Noé ejecutó todo lo que le había mandado Yahveh.

Noé entró al arca, y con él sus hijos, su mujer y las mujeres de sus hjos, para salvarse de las aguas del diluvio. A la semana, las aguas del diluvio se precipitaron sobre la tierra y estuvo descargando la lluvia sobre la tierra cuarenta días y cuarenta noches. Yahveh cerró la puerta detrás de Noé.  El diluvio descargó sobre la tierra durante cuarenta días. Crecieron las aguas y levantaron el arca, que se alzó de encima de la tierra. Las aguas arreciaron y crecieron mucho sobre la tierra, mientras el arca flotaba sobre la superficie de las aguas. Las aguas arreciaron muchísimo sobre la tierra, hasta el punto que los montes más altos que hay debajo del cielo quedaron cubiertos. El nivel de las aguas sobrepasó quince codos, quedando cubieros los montes. Todo cuanto respira hálito vital, todo cuanto existe en tierra firme murió. Yahveh exterminó todo ser que había sobre la faz del suelo, desde el hombre hasta los ganados, incluidos los reptiles y las aves del cielo: todos fueron exterminados de la tierra. Solo quedaron Noé y los que con él estaban en el arca.

Y cesó la lluvia del cielo. Poco a poco retrocedieron las aguas de sobre la tierra. Al cabo de cuarenta días, abrió Noé la ventana que había hecho en el arca y soltó a la paloma, para ver si habían menguado las aguas de la superficie terrestre. La paloma, no hallando donde posar el pie, tornó donde él, al arca, porque aún había agua sobre la superficie de la tierra. Así que alargó su mano, la tomó y la metió consigo en el arca. Esperó otros siete días y volvió a soltar la paloma fuera del arca. la paloma regresó al atardecer trayendo en el pico un ramo verde de olivo, por donde conoció Noé que había menguado las aguas de encima de la tierra. Aún esperó otros siete días y volvió a soltar la paloma, que ya no regresó donde él. Se secaron las aguas de encima de la tierra.

[Omisión del relato del desembarco de Noé, su familia y los animales]

Noé construyó un altar a Yahveh, tomó de todos los animales puros y de todas las aves puras y ofreció holocaustos en el altar. Al aspirar Yahveh el calmante aroma, dijo para sí: “Nunca más volveré a maldecir el suelo por causa del hombre, porque las trazas del corazón humano son malas desde su niñez, ni volveré a destruir a los seres vivientes, como he hecho.

“Mientras dure la tierra,
sementera y siega,
frío y calor,
verano e invierno,
día y noche
no cesarán.”

(Gén. 6:1-8; 7:1-5,7,10,12,16b-20,22-23; 8:2b-3a,6,8-12,13b,20-22)
.

Discusión

Este es el texto más temprano que tenemos en torno al diluvio y vemos muchas ideas muy afines a las diversas mitologías del Mediterráneo. Por ejemplo, los “hijos de Dios” o las divinidades supramundanas se involucraron sexualmente con mujeres terrestres, generando los “nefilim” (probablemente traducidos como “gigantes”) famosos héroes de la antigüedad. Para aquellos instruidos en literatura griega y romana antigua, esto les recordará a la manera en que Zeus y otros dioses sostenían actos sexuales con mujeres humanas y ellas daban a luz a héroes: Hércules es un ejemplo de ello.

Este es el relato más corto y cambia un poco el giro que se solía tener en torno a historias similares en el Medio Oriente. En el poema mesopotámico, La épica de Gilgamesh (2100 a.C.), los dioses no destruyen a la humanidad por razones relacionadas con el comportamiento moral de los seres humanos. Al contrario, de lo que se quejaban los dioses era de que estas “nuevas criaturas” prácticamente hacían demasiado ruido. Lo que sí es una característica muy distintiva del autor J y que parece haber sido novel en el Antiguo Medio Oriente es la idea de que Yahveh destruyó a la humanidad debido a la maldad humana, mientras que salvó a los justos de dicha aniquilación. Algo semejante ocurre en el relato J de Sodoma y Gomorra: se destruye a Sodoma mientras que los ángeles de Yahveh salvan a Lot y su familia.

Lo que resulta curioso del relato es que, de acuerdo con J, Dios aniquiló a todos los seres vivos de la tierra, excepto los del arca. Sin embargo, como hemos visto, el número de animales que sobrevivió fue bastante limitado. ¿Qué hizo Noé después de desembarcar del arca? Sacrificar a animales de todos los puros que trajo consigo en el arca. ¿Cómo sobrevivieron entonces? ¿Cómo se da cuenta de la supervivencia de los demás animales a partir de unos poquitos?

No obstante estas preguntas, el relato permite asomarnos a la mentalidad de los israelitas antiguos en particular en relación con la mitología que se desarrollaba a su alrededor.

¿Cómo compara esto con el relato P? Veremos en nuestro próximo artículo.